Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 4- 7- 87 CULTURA -ABC, pág. 47 El Camino de Santiago, en Racionero: Los ordenadores el corazón de Baviera no suplantarán al escritor Muestra fotográfica de la ruta de peregrinos Bonn. Carlos Bribián El pabellón de exposiciones de la Bayerische Motoren Werke (BMW) en pleno corazón de Munich, está siendo escenario de una importante exposición: El Camino de Santiago muestra turística y de fotografías realizadas por Hans G. Kaufmann, que patrocina la citada empresa bávara de fabricación de automóviles. CAMINOS DE SANTIAGO Congreso sobre literatura e informática Abierta al público durante siete semanas, hasta mediados de septiembre, la exposición El Camino de Santiago será llevada a continuación a otras seis grandes ciudades alemanas. Forma parte de un ciclo centrado en el tema Las Grandes Rutas, cuyo segundo capítulo será la titulada Los caminos del Poder que estará dedicada a la red viaria del Imperio Romano. En la jornada inaugural de la exposición, situada en el pabellón de exposiciones de BMW, en la céntrica Lenbachplatz muniquesa, el cónsul general de España en Munich, embajador Ñuño Aguirre de Cárcer, pronunció un discurso en el que recordó que el descubrimiento de la tumba del apóstol Santiago en Compostela, a principios del siglo IX, fue un acontecimiento de suprema relevancia para la vida política y cultural de España y señaló también que, sin exagerar, se puede decir que en los caminos de peregrinación hacia Santiago se formó la conciencia de una Europa que, hablando como Goethe, se conquistó andando La muestra es en gran parte una formidable serie de fotografías de uno de los mejores profesionales alemanes de la imagen instantánea, Hans Günther Kaufmann. A la vez, oportunidad aprovechada por una de las mas importantes editoras alemanas dedicadas al ramo turístico para lanzar al mercado, con brillante presentación, la guía Der Jakobsweg sobre la ruta turística española que da nombre a la exposición. En esta guía aparece, junto a las imágenes de Kauf- Barcelona. Vicente A. Pérez No hay peligro- por ahora- de que los ordenadores suplanten a los escritores; sobre todo porque a la cibernética le falta ese toque de sensibilidad que es imprescindible para fabricar una novela. Esta es la unánime conclusión de los participantes en las ¡ornadas sobre El escritor y el impacto cultural del ordenador Dichas jornada se clausuraron ayer en la Academia de las Bones Lletres, con Luis Racionero como firme paladín de tal idea de humanístico calado. A Racionero le da repelús todo lo que se refiera al mundo de los ordenadores; no sólo por su precio en pesetas- que también cuenta- sino sobre todo porque le asusta la idea de que a través del tubo del ordenador adquiera una sensibilidad de contable sistemática, lineal. Si ya en la conferencia inaugumann, un texto sobre la ruta esral de las Jornadas el académico Luis Racionero crito por Odilo Lechner, abad de Martín de Riquer expresó sus dudas e incluso desconocimiento una Comunidad benedictina nuar escribiendo á mano por sobre la influencia de la cibernépróxima a Munich. siempre: Mi ritmo de la mano tica en ta labor creativa del escriLa exposición ha sido posible es muy importante en el momengracias al mecenazgo cultural, tor, a lo largo de las diferentes conferencias y mesas redondas to de escribir una novela. Como muy intenso, de la firma automolo es el utilizar un determinado ha quedado patente que incluso vilística BMW, cuya intención no papel, consultar unas determinaaquellos escritores que se sirven es otra, en el marco de su ya cidas fichas, estar rodeado de lide los ordenadores para su tratado programa de exposiciones, bros de consulta; en fin, todo un bajo, éstos no son más que insque mostrar las grandes rutas de ritual que el ordenador no ofrela historia por partida doble: de trumentos prácticos. ce. Como mucho, Racionero Luis Racionero no sabe qué un lado, las a recorrer; de otro ocurrirá en el futuro con los ni- estaría dispuesto a que la persolado, las del alma de una comune que ahora le pasa sus escriños que ahora juegan con el ornidad. Con Roma y Jerusalén, denador como antes se jugaba tos por la máquina de escribir, lo nuestro Santiago de Compostela haga en el ordenador. Pero nada con la peonza. Pero de lo que sí fue la gran meta del cristiano pemás. está seguro es que él va a contiregrinaje de la Edad Media, Aunque la opinión de Luis Racionero pueda parecer partidista dada su aversión hacia la cibernética- que no sé explicar racionalmente; es cuestión de sensibilidad otros escritores que Málaga. Francisco Acedo sí han incorporado el ordenador medio y su final etapa mexicana. a su trabajo creativo opinan de Con motivo del centenario del Además de la obra pictórica se manera semejante. Por ejemplo, nacimiento del poeta y pintor puede ver un repertorio bibliográ- Raúl Guerra Garrido apuesta por malagueño José Moreno Villa, se fico notable referido a su faceta el hombre: El estilo es el homha inaugurado en la Caja de poética, con ejemplares de la re- bre; el ordenador nunca te pueAhorros de Málaga una exposivista Gibralfaro que editó en de dar ideas ni ocurrencias. Y ción organizada por el Centro 1909, y otras obras ajenas a Mo- Margarita Aritzeta, aunque recoCultural de la Generación del 27. reno ViHa. Este homenaje no noce la utilidad práctica que le En la muestra, que contiene será el único: especialistas en li- proporciona el ordenador, sabe gran cantidad de piezas inéditas, teratura española contemporá- que éste no es más que un insse aprecian los diversos pasos nea ultiman un congreso para trumento. pictóricos de Moreno Villa: el cunoviembre sobre su figura. En resumen, los participantes bismo inicial, el surrealismo interen las Jornadas coinciden en que, de momento, el impacto y revolución cultural del ordenador es menor de lo que se puede pensar. Que, como señaló en su Dijo Erik: intervención Martín de Riquer, -J e m appelle Erik Satie, comme tout te monde. para impacto y revolución, ahí Dije: está la invención del papel. Todo Julio Cerón yo, aunque indigno. lo demás, la máquina de escribir Erik SATIE y la cibernética, son, por ahora revoluciones menores. La intensa peripecia vital de Moreno Villa, en una exposición LIMBO DE HUMILDES