Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 15- 7- 87 OPINIÓN ZIGZAG ABC 17 Cuaderno de notas Derecho y moral Patrimonio del alma El honor es patrimonio del alma y el alma sólo es de Dios. Calderón dijo esto y algunas cosas más de cierto interés. Manuel Alcántara ha escrito- muy bien, como de costumbre- algo sobre El hombre y el IVA refiriéndose a los 10 millones que exige judicialmente el señor Yáñez a Ramón Tamames para reparar la mancha que en su honor puso este último afirmando que esnifaba cocaína Con razón dice Alcántara que va siendo necesario precisar el contenido de la palabra honor, sobre todo después de que Ciciolina haya merecido el tratamiento honorable en su calidad de diputada del Parlamento italiano Estamos de acuerdo también con el poeta malagueño en que el precio del honor se viene abajo en épocas electorales y después aumenta con el IVA. Ley de patentes Los Tribunales de Justicia disponen de una nueva normativa sobre patentes capaz de defender en serio los derechos del inventor, su esfuerzo y su talento. El premio que los sistemas modernos de patentes otorgan al inventor o al empresario financiador de las investigaciones es el de evitar durante los veinte años posteriores al invento la aparición de competidores que utilicen o introduzcan en el mercado el invento patentado sin previo consentimiento. Esta regulación significa un importante avance sobre la anterior legislación: las acciones posibles contra terceros supuestamente usurpadores de la invención patentada no se van a dejar esperar, así como el desprestigio que pueda haber sufrido la patente y la ganancia dejada de obtener por su titular. La justa protección del inventor es escalón primero para incentivar la capacidad innovadora de los españoles. Cinco padres quedaron privados por las autoridades británicas de la tutela de sus hijos e incluso de cualquier clase de relación entre los familiares. Ahora bien: el Tribunal de los Derechos Humanos de Estrasburgo ha fallado contra el Gobierno británico por considerarle violador de los derechos fraternos a tener contacto con los hijos. Con todo, como éstos han sido adoptados por diversas familias durante los cinco años que transcurrieron desde la separación de sus padres por los malos tratos que les imputaron las autoridades, ahora los progenitores no podrán recuperar a sus vastagos. Lo que se deduce es la necesidad de reformar la legislación británica para protección de menores. Porque el número de niños víctimas de abusos ha crecido; y, por otro lado, este doloroso fenómeno ha motivado que las autoridades locales se han excedido en sus poderes frente a padres y tutores. En suma: el Derecho difícilmente resuelve problemas que no existirían de observarse la moral. UN TRIENIO GLORIOSO E una manera subrepticia ha sido enviado al Consejo de Ministros un proyecto de modificación parcial de ia ley sobre Medidas Urgentes para la Reforma de la Función Pública. Esta ley, conocida también como ley Moscoso por corresponder su elaboración al tiempo en que el hoy fiscal del Estado era ministro de la Presidencia, cumplirá su tercer aniversario el próximo 2 de agosto. Nacida con pretensiones de grandioso monumento legislativo, resulta que ninguna de sus metas se han cumplido, a menos que se consideren como tales la degradación burocrática, la incompetencia, el digitalismo como sistema de selección y el envilecimiento de la propia función pretendidamente regulada. Ya ni siquiera los cargos digitales o de especial confianza política madrugan para llegar a su hora al Ministerio correspondiente. El pretendido cambio felipista tiene trazas de no producirse antes del siglo XXI. Y es que hay un factor que lo frena. Porque una administración conservadora puede transformarse; no así una cuajada o repleta de incompetentes. ¡Vaya por Dios, con las herencias! Se da la circunstancia de que Felipe González heredó una bastante mejor que la actual, en la que el propio funcionario llegó a creerse las promesas de transformación. Hoy, naturalmente, todo es puro escepticismo. Así, pues, dentro de pocas fechas se cumplen los tres años del proyecto felipista más ambicioso. Un proyecto que, precisamente, junto con la honradez y la transformación social, servía de bandera política del poder hegemónico. Era lo que más sé acercaba a la famosa afirmación de González cuando hizo consistir el cambio en que España funcione Nada menos que la reforma de una Administración obsoleta y cargada de años y de vicios. Pues ya lo tienen ustedes. Al primer tapón, zurrapa. Ni un trienio va a resistir su vigencia. D Alberti Moderado, equilibrado, sereno se muestra Rafael Alberti en su evocación de Gerartlo Diego. Más aún: afectuoso y generoso. E interesante: Unamuno le con testó a la invitación de homenaje a Góngora poniéndolo como los trapos Y la misa por el alma del inmortal cordobés fue una de las cosas serias La organizó en Las Salesas Gerardo, que era muy católico y yo- y también Bergamín- era el que mejor la seguía porque había estudiado en los jesuítas Lo que es equivocado es llamar académico a Astrana Marín, a quien los del 27 enviaron una corona de alfalfa con cuatro herraduras; porque Astrana no llegó nunca a la Academia. OVIDIO Byward Streed EC 3; Tony (Street Piten) Ft. Malboro Street; Radfords, 30 Broad et; Capital News, Bayswater W 2; Capital News, 33 Queensway W 2; Capital vs, Oíd compton Street W 1; Moroni, 68 Oíd Compton Street W 1; J. Haines, Sloane tare; Yogi Smurti, 156 Uxbridge Road W 12; Patel, 134 St. Johris Wood High iet; Berners, 64 Goodge Street W 1; 63 Seven Sisters Road A 7; Murray, Finchley id Tube; Solosy, Charing Cross Road; Patel, 49 Goodge Street; Leslies of Mayfair lley, Street W 1; Capital News, 115 Tottenham Court Road; News Box, Covent den; Fleet Street Bookshop, Fleet Street. LIVERPOOL: J M, N. 1 N. 2, BooksLime St; W H S, Church St. Bromley University Bookshop; Bond Water St. MANESTER: J M W H S, Bookstalls Picc. Aleef, Piccadffly approach; Rigbys PiccadiPiccadilly Hotel Newstand; Dual Services Corporation St. Paperchase, St. Annes University Kiosk- Milburns; Finlays Oxford Rd. WHS, N. 1 N. 2, Bookstalls tona; Copley Cannon St. Hodkm Princess St. Fourbouys Oxford Rd. Taylor nslow Rd. N. 1 N. 2, Booksstands Airport; Leeds Bradford Airport; J M, BooksLeeds Rlwy St. HARROGATE: Indx News. LÉEOS: Woodhouse, P. O. University; ¡twood The Hedrow; -Dragonar Hotel Kiosk; Queens Hotel Kiosk; Morris The Heaw; Buckle George St. Eastgate Merrion Centre; WHS Town Centre; Language IOOI Shop; Austicks University Shop; W H S Commercial St. International Hotel; on Bookshop Univ. Preedys; Sparks; P A News; Woodhouse; Buckles Bown Lañe; kles Merrion Centre. Para realizar ese ambicioso programa de reforma de la función pública, anhelada por los propios funcionarios y, por supuesto, por los administrados, el Gobierno del señor González designó a cuatro incompeten; tes: Javier Moscoso, Rodríguez Oliver, Francisco Ramos y un catalán apellidado Prat. Todos ellos cabezas supuestamente bien dotadas que i acabarían siendo autoras del mayor bodrio legislativo en materia funcionarial que recuerda la historia española. Pero no hay qué buscar responsables secundarios. El principal actor que entra en la escena de este fracaso continúa en la vicepresidencia del Gobierno y se llama Alfonso Guerra. Un personaje que ahora nada quiere saber de sus falsos cerebros, especialmente de Fransico Ramos- martillo de funcionarios- y de Rodríguez Oliver. Todos han ido pasando a la penumbra penosa de los olvidos. Todos, menos Javier Moscoso, que ya se había convertido en letrado del Ministerio de Justicia gracias a una interpretación flexible del entonces titular Pío Cabanillas, que permitió una nueva convocatoria de concurso. Ahora, quienes le ven actuar como fiscal del Estado juran que lo está haciendo bien. O sea, que el señor Moscoso pudo abandonar a tiempo su primer nivel de incompetencia. Hay que explicar un poco, con independencia de alguna insistencia en otra oportunidad, las razones del rápido cambio de la pretenciosa ley. Un reciente fallo del Tribunal Constitucional le dio el fundamental varapalo. Tres motivos de inconstitucionalidad. Y para descubrirlos ha tardado tres años el alto organismo que preside el señor Tomás y Valiente. Todavía algún funcionario del Departamento que dirige el señor Almunia se consuela diciendo que el recurso de inconstitucionalidad tenía ocho motivos y el Alto Tribunal sólo ha declarado tres. Tan singular consolación habla por sí sola de la progresiva pérdida del decoro político. Lorenzo CONTRERAS