Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 28 TRIBUNA ABIERTA MIÉRCOLES 15- 7- 87 A historia de la libertad de expresión está íntimamente relacionada con la historia de los dictadores y con la historia de la libertad en general. Doquiera que una dictadura ha nacido, allí mismo la libertad de expresión comienza a morir. Y con ella desaparecen todas las demás libertades, porque la libertad de expresión se mata, precisamente, para que no se conozca la gradual o súbita muerte de las demás libertades. Cuando el Frente Sandinista se instauró en el poder, tras una revolución victoriosa contra la dictadura dinástica de la familia Somoza, pensé que eran sinceros cuando decían que respetarían la libertad de Prensa, que es la forma más plausible de la existencia de la libertad de expresión. No pasaron más que unos pocos meses para que, en los albores de la revolución, mis primeros artículos chocaran con una crítica virulenta por parte de los dirigentes de la revolución, que me catalogaron desde un joven inmaduro que no se ha dado cuenta que aquí hay una revolución y pretende el regreso al pasado hasta somocista y contrarrevolucionario Yo había comenzado a escribir en tiempos de censura, durante la última etapa de censura somocista, que duró desde mediados de 1975 a fines de 1977. Era un estudiante, hijo de un periodista muy respetado, que en esa época no escribía en protesta por la censura, dedicándose a escribir novelas y a la acción política. Mi primer artículo, que criticaba el desastre de la compañía de energía eléctrica de Nicaragua ENALUF, regresó de la oficina de censura con varios tachones y una palabra grande escrita con un plumón rojo que simplemente decía NO L LIBERTAD, DEMOCRACIA Y PAZ Fue mi primera incursión en el periodismo de opinión, que es el que expresa ideas y no la simple relación de los hechos noticiosos. Pero a fines de 1977, Somoza levantó la censura y permitió la reaparición de los noticieros de radio que había clausurado. Fue como la explosión de un volcán. Todo aquello que no se conoció por la censura, afloró de pronto en unos cuantos meses. Paradójicamente, la libertad de expresión que Somoza había suprimido, fue la que lo llevó al despeñadero. No fue sino hasta junio de 1979, cuando la insurrección ya había alcanzado un momentum arrollador, que Somoza volvió a instaurar ia censura y a cerrar los radioperiódicos. Para entonces, era muy tarde. El asesinato de mi padre, Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, ocurrido el 10 de enero de 1978, había encendido una hoguera que, alimentada por un clima de libertad de expresión que existía en ese momento, despertó las conciencias y caldeó los ánimos del pueblo nicaragüense. Los sandinistas se aprovecharon de la oportunidad al máximo y se convirtieron en los defensores de las libertades del pueblo, en un momento en que Somoza era presionado a mantener y ampliar la libertad de Prensa existente por la política de derechos humanos que vigorosamente impulsaba el presidente Cárter. Poco después del triunfo que se ha convertido en una verdadera derrota para las an- te, nadie estaría dispuesto a levantarse en armas contra la tiranía sandinista. Por Pedro Joaquín CHAMORRO BARRIOS La supresión de las Ex director de La Prensa Miembro de la Resistencia nicaragüense libertades en Nicaragua sias de libertad del pueblo nicaragüense, seha traído como consecuencia el peor desaspultadas ahora por ocho años de dictadura tre económico que ha conocido la historia de comunista, aquella libertad por la que se hanuestro país. Para mantenerse en el poder bía luchado, y que parecía estar tan cerca, se frente a una insurgencia masiva, la tiranía fue disipando poco a poco. sandinista ha necesitado recurrir al reclutamiento forzado de nuestra juventud, la fuerza Primero fueron excusas retóricas, aparenteeconómicamente activa. La guerra civil le ha mente justificadas: la revolución es como un cercenado al país de su potencial de desarroniño que está en pañales, no se puede perllo económico. Por un lado, el sistema repremitir la libertad como si estuviéramos en una sivo no fomenta la creatividad del ser humademocracia ya madura dejemos que el niño no; el régimen de controles impuesto a la pocrezca un par de años y luego habrá una pleblación campesina del país desincentiva la na libertad. El niño creció rápidamente, y producción. Por otra parte, el Estado, en su cuando fue evidente que se trataba de un afán de acaparar los bienes productivos, ha monstruo, muchos que le habían dado dos años de gracia, comenzaron a pasarle la destruido o deteriorado sensiblemente el rendimiento de la base productiva agrícola e incuenta: unos con la crítica y la acción polítidustrial del país. ca, otros con las armas en la mano. Entonces vino la otra excusa: había que suprimir más Y como si fuera poco, la mano de obra prola libertad. Ahora el niño estaba grandecito, ductiva ha sido reclutada a punta de bayoneya sabía menejar helicópteros Mi- 24, tanques ta para el gigantesco esfuerzo bélico de la tiT- 55 y aviones Migs- 23; tenía miles de fusiles ranía. Los estudiantes tienen ya varios años Ak- 47 y su ejército de soldaditos de plástico de no estudiar: o están cortando café y algoera más grande que el de todos sus vecinos dón- requisito indispensable para pasar el combinados. Pero el niño tenía enemigos, hagrado- o están en labores políticas, o se enbía que suprimir la libertad para que el niño cuentran ya con el uniforme verde olivo; unos siguiera creciendo y cuando ya no hubieran reclutados a la fuerza por la tiranía sandinisenemigos ni hombres pensantes que se rebeta, otros con el fusil en la mano al lado del laran, el niño demostraría al mundo que no pueblo, luchando por una libertad que todavía era un monstruo, sino un verdadero demóestá por venir en un país que lleva ya cincrata. cuenta y un años de dictadura. Esa es la excusa que venimos escuchando Los tanques y helicópteros en las montalos nicaragüenses y la comunidad internacio- ñas, la pluma fulminante del censor en la ciunal desde marzo de 1982, cuando el Frente dad, las cárceles llenas en los sótanos de la Sandinista decretó el Estado de emergencia ciudad, entierran a diario en Nicaragua la paen Nicaragua, suprimiendo veintidós radiopelabra libertad. Pasa el tiempo y la dictadura riódicos independientes que habían logrado envejece, mientras el pueblo sufre la tragedia sobrevivir a la fecha, e instaurando el más de la guerra y la más aguda miseria. Ocho brutal y prolongado régimen de censura pre- años parecen ser ochenta para los miles de via que haya padecido país alguno en Améri- nicaragüenses, dentro y fuera de su patria, ca. Un período de censura que se prolongó que sueñan todavía con la palabra libertad; hasta que no hubo medio que censurar, pues que añoran poder decir un día lo que pienel único medio independiente que existía san; que añoran poder decidir un día su futu- La Prensa fue clausurado el 26 de juro en la urna electoral. nio de 1986, tras cuatro años y cuatro meses Para los sandinistas, que desde la clandesde censura. tinidad aprendieron que donde comienza la liParadójicamente, La Prensa -como sue- bertad termina ta tiranía, ocho años son sufile suceder en las dictaduras de corte totalita- cientes, pues ellos no conocen otra forma de riono fue cerrada por lo que publicaba, gobernar que utilizando la vieja fórmula de topues ello era diariamente escudriñado por un dos los dictadores: suprimiendo las libertacensor, que tras destazar el contenido del des. periódico y dejarlo absolutamente inocuo, Pero el pueblo nicaragüense no ha dejado aprobaba lo que quedaba, que nosotros lla- de pensar. A falta de una radio, una plaza mábamos material de relleno pública, una escuela donde expresarse con li La Prensa fue cerrada por una acción de bertad, no ha tenido más remedio que recurrir un Congreso de un pueblo democrático, que a la lucha armada, para llevar a cabo la revoacordó apoyar a la Resistencia nicaragüense lución democrática que le fue prometida. en su esfuerzo por traer la democratización a Y ahora que todo el mundo enfoca su atenNicaragua y las libertades que han sido con- ción en la crisis centroamericana que tiene culcadas por la tiranía sandinista. Para probar su epicentro en Nicaragua, cuando abundan que los sandinistas son demócratas, hay to- los pronunciamientos por ia paz de todas las davía algunos ilusos que compran su argu- naciones, desde los Estados Unidos hasta la mento de que primero deben suprimir todas Unión Soviética, pasando por Contadora, su las libertades para poder erradicar a la Resis- Grupo de apoyo y Plan de paz del presidente tencia. No se percatan de que la Resistencia Osear Arias, vale la pena que el mundo enteexiste porque los sandinistas traicionaron la ro sepa que el pueblo nicaragüense también revolución y conculcaron las libertades. Si el quiere la paz, que es amante de una paz que nicaragüense tuviera libertad de Prensa, liber- vive a diario en sus sueños. El nicaragüense tades políticas, de culto, libertad de Empresa, lucha porque quiere la paz, pero no a costa libertad de elegir a sus gobernantes, no exis- de su libertad... y ocho años de tiranía aún tiría el germen de la rebelión; por consiguien- no son suficientes para doblegar su espíritu.