Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 8- 7- 87- LA FIESTA NACIONAL Segunda corrida de los sanfermines -ABC, pog. 77 La tentación de volver aMadrid a ver aCurro Contra la monotonía valen las almohadillas... Ficha de la corrida- Pamplona: Segunda corrida de los sanfermines. Lleno hasta la bandera. Seis toros de Arauz de Robles, descastados, flojos, terriblemente deslucidos. Julio Robles, de canela y oro, dos pinchazos y media estocada ca da (Ovación) En el cuarto, dos pinchazos y estocada corta (silencio) Paquito Espía, de gris plomo y oro, pinchazo, media estocada y cuatro descabellos (silencio) En el quinto, dos pinchazos, media y descabello (silencio) Víctor Mendes, de verde y oro, estocada (silencio) En el sexto, pinchazo y media estocada (palmas) Pamplona, Vicente Zabala, enviado especial Sí poca historia tuvo la novillada que sirvió de prólogo a las corridas sanfermineras, este primer festejo mayor estuvo marcado bajo el signo de un colosal tedio, de una implacable pesadez, de una monotonía tan desesperante que hizo que la corrida nos pesara como si lleváramos el famoso baúl de la Piquer sobre la espalda. Y pensar que por la mañana se me acercó el mozo de espadas de Víctor Mendes, que lleva a su vez toda una vida a la vera de Curro Romero, para decirme, por si no me había enterado que el torero lusitano se había llevado un dineral en la reciente corrida de la 1 Prensa de Madrid, una cantidad que no había soñado cobrar (estoy seguro) este diestro, por muchas orejas que haya cortado en San Isidro, si no fuera porque los que están encargados de organizar el que fuera uno de los festejos más importanJulio Robles te del año no saben cuántos cuernos tiene un toro. No me parece mal que Mendes perciba una fortuna a la vista de los espectadores que siente en el tendido. Lo disparatado es ponerle en la mano el Banco de España y que luego las localidades que se vendan sean por la presencia del Rey, por las cartas que se enviaron a las empresas mendigándoles cuarenta mil duros de donativo a cambio de unos boletos y que, al final, el festejo sea a beneficio de un portugués, de dos toreros más, casi tan vulgares como el lusitano, y de un ganadero en el peor momento de su carrera, precisamente cuando más se le caen los toros. Y por si fuera poco hubo que recurrir a la televisión para que pusiera unos millones que paliaran la catástrofe que se le venía encima a la asociación. No me extraña que ahora los actuantes saquen el pecho y presuman de lo que han cobrado en una corrida con media plaza escasa, como diciendo: ¡mira que son primos ustedes! dría tener el ganadero en ella, ni los motivos que guiaron los pasos de los compradores hacia el cortijo del ilustre abogado, que, por otra parte, es un colosal aficionado práctico, pero que sus toros no tienen en estos momentos el suficiente prestigio como para venir por méritos propios a la llamada feria del toro. La corrida careció de interés. Los astados embestían con poquedad de temperamento y poder, siguiendo los engaños con desgana, sin empuje ni ilusión de alcanzar el trapo rojo. Cumplieron... Los toreros no pudieron hacer otra cosa que cumplir. Julio Robles anduvo tranquilo, reposado, muy por encima de su lote. Tras- teó a sus dos toros con conocimientos de la profesión, colocándose muy bien y llevando las deslucidas embestidas de sus antagonistas con buena técnica, con excelente juego de brazos, buscando las distancias, eligiendo aquellos terrenos que mejor le iban para desarrollar un toreo que, naturalmente, era imposible que resultara brillante, pero al buen aficionado le pareció correcto, porque no se podía llevar a cabo nada mejor, a la vista de los toros que tenía delante. Escuchó aplausos a lo largo de su torera actuación y a la muerte del que abrió plaza. Tuvo que saludar desde el tercio. Paquito Esplá sólo pudo brillar con las bandererillas. Me gustaron los recursos que exhibió para dejar los garapullos en el quinto, que se paraba, no hacía por él y se empeñaba en hacerle difícil su esperada tarea en el segúnV do tercio. Prác lamente eso fue todo, porque la muleta la manejó con más ánimo que reposo frente a un lote completamente deslucido. El de Alicante de dejó ver a lo largo de la corrida (es raro que pase inadvertido) pero su actuación no alcanzó los clamores y los entusiasmos que suele despertar en esta plaza, donde cuenta con una parroquia muy fiel. Víctor Mendes, que selió a torear con una lesión de escafoides en la mano derecha, puso el mismo empeño de siempre. Trasteó voluntarioso a un manso que llegó a echarse sor dos veces antes de que le entrara a ma: ar y hasta consiguió algún pase entonadito del que cerró plaza, que embestía un pelín más que sus hermanos. Abandonar el coso no fue una penitencia, como ocurre en las corridas buenas, sino una liberación. Llavamos dos funciones, tan anodinas, tan anodinas, que nos dan ganas de tomar el avión y retornar el día 12 a Madrid en busca del aire puro del previsto escándalo que hasta los navarros cantan de antemano con la actuación del Antoñete, Curro Romero y Rafael de Paula. Si no fuera porque aquí tenemos los miuras y las actuaciones pendientes del Niño de la Capea, Ortega Cano y Espartaco, la cosa era como para pensarlo, pero no podemos dejar tres corridas de Pamplona a cambio de un posible diluvio de almohadillas... Claro que si uno supiera que iba a haber arte... CONCURSO PUBLICO La Red Nacional de los Ferrocarriles Españoles anuncia el concurso de las obras: Sustitución de cupones de carril en el trayecto San Cristóbal- Aranjuez. L. Madrid- Alicante. CONDICIONES GENERALES PARA LA LICITACIÓN 1. Presupuesto de contrata: 56.808.611 pesetas. 2. Exhibición de documentos: Las bases y el proyecto de este concurso están a disposición de los interesados, durante el plazo de presentación de las proposiciones, en la sala de Reprografía de las oficinas centrales de Renfe, final avenida de Pío XII, s n. 28036 Madrid, 3. Fianza provisional: Un millón ochocientas mil pesetas (1.800.000 pesetas) 4. Clasificación de los contratistas: Deberán acreditarse para todos y cada uno de los conceptos que se especifican. Categorías Grupos Subgrupos e D 1 y 5 5. Presentación de proposiciones: Se entregarán en mano en la Secretaría Administrativa de la Jefatura de Contratación de Renfe, en las señas indicadas, pudiendo solicitarse recibo acreditativo de la presentación, a n t e s de las o n c e h o r a s d e l día 24 de julio de 1987. 6. Apertura de las proposiciones: Será pública y tendrá lugar inmediatamente después de terminado el plazo de presentación. 7. Documentación que deben presen- tar los licitadores: La preceptiva a que se hace referencia en las bases del concurso. El importe de la publicación del presente anuncio en el BOE dos periódicos de Madrid y dos de Barcelona será por cuenta del adjudicatario. Sin problemas Lo bueno que tiene Pamplona es que abarrota la plaza toree quien toree. Lo mismo da uno que otro. El lleno, asegurado. Por cierto, que se ha hecho una buena limpia, según me informan, con los abonos que tenía la reventa. Ha funcionado el ordenador y les han dejado en cuadro a los que atesoraban un montón de reservas al mismo nombre. La Casa de Misericordia ha pensado que la corrida de esta tarde tenía suficientes alicientes con la presencia de Julio Robles, triunfador el pasado año en esta misma plaza, y el espectáculo banderillero de Paquito Esplá y Víctor Mendes. La idea no era mala, pero les falló la materia prima. La corrida de Arauz de Robles resultó un desastre, por floja, por descastada, por deslucida. No era la más idónea para una feria de postín. No sé la fe que po-