Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, MIÉRCOLES 15 DE JULIO DE 1987 NÜM ERO 2.6.208 SESENTA PESETAS ABC Aleñar, coronel; Félix Carrasco Lazos, general de división; Prudencio Pedroso Latas, teniente general; F. Bartolomé Martínez, general auditor; Andrés Cassinello, general; G. Aranza Carranza, vicealmirante; S. D. T. D. que vive en el paseo de la Castellana; Faustino Cuadrado, general inspector de Farmacia; F. Alcázar Sotoca, general de división; Jorge Mora Baño, general de división; Enrique Ortiz de la Cruz, general de brigada; Sabino Fernández Campo, secretario de la Casa del Rey; Rafael Gimeno, magistrado del Tribunal Supremo; A. Seijas Mejuto, general inspector; Luis Lobo García, teniente general, y Jaime Togores Franco, teniente coronel. Los etarras decían sobre este militar que forma parte del equipo de AlcaláGaliano y se añadía escrito a mano este lo he escogido yo Esta es la lista que tenían los etarras, sobre la que ya habían iniciado algunas labores de vigilancia e información. Asimismo, en otras notas escritas a mano se citaban a mandos militares como Miguel Iñiguez del Moral, general de división; J. A. Andrés Jiménez, subinspector general de Armamento; Valentín Barriga Díaz, general inspector; Juan Delgado Sánchez Arjona, director del CESEDEN; Emilio Alonso Manglano, director del CESID, y José Uxó Palasí, jefe de la División de Inteligencia del Ejército. Asimismo, en otra nota manuscrita se recogían los siguientes nombres: Jesús Arias Fuertes, general auditor; Ignacio Ridruejo Brieva, (su verdadero nombre es Epifanio) director general del Banco Central; Antonio Urcelay, vicealmirante; Ignacio de Santos, general de brigada; Antonio Solanes, general de brigada; Joaquín Segura, general de división; F. Salazar, interventor del Aire; Jorge Mora, general de división; Gabriel Colorado, general de brigada; Luis Fernández Roca; Enrique Troncoso, general interventor, y Fernando Alcázar, general de división. En otras notas encontradas por la Policía, se consignaban datos sobre otros militares como F. López Sepúlveda, jefe de la Escuela de Estado Mayor; H. Franco González Llanos, almirante; Jesús Valenciano, general togado; y sobre los generales José Ramón Gavilán, González del Hierro y Urrutia Gracia, que fue capitán general de la región centro. La etarra Cristina Arrizabalaga reconoció como escrita por ella una nota sobre el DOMICILIO SOCIAL SE R R A N 0 6 1 2 8 0 06- M A D R I D DL: M- 13- 58. PAGS. 112 Un centenar de empresas y altos cargos, objetivos de ETA en Madrid Los etarras habían planeado numerosos atentados terroristas Madrid. Jesús María Zuloaga El comando Madrid de la banda terrorista ETA tenía previsto atentar contra altos mandos militares, contra varios médicos y diversas personalidades, así como contra diversas empresas que los etarras vinculaban a intereses franceses en España, según la documentación incautada por las Fuerzas de Seguridad tras la brillante operación policial que permitió la desarticulación de este peligroso comando terrorista, en eneró del presente año. Entre la documentación hallada por las Fuerzas de Seguridad en los distintos pisos francos que ETA tenía en Madrid, se encontró una lista escrita a máquina con los nombres y direcciones de unas sesenta personalidades, la mayor parte de ellas militares. La lista, a la que ha tenido acceso ABC, es la siguiente (la reproducimos por el mismo orden y con los mismos nombres, empleos o cargos apuntados por ETA, y, por lo tanto, está sujeta a errores: Carlos Lozano, general de división; Carlos Albert, contraalmirante; José María Arrazola, general de división; Luis Polanco, teniente general; J. L. Bonal Sánchez, general de división; José Arribas de Pablo, interventor de la Armada; F. Nárdiz Vial, vicealmirante; Manuel Carrión Orodea, teniente coronel; Ricardo Alvarez Maldonado, vicealmirante; L. Delgado Sánchez Arjona, general de división, director del CESEDEN; Adolfo Vara del Rey, general de brigada; Ricardo Castillo del Río, presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar; Gonzalo Rodríguez Granizo, contraalmirante; Pedro Esteban Bernal, general de división; F. J. Cereceda, general de división; Ramón Valverde, general de división; Juan Cano Hevia, teniente general; Jesús Mazorra Fernández, general de brigada; Juan B. Sánchez Bilbao, general de división; Luis Antonio Burón Barba, fiscal; Félix Alvarez Arenas, teniente general; L. Duran Berrocal, responsable de un Juzgado; A. Moreno Aznar, vicealmirante; Antonio Hernández Gil, presidente constitucional (es el presidente del Consejo General del Poder Judicial) I. Martínez Eiroa, general de división; J. Bermúdez de Castro, general de brigada; Juan Santos Bobo, general de brigada; Antonio García Fontecha, teniente general; M. Riera Pons, vicealmirante; T. Clavijo Navarro, vicealmirante; Eduardo Vila Corpas, contraalmirante; Francisco Castrillo, general de división; Federico Gómez de Salazar, teniente general; Jaime Díaz Deus, almirante; Fernando Sotera Casamayor, teniente general; Julián Martínez Simancas, general de división; Manuel Saavedra Palmeiro, teniente general; J. Bengoechea Beamonde, teniente general; E. García Conde Ceñal, teniente general; Tomás Juárez Redondo, teniente general; Federico Michavila, general de división; A. Maeso Ruiz, general de brigada; Enrique Martín Casaña, coronel; F. J. Planas Corsini, general de división; Martín Las doctoras de Herrera de la Mancha, en la lista Madrid. Las doctoras Olga Muñoz Castejón y Nuria Castro de Pedro, relacionadas con el caso del etarra Joseba Asensio, que apareció muerto por causas naturales en su celda de la cárcel de máxima seguridad de Herrera de la Mancha, figuraban entre los objetivos criminales de la banda ETA. Asimismo, la banda pretendía atentar contra una serie de médicos, que relacionaba con el trato a presos etarras: los doctores Pedro S. Martín Pachón, Laguna, Sanjurjo, Beltrán y García Moreno. En todos los casos, la banda contaba con información sobre los domicilios profesionales y particulares de estos facultativos, así como datos sobre su fisonomía, que los terroristas del comando Madrid habían comenzado a verificar de cara a planificar los atentados. Se da el caso de que la doctora Nuria de Castro se encuentra procesada en la información judicial abierta tras el fallecimiento del citado etarra. comandante Manuel Marco, que fue jefe de Prensa del Ministerio de Defensa. Los etarras poseían, en, el momento de su detención, una relación de empresas que los terroristas vinculaban a intereses franceses: Acila; Agencia France Presse; AGF Ibérica; Air Industrie; Alsthom Española; Baninsa; Banque de Indochine et de Suez; Bonna SA; Cap Gemini; Honeywell Bull; Unión Alimentaria Sanders; Jacob Delafón España; Telemecánica Eléctrica Española; Legrand España; Sociedad Minera y Metalúrgica Peñarroya; Cristofce España; Compañía de Minerales; Combustión Stein Astilleros; Alcampo SA; Envases Carnaud; Hidro Nitro; Raymon S. A. Safen Michelín; Rhodia Ibérica; Río Ródano; Mantequerías Arias y Construcciones Aeronáuticas S. A. (CASA) El comando Madrid tenía información detallada sobre otras entidades e incluso gráficos de su situación. En un folio escrito a máquina, dedicado a las empresas de perfumes, se citan a las firmas Albesa, concesionaria en España de los productos de Helena Rubinstein; Mobelsa, concesionaria de Biotherm y Guy de Laroche; y Cosesa (Cosmética Selecta S. A. y Procasa (Productos Capilares S. A. Asimismo, fueron encontrados planos de la sede en Madrid de la compañía aérea Air France y de la firma Medansa y Straford. Las empresas de lanas Pingouin Esmeralda y Phildar, así como Seguros Hemisferio Abeille, también aparecen entre las notas encontradas a los etarras.