Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 15- 7- 87 CIENCIA Y FUTURO ABC 57 r subsuelo dela Tierra con mayor porvenir. Es muy abundante en todas partes y de él se podrán obtener hierro, calcio, magnesio, aluminio y otros elementos, con la ventaja de que su industrialización apenas deja residuos. Es una roca eruptiva de color oscuro, muy dura y pesada, y la más abundante en la Naturaleza entre las rocas formadas por lava endurecida. En su composición entra el hierro en gran cantidad y se encuentran además pirosenos y feldespatos, teniendo en las oquedades de su constitución porosa (formada por las burbujas de aire contenidas en la lava) en muchas ocasiones, otros minerales como la calcita, el cuarzo y la ceolita (silicato) en el denominado basalto amigdaloide. jtemas de extracción permitirán una minería sin mineros Procesos automáticos El perfeccionamiento de los sistemas de obtención de minerales contenidos en las rocas va a permitir el siglo próximo ampliar la explotación de recursos que en el actualidad resultan poco rentables debido a su poca eficiencia y de ese modo se incrementarán notablemente las prospecciones, cada vez más profundas. Los procesos serán casi totalmente automáticos y previamente a llevarlos a cabo habrá que estudiar concienzudamente la orografía subterránea para evitar romper el equilibrio de presiones en ese nuevo mundo, capaz de desatar, en pocos instantes, fenomenales fuerzas que aún el hombre tardará varios siglos en dominar totalmente para ponerlas a su servicio. Como en cada nueva aventura de la Humanidad, también habrá pioneros que se aventuren en las entradas de la tierra y algunos estudiosos del futuro creen que el mítico viaje de Julio Verne al centro de la Tierra podría realizarse alrededor del año 2010, pero para poder realizarlo el nivel de conocimientos científicos sobre las capas profundas de la corteza terrestre tendrá que incrementarse extraordinariamente, impulsado por la avidez de recursos naturales provocada por la desaparición de las últimas reservas en ta zona superficial. Paralelamente a este desarrollo científico tendrá que producirse otro tecnológico que sea capaz de diseñar nuevos materiales resistentes a las altas temperaturas y presiones subterráneas, que constituirán estructuras autónomas de exploración, investigación y explotación del subsuelo. J. L. JURADO- CENTURIÓN dades de gases y vapores recalentados. Las centrales geotérmicas del siglo XXI no tendrán líneas férreas, ni diques, ni embalses, como las centrales termoeléctricas e hidroeléctricas actuales, y se compondrán de varias torres de sondeo con trépanos de alta frecuencia y una serie de tubos que se hunden en la tierra hasta 15 ó 20.000 metros, por los que suben los gases y vapores hasta los separadores. En éstos se diferencian los vapores de elementos raros de las mezclas nocivas y del vapor de agua. Así, la central también funciona como fábrica de producción de helio, hidrógeno, magnesio, calcio, azufre, etcétera, que se comprimen en enormes condensadores para enfriarlos y moldearlos. El calor desprendido es aprovechado para calentar baterías de transistores (termoelementos transistorizados) que, junto a electrogeneradores mecánicos como los actuales (turbinas de gas y de vapor) producen energía eléctrica. Unidos de Norteamérica, pero se calcula que a comienzos del siglo XXI será desplazado por Japón, Indonesia, Filipinas y Taiwan. A pesar de que su crecimiento ha sido relativamente rápido, condicionantes del medio ambiente, problemas financieros y las dificultades en el mantenimiento de la presión en las reservas de, algunas áreas han frenado momentáneamente la expansión de la energía geotérmica, uno de los mayores recursos energéticos del futuro. Para el año 2.000 se calcula que la energía procedente de esta fuente supondrá ya un total de veinte millones de toneladas de equivalentes de petróleo. Las perspectivas para el año 2.000 sobre el potencial de las tecnologías de energías nuevas y renovables, según los estudios realizados por la World Energy Outlook, de la Agencia Internacional de la Energía, dan unas cifras comprendidas entre los 25 y 50 millones de toneladas de equivalentes de petróleo para la energía producida por las arenas bituminosas, crudos pesados, esquistos de petróleo, carbón gasificado y carbón licuado; de 30 millones para la combustión de carbón y de 250 millones para la recuperación del petróleo enriquecido. Otro importante recurso energético, el gas natural, va a ver también notablemente incrementada su importancia, pasando su producción en el mundo occidental de 34,6 billones de pies cúbicos, en 1984, a 50,3 en el año 2.000. Muchas de estas cifras se alterarán notablemente con el comienzo de la explotación de otros minerales en el futuro, como es el caso del basalto, uno de ios considerados Energía geotérmica Aunque es un recurso natural y muy amplio, la energía geotérmica solamente tiene en la actualidad un valor porcentual muy bajo dentro dé las energías primarias, con menos de 4 GWe de producción eléctrica. En estos momentos, el principal productor mundial son los Estados o Gigantestos topos perforarán las entrañas de la Tierra mediante ultrasonidos o haces dirigidos de alta frecuencia que desintegrarán las rocas 9 Al acercarse a los 30 kilómetros de profundidad, el hombre estará en condiciones de aprovechar plenamente la formidable energía geotérmica