Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 A B C NACIONAL SÁBADO 4- 7- 87 Pujol: No es competencia del Gobierno recurrir la LOT Barcelona. D. C. El presidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol, declaró ayer que el Gobierno siempre había admitido que la supresión o no de la Corporación Metropolitana de Barcelona era competencia del Parlamento de Cataluña, por lo que no entra en mis planes impulsar un recurso de inconstitucionalidad No he creído nunca- d i j o- que el Gobierno pudiera presentar recurso cuando ellos mismos, hace pocos meses, al presentar su pliego de alegaciones reconocieron que era competencia del ParlaJordi Pujol mento de Cataluña y del ejecutivo regional. No es competencia del Gobierno Pujol explicó que cuando las administraciones afectadas por la Ley remitieron a la Generalítat su informe, las autoridades estatales expesaron su oposición a la supresión del organisrn, qh perp reconocieron que se trataba de una competencia de la autonomía catalana. El comité ejecutivo del PSC- PSOE decidió no presentar recurso de incontitucionalidad contra la Ley de Ordenación Terriorial de Cataluña, que suprime la Corporación Metropolitana de Barcelona. El alcalde de Barcelona, Pascual Maragall, explicó que es un gesto de respeto a CiU La ley- a ñ a d i ó- es mala y contraria al espíritu constitucional, pero no presentaremos recurso porque hecerlo perjudicaría el entendimiento y las buenas relaciones. que deben existir entre la Generalitat y el Ayuntamiento, dos instituciones básicas en Cataluña. Hoy por hoy no es bueno que leyes catalanas sean objeto de recusos de. este tipo Maragall anunció que quiere mantener, lo antes posible, una entrevista con Jordi Pujol con el fin de discutir temas de laciudad que afectan conjuntamente a las dos instituciones. Fernández Díaz: Cataluña ha dado un paso importante hacia la alternativa al PSOE El papel de AP debe ser de moderador del nacionalismo de tíiU Barcelona. Jorge Fernández Díaz, miembro del Comité de gobierno de AP, secretario regional de Cataluña y presidente provincial de Barcelona, ha participado de forma directa con Jordi Pujol y Miguel Roca en fas negociaciones entre CiU y AP para asentar en diversos municipios de Cataluña un gobierno de centro- derecha. Ef pacto está basado en un apoyo reciproco a la lista más votada por el que CiU ha obtenido el Ayuntamiento de Lérida y la Diputación de Tarragona. Igualmente son para CiU unos treinta Ayuntamientos más, entre los que destacan Lloret de Mar, Palamós, Figueras, San Cugat del Valles y La Garriga. AP ha conseguido la Alcaldía. de. dte. z. Ayu. ntarn. ientosL, entre ellos San Andrés de Llavaneras y Monistrol de Montserrat. ¿Qué significa este pacto? -Este pacto ha supuesto un cambio significativo en el mapa político a nivel municipal en toda Cataluña, ya que importantes núcleos de población, que en anteriores elecciones estaban gobernadas por el socialismo, ahora lo están por un gobierno de centro- derecha. En definitiva, y salvando las diferencias que existen entre CiU y AP, se ha dado un gran paso hacia lo que a nivel estatal puede ser la gran alternativa al socialismo en: mil novecientos ochenta y nueve. ¿Ese pacto no puede perjudicar la imagen de AP, y considerarla un apéndice de CiU? -Siempre que una fuerza política decide hacer un pacto, es obvio que contrae un riesgo, y la verdad es que dicho riesgo es recíproco. Alianza Popular es un partido con voluntad de gobierno allí donde se presenta, y es la fuerza política mejor colocada como alternativa al socialismo. Ello nos ha llevado en Cataluña a una profunda reflexión sobre- cuál era nuestro papel, y estaba claro que nuestro principal objetivo era minar el poder socialista para mantener nuestra actitud de alternativa. Para ello era necesario impedirles la conquista de mayor poder, aun a riesgo de dárselo a otros partidos. Pero esto no ha sido así, ya que en todos los lugares donde hemos pactado existe un alto grado de corresponsabilización en el gobierno que nos va a permitir dos cosas: aplicar nuestro programa municipal para cada localidad, preferentemente en aquellos aspectos que nos son, irrenunciables, y moderar una posible radicalización de CiU en su aspecto nac ¡onaiista. t n ejemplo claro está en que CiU ha pasadB de una intencionalidad de ocupar las Diputaciones para vaciarlas de contenido y hacerlas desaparecer a limitarse a aplicar las leyes sectoriales del Parlamento Catalán y no permitir la desaparición de dichas instituciones. ¿Pero el elector, a partir de ahora, puede establecer diferencias entre ustedes y CiU? -Evidentemente. Entre AP y GiU existen puntos de contacto, pero claras diferencias en conceptos fundamentales. Alianza Popular tiene una vocación autonomista y ve el Estatuto de Cataluña como una meta donde se alcancen verdaderas cotas de autogobierno para nuestra Comunidad. Pero nosotros pensamos siempre en Cataluña y España, como un binomino irrenunciable. CiU, por el contrario, desde su aspecto nacionalista se plantea él Estatuto como una Tíñéá dé patfUa para alcanzar objetivos nacionalistas para Cataluña. Esa es una diferencia sustancial, no sólo de concepto, sino de proyección de Cataluña hacia el futuro. Nuestro elector sabe que desde AP podemos llegar a acuerdos puntuales sobre determinados aspectos, perq que nunca podremos renunciar a nuestros principios básicos como Cataluña y su proyección hacia España. ¿Qué puede suponer este pacto para e conjunto de España? -U n pacto de AP y CiU en Cataluña es posiblemente el primer paso para desde fuerzas de centro- derecha, claramente diferenciadas en algunos aspectos, pero coincidentes en otros muchos, iniciar un proceso de colaboración institucional que nos permita afrontar próximos compromisos electorales con el único fin de ser una alternativa real al poder socialista. Los resultados electorales han vertebrado una serie de fuerzas del aspecto centro- derecha que. en su conjunto, y cada una desde sus principios programáticos, pueden ofrecer al elector una base diferenciada que consiga atraer un número suficiente de votos para dar respuesta al socialismo. ¿Pero ustedes han tenido que hacer el pacto desde posiciones perdedoras? -En toda España, y debido al carácter local o regional de las elecciones, el centroderecha ha cedido una parte de sus votos a opciones localistas o regionalistas, con las cuales eh ocasiones anteriores nos habíamos presentado en coalición. En Cataluña, ese regionalismo de otros lugares de España, nació como un nacionalismo consolidado ya en su propia historia. Es lógico, pues, que se haya producido un cierto retroceso, ante un partido mejor colocado en la oferta electoral. No obstante, también hay que decir que en las elecciones al Parlamento Europeo hemos mantenido nuestro espectro. -Estamos a poco menos de un año de elecciones autonómicas, ¿qué papel puede jugar AP en Cataluña? -Alianza Popular tiene en Cataluña una clara vocación de partido de centro- derecha y autonomista. Queremos una Cataluña que agote todas las posibilidades de autogobierno que le permite el Estatuto de autonomía y que en su proyección futura mire hacia España, como lógica consecuencia del deseo mayoritario de sus gentes. Por tanto, nuestro papel debe ser de moderadores de una fuerza nacionalista como CiU, a la hora de aplicar desde el Gobierno actitudes conciliadoras entre las dos comunidades que existen en Cataluña y que piden un proceso integrador sin traumas. Por otra parte, entendemos que si hemos iniciado un camino de colaboración importante a nivel municipal, y pretendemos proyectarlo en la perspectiva de un gobierno nacional, será bueno también que podamos trabajar juntos en el gobierno de Cataluña. Maragall: Es un gesto hacia CiU la renuncia a recurrir la ley CMB Barcelona. Efe El alcalde de Barcelona, Pascual Maragall, calificó de gesto hacia el entendimiento con CiU la decisión del PSC de no presentar un recurso de inconstitucionalidad contra la ley que suprime la Corporación Metropolitana de Barcelona. Por primera vez, tras su nueva toma de: posesión como alcalde de Barcelona, Pascual Maragall valoró la ley territorial del área metropolitana, las pasadas elecciones municipales y los pactos poselectorales, en una entrevista concedida al Grupo Periodístico Gaudí, en el Hotel Ritz de Barcelona. El alcalde barcelonés opinó que la ley sobre el área metropolitana de Barcelona es mala, contraria al espíritu constitucional, y la batalla jurídica se podía hacer con toda evidencia, pero perjudicaría el entendimiento y todavía no es el momento de que las leyes catalanas sean objetables