Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 A B C NACIONAL MIÉRCOLES 8- 7- 87 Janos Kadar habló al Rey delproceso de reformas acometido en Hungría Recorrido cultural de Sus Majestades por Budapest y el Danubio Budapest. Catalina Luca de Tena, enviada especial Su Majestad el Rey se entrevistó en la mañana de ayer, durante su segundo día de visita oficial a Budapest, con el secretario general del Partido Obrero Socialista de Hungría, Janos Kadar, el máximo dirigente del país, que Ueva treinta y un años en la cúspide del poder. A los setenta y cinco años, Kadar ha dado confianza a las generaciones más jóvenes de políticos húngaros, y su propia sucesión, al parecer, está abierta desde hace tiempo Kadar, en el transcurso de los dos últimos decenios, ha combinado gradualmente la innovación económica con la concesión de mayores libertades políticas. Sin embargo, Hungría se enfrenta- actualmente a la paralización del crecimiento, a un déficit comercial que superaba los cuatrocientos millones de dólares en los cinco primeros meses del año y a una creciente deuda en divisas. Con la reciente redistribución de los órganos de poder, Kadar ha demostrado tener confianza en los más jóvenes Varios de los antiguos dirigentes de la organización de las Juventudes Comunistas desempeñan, a partir de ahora, un papel de primer orden en la vida política húngara. Esta reestructuración de la clase dirigente así corrió los planes para la reforma del país, fueron analizados ayer por el secretario general del Partido Obrero Socialista durante su entrevista con Don Juan Carlos, sin olvidar tampoco las relaciones bilaterales entre ambos países, que, aunque cordiales, son escasas hasta el momento. Aparte del encuentro con Kadar, que se prolongó una hora más de lo previsto, los Reyes dedicaron la mayor parte de su segunda jornada en Hungría a hacer un recorrido de tipo cultural por Budapest y sus alrededores Don Juan Carlos- y Doña Sofía visitaron la orilla occidental del Danubio: Buda, patria del pasado, barroco y roiréntico, que ha conservado las apariencias históricas y arquitectónicas de las ciudades regias. Al otro lado del río, Pest, sembrada de barrios nuevos. Después de un detenido paseo por el bastión de los pescadores, utilizado como fortaleza en el pasado y por la iglesia de Matías, una de las mejores muestras del gótico centroeuropeo, los Reyes visitaron el Museo Nacional, donde se encuentran las joyas de la Corona Húngara, y la Galería Nacional, que alberga obras de arte representativas de toda la historia de la pintura y escultura del país. Durante todo el recorrido, los Soberanos fueron seguidos por numerosos ciudadanos y turistas curiosos, que esperaban a las puertas de los monumentos bajo un sol de justicia. A primeras horas de la tarde, los Reyes se trasladaron a Esztergom, cuna de la Monarquía húngara y sede del primado de la Iglesia, donde fueron cumplimentados por monseñor Laszlo Paskei. El primer Monarca del país, San Esteban, fue coronado en este lugar en el sigto XI, convirtiéndose, entonces, en la capital del Reino. De regreso a Budapest, Don Juan Carlos y Doña Sofía hicieron una breve parada en Zentendre. Apenas a veinte kilómetros de la capital, esta ciudad fue en el siglo XIV el centro de la reunión de los colonos servios y actualmente es un lugar de recreo para los húngaros. Sobre las seis y media de la tarde, los Reyes llegaron a Budapest, a bordo de un barco que recorrió por el Danubio el eje de la ciudad que rodea, al norte, la isla Margarita y, al sur, la isla Csepel. Los Soberanos terminaron la jornada con un espectáculo folclórico en el Palacio Nacional de Buda, y hoy, tras visitar la colección española del Museo de Bellas Artes, darán por concluido su viaje a Hungría y se trasladarán a Praga. España y Hungría, de acuerdo en la política de desarme Budapest. C. L. T. El ministro de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, que acompaña a los Reyes en su visita oficial a Hungría, se reunió ayer durante casi una hora con su homólogo, Peter Varkonyj, con el que analizó los principales problemas políticos que afectan a Europa y el futuro de las relaciones bilaterales entre ambos países, que, a raíz de las conversaciones que Hungría mantiene actualmente con la CEE, podrían aumentar considerablemente. En los últimos años los intercambios comerciales entre las dos naciones han seguido una curva ascendente, que llegó, en 1982, a la cifra récord de más de setenta millones de dólares. Sin embargo, la introducción comercial es lenta, las operaciones discontinuas en volumen y tiempo y los niveles, modestos. Hungría, por otra parte, ha emprendido una programa de reformas muy ambicioso desde el punto de vista económico, que incluye, entre otras cosas, el Im- Pendientes de las transformaciones de Gorbachov en la URSS Budapest. C. L. T. La visita real se produce eñ un momento en que tanto Hungría y Checoslovaquia, con el resto de los países del ámbito socialista, se encuentran en un proceso de reformas, políticas y sociales como consecuencia de la línea de renovación emprendida, por el líder soviético, Mija. it Gorbachov, que se refleja en el resto de los países del este. El objetivo primordial de Gorbachov es modernizar la sociedad soviética y vigorizar la estancada economía del país. Estas son medidas políticas que tienen también repercusiones profundas para la Europa Oriental, porque aunque traten de comprender las cuestiones de la reforma interna que el líder soviético ha propuesto en la URSS, los países del bloque oriental se enfrentan con posibles cambios radicales en sus relaciones con Moscú. Kadar, de setenta y cinco años, es un pionero de la adaptación de los mecanismos de mercado al sistema comunista. Esztergpm Debrecen pm Ujpest o Budapest Szeged s Kesckemet HUNGRÍA iíí- Xffi f í í í í i Ífí- K- iliiliííifllilYUGOSLAVIA; Pees puesto sobre la Renta, la implantación del IVA y la reestructuración industrial y empresarial. Este asunto, además de un detenido análisis de la situación de los derechos humanos y la posibilidad de relaciones entre Hungría e Israel- acaba de celebrarse aquí el Congreso mundial judío- t a m b i é n e s t u v i e r o n presentes en la agenda de trabajo de los ministros. Fernández Ordóñez y Varko nyi, abordaron, asimismo, el futuro del desarme convencional. Ambos cancilleres se mostraron JlM; RU NA Mé i de acuerdo en que tanto España como Hungría son países intermedios, comprometidos con ei desarme. Los problemas en el Mediterráneo, la- Conferencia de Paz sobre Oriente Medio y el proyecto húngaro sobre paz y seguridad fueron tratados también en la reunión. Según afirmó Ordóñez, Varkonyi mostró gran interés por la celebración del V Centenario del Descubrimiento y aseguró que Hungría estará presente en la Expo 92 de Sevilla.