Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 A B C Nueva Bolsa ABC LUNES 13- 7- 87 Los cuatro síndicos españoles acogen con reservas la reforma de la Bolsa Barcelona pide la exclusión del mercado de los dealers Los síndicos de las cuatro Bolsas españolas han acogido con reservas la propuesta de reforma del mercado de valores realizada. A las manifestaciones del síndicopresidente de la Bolsa de Madrid, recogidas en estas mismas páginas, se unen las de Salvador Miras, síndico de la Bolsa de Barcelona, Luis Ignacio. F. de Trocóniz, síndico de la Bolsa de Bilbao, y las de Francisco Trullenque, síndico de la Bolsa de Valencia. Salvador Miras cree que los miembros de mayor poder económico que margine a los primeros del mercado bursátil. la Bolsa deberían ser únicamente intermediaTrocóniz se muestra preocupado por estos rios que actúen por cuenta ajena, excluyendo, por tanto, a los dealers cuya incorpomismos riesgos de la libertad de comisiones ración al mercado bury pone en duda las normas de la Sociedad sátil como miembros de Compensación y Liquidación; Trullenque activos no encuentra subraya la necesidad de tener presente a la justificada y menos Bolsa como un elemento clave sistema financomo operadores por ciero. cuenta propia y por Los cuatro síndicos coinciden en la necesicuenta ajena, lo que dad de la reforma, pero piden primero ser oíestá vetado hoy a los dos y después un período suficiente de adapagentes, y eso sí que tación y gradualismo en su aplicación. En gesignificaría una contraneral, desean un mercado unificado nacional dicción de intereses. sin localización geográfica, del que formen Miras propone que el parte todos los miembros de los distintos cenproceso de constitución; tros de contratación, utilizando preferentede las sociedades in- mente un sistema informatizado, que no es termediarias miembros realmente una nueva Bolsa, sino un mercado de la Bolsa arranque Salvador Miras formado por el conjunto de todas ellas. Tamde su constitución inicial exclusivamente por bién piden el establecimiento de la obligación agentes de Bolsa, abriéndose paulatinamente de canalización de todas las operaciones soa terceros, y deberían, en todo caso, mantebre valores a los mercados bursátiles. Por suner una absoluta independencia de las sociepuesto, el autogobierno de las Bolsas lo condades cuyos títulos coticen en Bolsa. sideran imprescindible para competir con las que están gobernadas bajo este principio. También cree que la liberalización de las Salvador Miras hace hincapié también en la comisiones debe ser objeto de meditación, y vigilancia y control del mercado y sus miemconsidera que es necesario una cierta limitabros por una Comisión Nacional del Mercado ción para que no conduzca sólo a un encare- de Valores, que el proyecto de ley llama insticimiento para los inversores más modestos y tuto, en la que estén presentes las Comunia un abaratamiento para los inversores de dades autónomas. La Banca no quiere una Bolsa bancada ni estatalizada Lo único que hemos pedido es que no se pongan trabas a la intervención de los Bancos en la creación y participación de nuevos intermediarios financieros ha dicho Rafael Termes, presidente de la AEB, en relación con la reforma de la Bolsa. No se pretende una Bolsa bancaria, pero sí se rechaza, ante todo, una Bolsa estatalizada, y también una Bolsa al margen, e incluso, en contra de la Banca ha precisado el presidente de la AEB al presentar la siguiente postura de la Banca: 1. Cualquier estudio Rafael Termes o decisión sobre la regulación del Mercado de Valores ha de tener en cuenta la posición destacada que los Bancos ocupan en el mismo, tanto por ser canalizadores de la mayor parte de las órdenes dé compra y venta como por su actividad de colocadores y o aseguradores de las emisiones. 2. La Banca no se ha opuesto nunca a las medidas de carácter funcional que tratan de mejorar el desarrollo y transparencia del mercado bursátil. Así ha sido en relación con las normas dictadas sobre ofertas públicas de adquisición, sobre admisión y mantenimiento a cotización de valores, sobre órdenes de compra y venta, etcétera. 3. La Banca no ha solicitado una reforma orgánica de las Bolsas, pero sí ha hecho constar su deseo de ser oída, para exponer su postura, cuando tal reforma se ha planteado. Esta postura ha sido la de combatir, ante todo y sobre todo, las ideas estatalizadoras e intervencionistas, radicalmente opuestas a las tendencias que se observan dentro del entorno económico en que necesariamente hemos de movernos (CEE y OCDE) Como es bien sabido, estas tendencias, en materia de Mercado de Valores- como en las demás parcelas del sistema financiero- van claramente en la línea de la liberalización y la desregulación. 4. Tampoco se ha opuesto nunca la Banca a la creación de una nueva categoría de intermediarios financieros, especializados en el Mercado de Valores. Lo único que ha pedido es que no se pongan trabas a la intervención de los Bancos en esa nueva actividad. Sin dejar de advertir que, con ésta figura- las Sociedades del Mercado de Valores- se dará entrada en nuestro país a las grandes multinacionales del sector, señala que tampoco a ello se opone la Banca, siempre que se permita competir, participando libremente en la creación y funcionamiento de esos intermediarios financieros. 5. En conclusión, ante una inminente reforma del Mercado de Valores la Banca española no sólo no se opone, sino que, antes bien apoya cualquier medida que mejore la agilidad, la transparencia y el desarrollo del mercado; rechaza cualquier iniciativa de signo intervencionista o estatalizador de la Bolsa, y reclama su presencia- e n modo alguno control o predominio- en la organización def mercado. Los empresarios piden la presencia de las sociedades que coticen en Bolsa en el Instituto de Valores Los empresarios también han mostrado su preocupación por la reforma del mercado de valores y ya han pedido estar presentes en el Instituto Nacional de Valores y Bolsa, asi como la posibilidad de que una empresa que cotice en el segundo mercado pueda estar también en ese Instituto. También han pedido que se aproveche la ocasión para un cambio en ia fiscalidad de la Bolsa. Como a los síndicos, les preocupa también propios necesarios para la financiación de la libertad de las comisiones que perciben los sus inversiones. intermediarios en el mercado de valores. Esti Trincado estima que sería deseable que el man que puede producirse un incremento en coste de los servicios bursátiles fuera el míniperjuicio de los pequemo posible siempre que las prestaciones ños inversores hasta el ofrecidas cubran las exigencias informativas y punto de que pueda de transparencia que permita ía obtención de producirse su expulsión la precisa liquidez del sistema. del mercado. Esta es la En cuanto al tratamiento fiscal existente posición del presidente hoy en España para los dividendos de las de Viscofán, J. I. Laempresas da lugar a un panorama pesimista sunción. desde la perspectiva de la financiación de la Otro empresario tan empresa. La última reforma fiscal española significado como Julián parecía que tenía en cuanta evitar la doble Trincado, presidente de imposición, pero posteriormente la reducción Unión Eléctrícade la desgravación fiscal del 15 al 10 por 100 Fenosa, pide la creaha alterado la situación. ción de mecanismos El tratamiento de las plusvalías es igualque permitan mayor limente desfavorable para el inversor en EspaJulián Trincado quidez, absoluta transña que tributan al tipo general de la renta con parencia para conseguir un mercado de valo- la única salvedad de una corrección monetares eficiente. No en balde constituye para las ria para aquellas que se han obtenido a largo empresas la fuente de captación de recursos plazo.