Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 A B C ESPAÑA EN VACACIONES LUNES 13- 7- 87 Noches de la ciudad Costa de Valencia Simplemente Celia Madrid. Ignacio Ruiz Quintarlo El desprecio de la población hacia sus propias instituciones, el descenso de la tasa de natalidad, el rechazo de los hombres a servir en el Ejército, la deuda nacional incontrolable, la disminución constante de las horas laborales, la proliferación de funcionarios, la decadencia de las élites... Para el cineasta Denys Arcand estos asuntos son los signos inequívocos de toda decadencia, y en concreto de El declive del imperio americano por lo que a punto estuvo de verse laureado con un Óscar. Aquí, en cambio, constituyen la solemne declaración de principios de cualquiera de los cernícalos progresistas que circulan por ahí, y si uno, por obligación o por descuido, cae en alguna de ésas terrazas que todavía ios alberga corre el riesgo de perder la noche oyendo discutir a ur ¡hatajo de sandios sobre todos y cada uno de los asuntos arriba enumerados. El peligro principia en Cibeles y suele desvanecerse en Colón, tramo, por cierto, frecuentado por personajes de la solvencia intelectual de Leguína y Gerardín, a quienes el afamado gasóleo subvencionado do la Castellana, al obrar sobre sus cuerpos- igual que lo hace sobre el de todos ios noctámbulos- con la misma eficacia con que obraban las aguas tónicas de la Estigia, los ha hecho indestructibles, como el divino Aquües. Como el divino Aquiles, o, bien mirado, como la crioüísima Celia Cruz, ciertamente invulnerable al tiempo y ai oivido. Celia quiso pasar por Madrid la otra noche para celebrar con sus compatriotas en el exilio las bodas de plata de su feliz matrimonio con mi copito de nieve Más ardiente que el ron y más enamorada que nunca, intimó con todos los saludos y conversaciones de la gente, que siempre la ha mirado con fervor supersticioso. Ya se sabe que, si Celia Cruz hubiera tenido que escribir la Biblia, las felicidades de Salomón serían hoy más espaciosas que las aflicciones de Job. Con Celia estaban desde Eíoy Gutiérrez Menoyo, emocionado y heroico, hasta Carmela Benítez- -recuérdenla salseando con sus hermanas- felicísima y genial, que comparte los zapatos con su buena amiga Olvido Aiaska. Al hilo del mojito y el daiquirí -con acento en la última i, para que sea un buen trago- Ceiia, que no cantó porque mi manager es americano y no me deja contó cómo el próximo día 23 impresionará sus huellas en el Teatro Chino de Los Angeles, antesala universal de la inmortalidad eterna y más en su caso, si se tiene en cuenta que es la primera artista hispana a la que se le franquean las puertas de tamaña gloria. Antes, y en compañía de medio centenar de artistas cubanos, grabará Yo vuelvo a ti, pero con libertad una melodía con vocación de himno de los exiliados, cuyo vivir, al revés que el vivir de los demás, viene a ser una educación del recuerdo. Descubiertas multitud de estrellas tras una sola noche de alerta- ovni Gandía. Sebastián Basco Los más se encontraban arrellanados en locales de pública concurrencia, de aquellos dedicados a la expedición de bebidas con total ausencia de cocina o plancha, con ambientación musical mecánica y carentes de pista o zona de baile. Los más, digo, entretenían su ocio en los pubs. Los menos, por su parte, desgastaban el paseo marítimo bajo la presión rítmica de las suelas de sus náuticos. Sólo unos pocos miraban al cielo. Por más que pretendimos escudriñar también en las alturas, todo fue inútil. Un destello ambarino hacia el norte acabó por dar al traste con nuestra expectación tras comprobar que se trataba de una ambulancia que descendía, zigzagueante, del cerro de Santa Ana. El extraño centro investigador de fenómenos extraños había organizado una alertaovni para esa noche y, por más que algunos siguieran intentándolo, parece ser que los ex- traterrestres no veranean en Gandía este año. Tampoco descansa por aquí Pepe Sancho, que el hombre anda muy metido en faena. Acaba de llegar a Vaiencia procedente de Costa Rica, donde rodaba a ¡as órdenes de Garios Saura y ha tenido tiempo de reincidir ante el altar con María Jiménez. Llegó, asistió a! estreno de 3i ba la banda y desapareció. Fue el único ovni. Muy maltratados por ella, por la mar, arribaron también- a! puerto deportivo- los nautas de la V Regata Vuelta a España. Antonio Gorósíegui se ¡as promete muy felices con el Ramel II tras los desastres en la arboiadura de sus más directos rivales. Ahora, guardando trapo, pondrán proa hacia Palma, en tanto que las chicas del Hola hechas unos zorros al mando de Marieta Lainz, terminan de fondear en Valencia navegando a motor. Alfonso Pérez Sánchez, que no regatea sino en las salas espaciosas del Museo del Prado, del cual es patrón responsable, se ha llegado a la ciudad como miembro del Instituto Valenciano de Arte Moderno que también es, para preparar alguna que otra exposición. Y Luis Carandell, antiguo locutor de continuidad en TVE y ahora consejero de turismo por estos lares, acaba de presentar te revista Aventura Valenciana con la que se pretende facilitar al visitante una agradable estancia en la Costa del Azahar: Vaya por aquí, venga por allá, frecuente estos lugares, le gustarán. Entregar servicios y recibir divisas. He ahí la cuestión. Su colega de gabinete, Rafael Blasco, recibirá también para primeros de año, pero un retoño, ya que su compañera- incluso de trabajo- Chelo Ciscar, se halla bastante grávida a estas alturas del verano. Algunos miracielos, como queda dicho, perseveraban en el rastreo meticuloso de la estratosfera y capas adyacentes, pero, tan mal pertrechados iban, ni siquiera un mediano telescopio, que su mayor logro fue confundir el guiño de la Alfa del Centauro con la estela de una hipotética nave tripulada por verdes enanitos. A cuarenta y cinco años luz de la citada estrella, y tal vez bajo el punto de mira de extrañas inteligencias, en el jardín de viveros subía al escenario María Isabel Quiñones Gutiérrez, un ser onubense- sevillano terminado en peineta. Tras sus gafas ahumadas a lo Matías Prats, pero con un físico de mejor ver- l o siento, maestro- Martirio confundió a su auditorio con esa mezcla de tonadilla roquera y cuplé posmoderno. Nadie supo si encomendarse a Nina Hagen, al canto gregoriano o a la Piquer. Después, y para complicarlo todo, llegaron Isabel Montero y Paco Ortega con su flamenco- fusión Como allí cualquier comentario era válido, nos llegaron noticias de que Francis Montesinos ya no estudia. Ahora diseña y abre nueva tienda de trapitos en Cultera para lanzar la estética del verano, lo más en el vestir. Otras estrellas de más fácil filiación musical hicieron la competencia al ovni durante el fin de semana. De la mano de Joaquín Luqui, José Antonio Abellán y Luis Baquero, desembarcaron en la playa de Gandía Ramóncín y otros adláteres; muy duros todos con el micrófono. Libre fue la concurrencia de crestas teñidas y muñequeras. Ei cuero claveteado se adueñó de las arenas eh tanto que el cojo Manteca prefería quedarse en Valencia buscando trabajo. Bastante más sosegados fueron los conciertos de José Luis Perales e Iván, encantadores de señoras al son de su dulce voz. Con quien no pudieron fue con doña Croqueta que Simón Cabido, el hombre, también anda por aquí. Mientras tanto, aún quedan cuatro locos empeñados en pesquisas celestiales. Suerte, vista y al ovni. LUIS VIVES C. E. U. Adscrito a la Universidad de Alcalá de Henares Camino de las Moreras, s n. Ciudad Universitaria 28040- Madrid Teléfono (91) 449 38 00