Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 13- 7- 87- ESPECTACULOS -lABC, póg. 77 Dos conciertos de la Orquesta de París clausuraron el XXXVI Festival de Granada Triunfal dirección de Pierre Boulez al frente del conjunto francés Granada. Leopoldo Hontañón, enviado especial Tenía previsto dedicar una crónica a cada uno de los dos conciertos que como cierre del festival granadino de este año se habían confiado a la Orquesta de París, con Pierre Boulez al frente, y que había patrocinado Peugeot- Taibot. Pero el hombre propone y las condiciones meteorológicas disponen. Hasta en Granada. A última hora de la tarde del mas las obras elegidas, que se viernes había caído un chapahabían dispuesto además muy rrón considerable, pero a la del inteligentemente en dos prograconcierto, las diez y media, la mas muy bien proporcionados. cosa había amainado. Aunque Después, la íntima comunión se mantenía harto amenazadora. que existe ab initio entre esas Tanto que sólo aguantó el anobras- o del propio Boulez, o de dante inicial de la Música para compositores con los que se cuerda, percusión y celesta de siente identificado- y el encarBartok. Y ello contando con la gado de conducirlas, más la alta paciencia del timbalero, al que calidad de Boulez como director, ya le caía desde el principio no tan firme de mando como de criescasa muestra de la lluvia alterio, y la no menor de las resmacenada en el toldo que cubre puestas exactas, versátiles, afiel estrado. Después, la desbannadas, matizadas y hermosadada general, y tras media hora mente brillantes de la centuria larga de dudas y esperas, la deparisiense, con la consecuencia cisión conjunta de maestro, orinmediata y lógica de haberse questa y dirección del festival, podido disfrutar de tantas excesin duda la mejor y la más genelentes versiones como títulos inrosa por parte de los artistas vecluían los programas. cinos: el concierto se trasladaba Porque es posible que no llea la mañana siguiente, sábado, guen a fundirse los pensamienen cuya noche se mantenía el tos, las intenciones y las persosegundo en el mismo Patio. nalidades interpretativas del maestro y del conjunto sinfónico Luego esto tampoco pudo ser. de París hasta el punto y de la La tarde sabatina, de nuevo lluforma milagrosa en que lo consiviosa, hizo tomar el doble buen guen aquél y su ensamble, pero acuerdo de trasladar el concierto la intercomunicación es también de la noche al Manuel de Falla. muy honda. Doble acierto, por asegurar cuanto antes su celebración y Pero ahora es ya de enunciar porque así ha podido comprobarlos dos programas. Eran éstos: se como el reconstruido auditorio- -y no simplemente remozado, como quedándome corto suscribí anteayer- es también apto por completo para expander sonoridades tan brutales, en el mejor sentido, como las que logra la Londres. Efe Orquesta de París. La actriz Glenda Jackson será nombrada esta semana doctor En fin, que por unas cosas y honoris causa por la Universipor otras reúno a continuación dad británica de Exter, según un los comentarios sobre los dos acuerdo del claustro académico. conciertos. Habían cambiado ej El doctorado en letras, servirá conjunto dirigido, y en el primero para premiar no sólo la dilatada de ellos el escenario, pero el carrera de Glenda Jackson como triunfo volvió a sonreír al gran actriz- Un toque de distinción compositor y director francés. Si, Dos inglesas y el amor Mucomo tuve ocasión de relatar, lo jeres enamoradas y su última obtuvo grande y legítimo con el presentación teatral al frente del Ensamble intercontemporain reparto de la obra teatral La de su creación y titularidad, la casa de Bernarda Alba dirigida Orquesta de París ha sido la en Londres por la también actriz agrupación que ha compartido española Nuria Espert, entre con idéntica legitimidad ovaciootras interpretaciones tanto en nes calurosas y vítores encendicine como en teatro- sino tamdos. bién su dedicación a los necesiLas razones, muy parecidas a tados del Tercer Mundo, señaló las que concurrieron en la velada un portavoz oficial. de presentación del gran músico. Junto a la actriz, será también En primer lugar, el atractivo investido doctor honoris causa enorme que ofrecían por sí misla citada Música para cuerda, percusión y celesta de Bela Bartok; Messagesquisse de Boulez, y Petrouchea de Igor Strawinsky, el de la mañana, y Rituel también de Boulez, y el Daphnis y Cloe de Maurice Ravel, en la versión completa sin coros, el de la noche. He hablado un poco más arriba de tantas excelentes versiones como títulos. No rectifico, pero sí he de matizar. Porque dentro de esa excelencia general pueden, y deben, señalarse grados. Aunque antes de hablar de las versiones deba aludir a la labor creadora presente de Boulez. Que Messagesquisse (1977) y Rituel (1975) sean frutos de circunstancias- aquélla procede de un encargo de Mtislay Rostropovit para homenajear a Paul Sacher, y Rituel nace con ese mismo propósito a la muerte de Bruno Maderna- no impide que la primera sea un logradisímo estudio de sonoridades a partir de las que pueden extraerse de siete chelos, uno de ellos solista, y la segunda, un impactante fresco instrumental en el que lo repetitivo se utiliza con habilidad suma como elemento de estructura y como significante de lo funerario. Albert Tetard, en las misiones solistas, y los seis chelistas res- Pierre Boulez tantes de Messagesquisse sirvieron con absoluta propiedad la propuesta de Boulez. La misma que exhibió en Rituel el grupo orquestal seleccionado. En cuanto a las tres obras ajenas, en las tres demostró Boulez, siempre con partitura y siempre sin batuta, er un formidable director. Que la prioridad que otorga a la claridad y al ordenconstructivos le lleven en el Daphnis a planteamientos en los que las voluptuosidades se buscan más o únicamente por el ensanchamiento del arco dinámico que por el de las frases, no limita la altura de la concepción. Máxime si, como sucedió, la plantilla parisiense se produce como una orquesta de verdad extraordinaria. Desde el realmente soberbio primer flauta- reiteradamente levantado por Boulez- hasta el espléndido concertino. Por no destacar los increíbles tremólos generales de una cuerda ejemplarmente homogénea, toda una madera de virtuosismo de grupo poco común y un tutti capaz de los máximos poderíos sin asomo, no ya de acritudes, sino de la mínima estridencia. Que en los tiempos rápidos de la página bartokiana no fuera el ajuste absolutamente perfecto y, sobre todo, que no se subrayara en ellos lo debido el preciso carácter incisivo contrastante, tampoco disminuyen apenas los altos resultados de la embajada francesa. Máxime también todo ello si los que Boulez y la agrupación que dirigía alcanzaron en su traducción de Petrouchka me atrevo a calificarlos de antológicos. Espléndida, colosal, completa versión, a fuerza, por una parte, de bien tocar en lo colectivo y en lo virtuosístico- individual y, por otra, de desentrañar con certerísimo criterio, instante a instante, la genial invención strawinskyana. La actriz Glenda Jackson, será nombrada honoris causa Glenda Jackson el veterano corresponsal de guerra Frank Gillard, que acompañó a las tropas del general Montgomery para informar de la caída de Berlín, al término de la segunda guerra mundial.