Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 A B C SUCESOS SÁBADO 4- 7- 87 Mueren asfixiados en el vagón de un tren dieciocho mexicanos, inmigrantes ilegales Un único superviviente relata los detalles de la tragedia Nueva York: José María Carrascal Otro intento de entrar ilegalmente en los Estados Unidos, de buscar aquí trabajo, de encontrar aquí prosperidad. Generalmente, estos intentos terminan en el arresto del emigrante ilegal o encontrando éste acomodo en cualquier lugar del país. Pero este último ha acabado en muerte. Dieciocho mexicanos la encontraron dentro de un vagón de mercancías, donde se habían dejado encerrar en busca de un destino que se prometían venturoso. Ocurrió en Sierra Blanca, un pueblecito de Texas próximo a la frontera. Unos guardias encargados de vigilar ésta examinaban los vagones de un tren de mercancías parado en su estación, -cuando descubrieron que el sello de uno de ellos parecía violado, aunque el cerrojo exterior estaba echado... Abrieron la puerta y dentro encontraron a dieciocho personas muertas y una viva. Mexicanos todos. Las causas de la muerte, según el forense, fue deshidratación y asfixia. El enorme calor acumulado dentro del vagón, que alcanzó temperaturas por encima de los 50 grados, y la falta de ventilación fue sofocándoles uno tras otro. La escena que encontraron los policías fue dantesca: se habían quitado la mayor parte de sus vestidos y trataron de hacer un agujero en el vagón con una pica, pero el recubrimiento metálico de la puerta resultó demasiado resistente para ella. El superviviente se salvó gracias a haber podido introducir una paja por un agujero del suelo y respirar a través de ella. Su nombre es Miguel Tostado, que parece macabro en estas circunstancias, y se recupera en un centro de refugiados del distrito. Por él conocemos los detalles de la tragedia. Cuenta que sus compañeros habían llegado de todas las regiones de México, aunque siete eran de su pueblo, Pabellón de Arteaga, en el estado de Aguascalientes. Una vez cruzaron la frontera bajo la dirección de tres contrabandistas profesionales, por El Paso, dos de ellos se metieron con ellos en el vagón de un tren de mercancías con destino a Dallas. El otro sé quedó fuera. Es la práctica que usan: el bloque principal se mete en un vagón, el otro lo cierra y sella, para no despertar sospechas entre la Policía y los inspectores, y cuando llegan a su destino, el que se ha quedado fuera les vuelve a abrir. Lo que les falló aquí es que, por causas aún no explicadas, el tren no continuó hacia su destino, quedando parado en la estación de Sierra Blanca durante más de doce horas, bajo un sol de justicia. Por qué el tercer contrabandista no les abrió es otro de los misterios. La Policía le busca, aunque sin demasiadas esperanzas de localizarle, como es también muy posible que nunca se conozca la identidad de la mayoría de las víctimas. E incluso aunque se detenga a aquél, no se adelantará mucho, ya que surgirán otros. El contrabando humano es hoy el más importante negocio en la frontera norteamericano- mexicana. Si el drama de estos dieciocho hombres asfixiados és conmovedor, no menos grave es lo que implica. Se creía que la nueva ley de emigración norteamericana- que legaliza la situación de buena parte de los antiguos ilegales e impone severas penas a los nuevos- disuadiría a otros de venir. Como vemos, no es así. Siguen viniendo en el mismo número y en idénticas circunstancias. Mientras la desigualdad de oportunidades sea tan abismal entre el norte y el sur de Río Grande, habrá gentes que intenten venir, arriesgando no ya el arresto, sino la vida. Un policía municipal hiere gravemente a su mujer e hya Madrid. Efe. Pablo Hernández, policía municipal de Madrid, hirió ayer gravemente a su mujer y a una de sus hijas, tras disparar repetidamente sobre ellas con su pistola reglamentaria, según informó la Jefatura Superior de Policía. La mujer, Alicia Viana Mongel, de cuarenta y tres años, fue ingresada en el Hospital Militar Gómez Ulla con heridas en el pecho, estómago y mano derecha. María Samanta Hernández Viana, de diecisiete años, hija del matrimonio, se encuentra en el Hospital Clínico con dos impactos de bala en el tórax y uno- en el brazo derecho. Los hechos ocurrieron en el domicilio familiar, en la calle Fuente del Tiro, en el parque Europa- de la capital. Pablo Hernández, de treinta y nueve años, se encontraba en su día libre y, al parecer, discutió durante la sobremesa con su mujer y una de sus hijas, amenazándolas con abandonar el hogar, lo que ya había hecho en otras ocasiones. María Samanta dijo a su padre en el curso de la disputa que iba a denunciarle en el Juzgado de Guardia, momento en que el agente, que según la Policía acostumbraba a abusar de la bebida y sostenía fuertes discusiones con su familia, comenzó a disparar. Después de efectuar tres disparos contra cada una de ellas, intentó hacerlo contra otra hija más pequeña y un sobrino que se encontraba en la casa, pero no pudo hacerlo porque el cargador estaba vacio. Una vecina avisó a la Policía, que acudió al lugar del suce- so en tres vehículos, en uno de los cuales fue trasladado el agresor a la Comisaría de Los Cármenes. D Una adolescente golpeó con una barra de hierro y consiguió ahuyentar a un joven de diecinueve años que había desnudado a su amiga e intentaba violarla. El hecho ocurrió en el distrito de Ventas, a las siete y media de la tarde de ayer. El agresor, A. D. G. que ha pasado a disposición judicial tiene ocho antecedentes policiales por delitos de robo, hurtos y estafas. La niña que sufrió el intento de violación resultó herida en un codo. Continúa secuestrado el hijo del vicecónsul español en Brasil Manaos. Efe Los desconocidos que secuestraron el pasado jueves al hijo del vicecónsul de España en Manaos, Modesto Nova Rivas, se comunicaron ayer por la mañana por teléfono con la familia, a la que hicieron escuchar una grabación con la voz del niño, de diez anos, según medios periodísticos locales. Las mismas fuentes aseguran que el niño dijo a sus padres que se encontraba bien, que no había sufrido agresiones y les instaba a cumplir las instrucciones de sus secuestradores para ser liberado ayer. Los secuestradores exigieron a la autoridad diplomática el pago de diez millones de cruzados (200.000 dolares) para liberar a su hijo. El hijo del vicecónsul fue secuestrado el pasado jueves por la mañana por tres encapuchados que penetraron en su residencia y, tras llevarse consigo al pequeño, huyeron en un vehículo a toda velocidad. Los reclusos amotinados en Badajoz han sido trasladados a la prisión de Ocaña Badajoz. Efe Los tres reclusos supervivientes de los que el jueves se amotinaron en la prisión provincial de Badajoz han sido trasladados al penal de Ocaña, según informó el delegado del Gobierno en Extremadura, Juan Ramírez Piqueras, en una nota oficial sobre el motín que concluyó ayer con el balance de un recluso muerto y siete heridos de distinta consideración. Ramírez Piqueras se mostró ayer relativa- angustiosa espera, como un factor decisivo mente satisfecho con el resultado de ta opepara minar la moralde los amotinados. ración de rescate protagonizada por fuerzas de El motín empezó poco después de las 13,30 la Policía Nacional y de la Guardia Civil, que horas del jueves, cuando cinco reclusos se diriconcluyó con la liberación de los doce rehenes. gieron a la puerta principal de la prisión llevanLa operación de rescate, que comenzó a las do como rehenes a dos empleados de la pri 0,15 horas de la madrugada, duró treinta minusión. Sin embargo, los funcionarios de la puertos y en la misma intervinieron sesenta miemta central consiguieron cerrarla antes de que bros de la Guardia Civil procedentes de la Unilos reclusos lograran su objetivo. dad Especial de Intervención llegados de GuaSegún el delegado del Gobierno, la muerte dalajara y de la Comandancia de la Guardia del cecluso amotinado Antonio Ruiz Santaella, Civil de Badajoz y Policía Nacional de Madrid. que cumplía una condena de catorce años por atraco a mano armada, se produjo minutos anRamírez Piqueras justificó ayer la tardanza tes de la intervención de las Fuerzas de Segude te intervención de las Fuerzas de Seguridad ridad. del Estado, que lo hicieron tras once horas de