Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ABC OPINIÓN Cosas que pasan ZIGZAG Orgaz y la humanidad Es lástima que hombre tan inteligente como el conde de Orgaz pueda caer en la tentación de firmar un artículo tan lleno de Jugares comunes como el que publicó ayer. La vulgaridad y los tópicos más manidos forman el tejido de un texto, nada menos que sobre la crisis de la humanidad que podría haberse titulado la crisis de un humanista. MIÉRCOLES 8- 7- 87 UN CUENTO GUIPUZCOANO pronunciar y anunciar el nomHIQUITO de Mendelu, hijo bre del autor de los hechos. de Eladio y Aurora, vivía Chiquito de- Mendelu. con sus padres en su caserío En aquellos tiempos, en mi cercano a Oyarzun. Artacho y tierra, se le daba Amacho querían a mucha importancia Chiquito, porque a contingencias éste era vivo, trabacomo la descrita. Y jador, práctico, carimientras Chiquito ñoso y elocuente. seguía trabajando Si había que levanlas pequeñas raítarse a las tres de ces de sus padres, la mañana para dé parroquia en paayudar a parir a rroquiá, hasta el una vaca, ahí estamismísimo obispaba Chiquito, siemdo de San Sebaspre sonriente, efitián corrió el escáncaz y dispuesto. Y dalo de la noticia. en los meses de la Uno que deja emsiega, de sol a sol, baraz- adas a too de luz a luz, ya que el sol se paraliza cuando das. Como aún. no está envechoca con los bóveda nubosa nenado el aire, el obispo de de Euskalerría, Chiquito curvaaquellos tiempos era bondadoba su lomo y rasuraba de hierso, tolerante y además creía ba los prados como si con en Dios. Le interesó el asunto diez brazos lo hiciera. Cumpliy procedió a llamar a Chiquito da la jomada, aún tenía tiemcon el fin de hacerle ver la po y buena disposición para poca santidad de su permamirar al cielo y dar gracias anente desenfreno. A Cruqujto, Dios por haberle nacido en la sencillo y claro. como su paisahúmeda y maravillosa tierra de je, no le preocupó la llamada los vascos. del señor obispo. Muy al contrario, lo que le hizo fue mucha Pero Chiquito tenía un deilusión. Que un obispo recurra fecto, o una virtud, según se a uno ha sido siempre motivo mire. Le gustaban a rabiar las de comentar, y en este caso mujeres. Su pequeña estatura dé presumir. se agrandaba con su osadía, y su- fealdad desaparecía con la El obispo era alto, magro, gracia de sus palabras. Los vasco de perfiles antiguos, y morroskós más guapos, airocon esas manos largas y exsos y desafiantes nada tenían presivas que aprenden a moque hacer cuando de por meverse en los huertos de los sedio surgía la personalidad de minarios. Chiquito era bajo, Chiquito. Mientras ellos destosco, rudo y primitivo, con hidir, yo estar ya abrochándoyunques como manos y morci me bragueta solía contar dillas para dedos. vertido a sus padres cuando- Chiquito- d i j o el señor en la- noche del domingo les obispo paternalmente- te he narraba sus peripecias festirogado que me visites porque vas. Y entonces doña Aurora, sé que eres honrado, trabajaseca y estricta, le amonestaba, dor y bueno, pero me tienes en tanto que don Eladio ilumique explicar una cosa- y naba la serena seriedad de su aquí, en este punto, agravó rostro con una mirada de comteatralmente el tono- ¿Cómo plicidad orgullosa. puedes ser capaz de dejar Lo malo de Chiquito era que embarazadas a todas las jóveno sólo se abrochaba demanes de tu comarca? siadas veces la bragueta, sino que disparaba con excesivo Chiquito no sabía mentir y tino. Y así, de Oyazun, Fuensus respuestas eran tan senciterrabía, Behovia, Astigarraga, llas como su propia vida. Olaberría y más puntos cerca- Señor obispo- l e contesnos o distantes de Mendelu, tó- soy capaz de dejar embase alzaban inconsolables los razadas a todas las jóvenes llantos de las neskas embade mi comarca, porque tengo razadas. Y don Eladio y doña bishicleta. Aurora, Aitacho y Amacho, huEsta es una pequeña histobieron de soportar durante días las iras y protestas de los ria de. mi tierra guipuzcoana, padres de Edume, Ainoa, Maque necesita; hoy más que ría, Begoña, (ciar, Merodia, nunca, el amparo de vuestra Anichu y Lourdes Mari, que sonrisa. tras confesar su situación y Alfonso USSIA pecado, no habían dudado al Controles El pasado fin de semana, muchos barceloneses decidieron cambiar sus planes y permanecer en la ciudad ante los controles policiales que perseguían al comando terrorista que actúa en Barcelona y evitar un posible atentado. Resulta encomiable la actitud del pueblo catalán: soporta con sabiduría (unos más qué otros) las horas quemadas én las salidas de la ciudad; tras la difusión de la fotografía del terrorista Cáride, las llamadas para colaborar en su locaíización han bloqueado los teléfonos, y, a través de ellos, también han expresado su comprensión por los. controles, pese a las molestias causadas (un ejemplo: un lector necesitó seis horas para llegar a la localidad de Premia de Mar, a veinte kilómetros de la capital catalana) Cataluña no está dispuesta a ser territorio fértil para el abono del terrorismo. C David Bowie Una lluvia tersa se desató sobré las cabezas de miles de jóvenes. El ciefo encendido de gris era verde, rojo, amarillo o rosa, según tos kilovatios fluorescentes que atenazaban el estadio: un abdomen abultado, ocho ojos dispuestos en arco, una boca con dos palpos y cuatro pares de patas de 22 metros de largo tejían un sonido en forma de hilos sutilísimos: junto a seis bailarines que escenificaron una veintena de sus canciones, el mítico Dávid- Bowie supo ofrecer un cohcierto inolvidable. La atmósfera era envolvente. Pero ¿qué sucedía en el interior de aquella envoltura? Miles de jóvenes fascinados y mojados por una lluvia que los amansaba agitaban sus brazos al aire con palmas de ritmo y entusiasmo. Pero otros miles, peor afortunados, se tambaleaban bajo los efectos del alcohol y la droga, a pesar del costoso precio de la entrada y de la desorbitada especulación de las bebidas (los envases de dos litros se vendieron a 750 pesetas) Fue un espectáculo en ocasiones desolador. La excitación de los alucinógenos no se hizo esperar: No faltaron rencillas pequeñas y medianas; énfrentamientos verbales y físicos. Ni los camilleros anduvieron sobrados de tiempo. El genial Bowie viajará a la Unión Soviética con su espectacular arácnido. ¿Sucederá allí lo mismo? Graffiti blasfemos: Los muros de algunas Faculta- des universitarias; repositorio de toda suerte de inmundicia, se han convertido últimamante en superficies propicias a la blasfemia y al torpe insulto contra símbolos que una mayoría de españoles consideran sagrados y respetables. Estos exabruptos gráficos de la última ola anarcotde, con sus resabios de anticlerir calismo trasnochado, inspiran desprecio, más que irritación o pena. A lo que parece, cansados de vituperar lo temporal, ciertos agitadores de la contracultura pretenden mancillar lo divino. Este exhibicionismo agraz, en recinto trádicionalmente dedicado al estudio y a la meditación, tiene más de exhibicionismo que de panfleto. Hay que ofender a toda costa cuando se está ayuno de argumentos o sapiencias que convenzan. PUNTOS DE VENTA DE A B C EN GREG OLYMPIA: Kosmopoulos Apostólos Co. 4, P. Kondili Str. ATENAS: E Andreas, 44, Panepistímiou; Skailsa Brothers, 5, Pahepistimiou; Plakopo Pras G. and CO O, 18, Omonia Square; Giannakoulopoulos Wannis, 71, P pistimiou; S. Pirpinia- A. Mantzouratou, 11, Metaxa Str. Binikou Despina, 1 Metaxa; Papadakos George, 7, I. Metaxa; Alexandra Andriopoulou, 127, Miaouli; Silver City, S. A. International Airport; Koutrakos P. -Drakoulako West Airport; Duty Free Shop SA, West Airport; Liakos Anastassios, Intem nal Airport; Duty Free Shop SA, International Airport; Hilton Hotel, 41, Vas fias; Fktaras Panayotis Holiday INN HO, 50, Michalakopoulou; Hellertíc tands Caravel Hotel, 1, Meg. Alexandou; Manikas Stavros, 1, Kolokotroni; ma Brothers OE, 3, Kassaveti; Giannakos N. -Potyzos A. CO. 6, Koíq Square; Poífiris Thornas, 1, Kolonaki Square; Lagiou Chrysspula, 4, Patr: kim; Voyatzis Vas. and CO. Kámeadou 7; Samouhos Anastassios, 24, Úiakoú- fíoyal Olympic; Tsigganos Charalambos, 2, Doritatou; Oirmtriadis J