Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ABC OPINIÓN MIÉRCOLES 15- 7- 87 Cosas que pasan ZIGZAG Contra el automóvil El 9 de julio, en el Journal de Genéve se publicaban los resultados de una encuesta que se pretende representativa de la opinión de los ciudadanos de la Confederación Helvética. Más del 80 por 100 de los mismos se mostraban partidarios de la existencia en el año de algún domingo en el que se prohibiese la circulación de automóviles; el 81 por 100 considera que, al menos, deberían ser seis domingos al año aquellos en los que se eliminase el tráfico motorizado; quienes tienen permiso de conducir, en un 55 por 100 estaban de acuerdo con estas restricciones. En su editorial Domingo sin coches publicado el pasado 12 de julio por el mismo periódico, se puntualiza que es muy posible que este apoyo masivo disminuyese el mismísimo día en que muchos de los hoy activos defensores de la medida se quedasen con la llave de contacto en el bolsillo. Pero lo que es indudable es que se ha producido un cambio en la opinión a lo largo de los últimos años. Probablemente, se debe a las descripciones, más o menos científicas, que se ofrecen todos los días sobre lo que sucede con la capa de ozono o con la polución debida a la contaminación automovilística en las ciudades. Hace años, cuando en los 70 se produjo el primer choque petrolífero, en Suiza se pensó en una medida parecida a ésta. Se logró derrotarla con un argumento, quizá no muy serio, pero sí muy eficaz: los padres no podrían llevar los domingos a los nietos para qu visitasen a sus abuelos. La idea de millares de abuelitas que gimoteaban, privadas de sus amados nietecitos, hundió una propuesta que, entonces, pareció mayoritaria. Ahora se intenta comenzar a crear, sobre el automóvil, una atmósfera de rechazo similar a la ya existente en el caso del tabaco. El fumador es un simple tolerado, y no sólo no se debe jactar de serlo, sino que anda cada día avergonzado por lo que ya considera su vicio. Respecto al automóvil, si se quiere que progrese alguna medida de este tipo, tendrá que hacerse con mucho tiempo, porque, concretamente entre nosotros, ¿no son los domingos sin coche domingos perdidos? ¡A POR ELLA! E N este país nuestro de la alegre pena no dejan de suceder cosas divertidas. El protagonista de la payasada dialéctica de hoy no es otro que Juan Carlos Rodríguez Ibarra, presidente de la Junta de Extremadura, más conocido en el ámbito popular por el Bellotakari por aquello de no sé qué, pero que recuerda bastante al fruto amargo de la encina. Relataba Guareschi en una de sus inolvidables historias de Don Camilo cómo el alcaide comunista Peppone encabezada una manifestación de apoyo al Ayuntamiento. Y como el propio Peppone, llevado de la indescriptible emoción del momento, era el que más reclamaba desde la calle la presencia del alcalde en el balcón- de la casa consistorial. Desde que se aclamó a sí mismo hasta que se apercibió de la tontería que estaba protagonizando, transcurrieron no pocos minutos que aprovecharon los vecinos conservadores y clericales, partidarios de don Camilo, para reírse de él. Las personas públicas no deben dejarse llevar por las emociones, porque pueden terminar haciendo el ridículo. Hasta el Ayuntamiento de Santa Amalia, repleto de concejales y militantes socialistas, se desplazó el señor presidente de la Junta de Extremadura, Rodríguez Ibarra. En su alocución, serena y moderada como todas las suyas, hizo hincapié en el asunto de las expropiaciones de fincas, ai que tantos esfuerzos dedica, y en el que tantos disgustos se lleva. El más grande, a tenor de sus palabras, se lo ha proporcionado hasta la fecha el abogado Ramón Hermosilla, que defiende los intereses de Rocío Falcó, condesa de Berantevilla y propietaria de la finca Valero por la que tan encabritado- hay otro término más bonito, pero no me atrevo- anda el presidente de la Junta. Si nosotros cometimos un error en el trámite de expropiación de la finca de la señora condesa- es muy respetuoso el Bellotakari y ese. error lo hemos subsanado, no puede ser que de nuevo venga un abogado- -se refiere a Ramón Hermosilla- diciendo que protesta porque hemos cometido otro error. Y subsanaremos ese otro error, pero mañana el abogado- vuelve a referirse a Ramón Hermosilla- dirá que nos falta una póliza, y así podemos estar hasta el año dos mil. No hay derecho; se está abusando de la Justicia en Extremadura Hermoso párrafo. Pero aún más hermoso es el desenlace. Viendo así de atribulado y confundido a su máxima autoridad, los vecinos socialistas de Santa Amalia, que deben tener un corazón que no les cabe en el pecho, se solidarizaron con su presidente. Celemín le faltaba para echar una lagrimilla de desencanto por no haber tenido éxito- hasta ahora- en la expropiación de la finca de la señora condesa, como él dice. Y entonces el pueblo estalló. De los bancos del público se incorporó un vecino, que tras tomar el poco aire que quedaban en el abarrotado salón municipal gritó: ¡A por elia! Grito de guerra contundente, pero ambiguo, pues no especificaba a por quién había que ir, si a por la finca o la señora condesa. El carácter singular del berrido salvaba a una de las dos, ya que de perseguir el doblete- l a finca y la condesa- el ardoroso militante hubiera pluralizado su bramido, bufido o ululato con un ¡A por ellas! Del clamor se pasó a la duda. Y de la duda al estupor y asombro cuando todo un señor presidente de la Junta de Extremadura, arrastrado por la magia decimonónica y majadera del grito, se levantó de su silla como si una chincheta hubiera horadado la epidermis de su respetable culo, y respondió al alarido con un- ¡A por ella vamos! -verdaderamente estremecedor. De lo que se deduce que tampoco el presidente de ¡a Junta de Extremadura especifica cuál es su objetivo; si la finca Valero o la mismísima condesa de Berantevilla. Y de lo que se desprende, que en ambos supuestos, no queda otra exclamación, para endulzar los hechos, que la de don Alvaro de Figueroa, conde de Romanones, al referirse a ios académicos que no le votaron tras haberle ofrecido su promesa- ¡Vaya tropa! Pues eso. ¡Vaya tropa! Y Rodríguez Ibarra, con el mando. Alfonso USSiA Lectura y verano No deja de ser un tópico, pero las buenas cosas se consiguen a través de la insistencia. Por eso, insistimos en que no hay nada mejor para llenar él tiempo que las vacaciones dejan libre que una buena lectura. Todos esos libros que. no hemos tenido tiempo de leer, o incluso artículos de revistas y Prensa diaria, están esperando en las estanterías y los cajones a que vayamos por ellos y los aprovechemos. Luego, con la vuelta al trabajo, a la rutina, será imposible, y nos habremos arrepentido de haber perdido el tiempo, acaso viendo, en el televisor las series veraniegas de la sobremesa. El orgullo de la basura El esplendor alcanzado por la economía de ese pueblo que tantas aportaciones ha hecho a la cultura occidental alcanza también, digámoslo con admiración, a la basura. Su sector, se nos dice, constituye nada menos que el orgullo de la nueva, florecientísima industria italiana. La inteligencia y el trabajo han logrado originales tecnologías que preparan un futuro dominador. Los 180.000 millones de pesetas que en esta parcela técnica ha exportado Italia en 1986 son algo revelador y ¿por qué no decirlo? conmovedor. Nos trae a la memoria el fino poema de Rafael Morales Al cubo de la basura PUNTOS DE VENTA DE A B C GRAN BRETAÑA LONDRES: Finchley Road, Tube Satation; News Piten, Piccadilly, N. 1; News Pit High Street, Knightsbridge Outside Harrods; Gloucesier Road, Tube Station; Russ Pitch, Russell Square; lotos, Seymour Place; Green Córner Ltd. Eart s Cqurt fío; Supermarket, Nortb End Road; Mr. Palmer. Spring Street; Roberts Pitch, High Sin Kensington; Barker, Marble Arch Stall; Mr. North, Queensway StaSI; Regency, 243 Brompton Road; Ziba, 97 Notting Hill Gate; Embassy News, 16 Notting Hill G N. S. S. Earls Court, 724 Earls Court Road; C. N. S. Porchester, 3 The Colonnad Finláys, High Street, Kensington Tube; J. V. News, 62 A Westboume Grove; Pre sons, Baker Street; C. N. S. News, 200 Fulham Road; Newsworld, 148 Marylebc Road; Marinas, Queensway; Russell; Roberts; Kotecha, 16 A Hogarth Place; Apc Foods, Trafalgar Square; Jacques, 333 Grays Inn Road; T- Group, Earls Cqurt ROÍ Ramadan Arabic Bookshop, 104 Queensway, London W 2 3 RR; D. J. Tobacconít, S mour Street; Crolla K. B. (Spácegiff Ltd. Montaelier Street; N. S. S. Chelsea, Kings Road; Rakal Ltd. 273 Brompton Road; Global News, 11 Harr mgton RO N. S. S. Bayswater. 6 Pembridge Road; Rean Ltd. Rean itd. 70 O! d Brompton Ro C. N. S. Chelsea, ¿43 Kings Road; John Player Special, Notting Hill Gate; Shaftsbi News, 90- 107 Shaftsbury Avenue; Shorouk Int. Ltd. 316- 318 Regent Street; Oíd P ce, 18 London Street; Radford, 145 Fleet Street EC 4; Patel (Rad- ford;