Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Harrison Ford descansa en Carmen Rossi y la margarita Ibiza del rodaje con Polanski del verano mallorquín Ibiza. Cecilia Galbis Un jeep Ligero de color blanco y algo destartalado, matrícula de Palma de Mallorca 0329- Z, avanza por la noche casi sin hacer ruido. Como es descapotable, la brisa despeina suavemente al conductor y a sus dos acompañantes. Un stop, parada, primera y a seguir. Todo muy corriente, salvo que el chófer es Harrison Ford. Podría ser un turista más que viene desde Francia en un descanso de su trabajo, aprovechando el punto que brinda la festividad del 14 de julio. Precisamente éste es el motivo que le ha traído hasta Ibiza, pero la gran diferencia con el resto de las aves migratorias que pasan por estas islas es que Harrison Ford es actor, y famoso. La transcripción al castellano de lo que cuenta, en inglés pausado y con una voz muy bonita, podría ser así: Estoy rodando en París una película dirigida por Polanski, en la que interpreto un papel completamente diferente a todos los que he hecho hasta ahora. ¿Acción? por supuesto, tiene mucha acción. Hemos venido a Ibiza, con Román, sólo para pasar unos días. Estoy en su casa con mi mujer y mi hijo Malcom, que tiene tres meses. Afortunadamente su físico, que adorna con unas gafas de miope redondas y de concha y un andar felino, tiene ahora más que ver con el que lucía cuando buscaba el arca perdida que el que exhibió en la cálida costa mosquitera, en un filme, por cierto, bastante flojo. La diferencia entre el aspecto de una y otra película es como de la noche al día; vamos, como si en la primera hubiera estado tres meses de vacaciones en Cancún, haciendo pesas y con la única preocupación de mirar si en el cielo hay nubes o comprobar si la pina colada está bien fría, y en la última apareciera después de trabajar dos años como taquillera de Metro con jornada prolongada y con la afición de coleccionar mariposas. Con camiseta negra, chaqueta negra, pantalón negro, zapatos negros y sonrisa blanca, para que no pareciera que iba a enterrar a un año en vez de dar la bienvenida a otro, Harrison cele bró en Ibiza su cuarenta y cinco aniversario. Primero, día en Formentera, con paseo en barca y comida incluidos, acompañado de su reducida familia: su esposa, que esuna rubia tight -pálida, delgada, sonriente y sosa- y su hijo, Malcom Ford I. Después, cena con los amigos en casa de Román, quien por cierto esa noche pretendía ir de jefe de la banda Sólo le superó en divismo y en quererse subir a la parra- pobrecito, él que es tan bajito- su gemelo, J. -C. F. A los dos, por lo visto, estar cerca de un famoso les proporciona aires trasnochados de Primma Donna Así, por ejemplo, Polanski echó de su casa a un fotógrafo con cajas destempladas. Y luego comenzó a gritar cuando los flashes apuntaban a su primer actor embobado con los fuegos artificiales que le habían preparado los dueños de Ku, con el típico Happy birthay, Harrison incluido. La esposa de Harrison Ford se retira pronto esa noche. El actor, acostumbrado a desafiar los peligros de junglas imaginarias, se mueve con soltura por la discoteca. Sigue la línea que le marcan sus amigos, y baila con lento movimiento de caderas. Palma de Mallorca. Santiago Castelo Por estos pagos veraniegos nos desayunamos cada día o cenamos cada noche con un rumor distinto. A los que les apuntaba ayer- y no eran pocos- hoy viene a sumarse otra perla: Carmen Rossi veraneará en Mallorca. Eso es lo que se comenta en las tertulias y mentideros. Que sea verdad es algo muy distinto. Y es que Carmen MartínezBordiú Franco, antes duquesa de Cádiz, ahora señora de Rossi y siempre nieta del generalísimo, despierta en los últimos tiempos unas admiraciones y unos fervores sencillamente asombrosos. No hay más que ver el éxito que ha tenido la entrega de los premios de la Asociación Española de Lucha contra la Poliomielitis, que preside su tía Isabel de Cubas, la infatigable y luchadora condesa de Morata. Carmen Rossi fue la estrella de la noche, por más que allí estuviera hasta la insustituible Isabel Preysler. Acaparó la atención de todos y hundió en la miseria al mismísimo David Hasselhoff. Pues bien, ahora en Mallorca se dice que viene. Y hasta se habla de su lugar de residencia: la Costa de la Calma. Me contaba ayer Pedro Prieto que incluso ya han llegado unos paparazzis a fotografiar en exclusiva la que creen que será su vivienda. O sea, que de verdad no hay nada, Carmen Rossi pero de expectación hay exceso. Claro que a lo mejor se ha hecho. caso de su madre, la duquesa de Franco, que suele gustar de pasar unos días en estos parajes. Los marqueses de Villaverde conocen bien la zona de Son Servera, donde en más de una ocasión han veraneado en la finca La Torre Ciega de Maritín Cencillo y Bartolomé March. Pero de todo ello iremos informando... Viajo con Agustín Pinillos hasta Sa Coma. Allí, en el hotel Royal Mediterráneo, pasa unos días de descanso el director general de Mundicolor, Julio González Soria, con su mujer, María Teresa, y su hijo, Javier. Se encuentra satisfecho González Soria. Su tour operador tiene una dimensión comparable a los más importantes de Europa. Hemos satisfecho- me dice- la aspiración lógica dé los españoles de poder viajar a precios competitivos, como lo hacían el resto de los europeos, con una magnífica oferta de programas tanto de turismo interior como de viajes a Estados Unidos, América Central o Extremo Oriente. Almorzamos en el Club Náutico de Porto Cristo. Julio González Soria subraya cómo Mundicolor ha orientado su política de fabricación y comercialización a poder ofrecer no sólo ese móvil de precios asequible al mayor segmento posible de la pirámide de mercado, sino también a asegurar una relación precio- calidad y que el cliente no se sienta en ningún momento pastoreado Los vecinos de Manises retiran la muestra erótica al aire libre Gandía. Sebastián Basco La Generalidad valenciana ha estado a punto de marcarle un gol por toda la escuadra al Ayuntamiento de Manises. Sólo las quejas de los vecinos consiguieron evitar el lanzamiento de penalty, trasladando el espectáculo sexy que pensaba ofrecerse al aire libre. Balada de la dependencia hora el audiovisual hasta el sexual que no es otro su nomclaustro universitario. bre, es el espectáculo audioviEl pase de las diapositivas, sual presentado por la fotógrafo unas setecientas, se realizó finalnorteamericana Nan Goldin, de mente con gran asistencia de treinta y cuatro años, que goza público. Escenas de violencia de un cierto prestigio en su prosexual, seducción epatante, intifesión y viene de exponer sus midades varias y erotismo al obras en diversos certámenes dente se sucedían cada cuatro europeos. Su contratación para segundos, hilvanadas por fondos esta feria valenciana fue directamusicales que fueron del clásico mente gestionada por la Conse- al pop desde María Callas a jería de Cultura, bajo cuyo patroLos Beatles. Quince años de cinio se ha realizado la exhibitrabajo le ha llevado a Nan Golción. Las protestas suscitadas din la cuestión del sexo. El resulentre ios vecinos, algunas orgatado, que trata de poner al desnizaciones cívicas y varios particubierto tabúes y represiones, es dos hizo recapacitar a Enrique más digno de psicología social o Real, concejal de ferias y fiestas, antropología de las costumbres que acordó trasladar a última que de una fiesta popular.