Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ABC OPINIÓN MIÉRCOLES 1- 7- 87 El recuadro- ZIGZAG Generosidad Al señor Benegas le hemos oído en televisión una frase tan significativa que no nos atrevemos a silenciarla. Hablando de las posibles soluciones al Gobierno de Ayuntamientos y comunidades (alcaldes o presidentes más votados, aunque sin mayoría absoluta; entendimientos y acuerdos entre diversos partidos, etcétera) Benegas examinó las distintas hipótesis y, en un alarde de espíritu democrático digno de pasar a la historia, admitió la posibilidad de respetar la lista más votada, aunque sea de la derecha Esta actitud comprensiva, que no vacila en admitir que se respete el resultado de las urnas, aunque éstas hayan favorecido a las fuerzas de derechas, es algo conmovedoramente ejemplar. Aunque luego, en la práctica, su partido no la cumpla. LA LISTA MAS ODIADA N O, mire usted, me resisto a escribir hoy de esa ordinariez de la lista más votada No quiero escribir de una mentira que, repetida desde el 10 de junio, está llegando a ser una verdad. Porque no es verdad que gobiernen en los Ayuntamientos las listas más votadas. Las más votadas, de verdad, son el conjunto de todas las otras que no gobernarán. Hablo de mi pueblo ¡f (que es S e v i l l a para lo que gusten mandar) como ejemplo de España. ¿Va a gobernar en Sevilla la lista más votada? No. Va a gobernar la lista más odiada. En gran parte, el 10 de junio no se votó por esto o por lo otro, sino contra esto y lo otro. Cada español lleva dentro un Unamuno y nunca vota por algo, sino contra algo. El PSOE se creyó que en 1982 se votó por el Partido Socialista. De ahí el pecado original de su soberbia, que es la que motiva que todos los ángeles prepotentes acaben sentando plaza de demonios. En 1982 no se votó por el PSOE, sino contra la Ucedé, que era una cosa muy distinta. Por las mismas, que Suárez no se crea ahora que se ha votado centrismo. Se ha votado contra los socialistas, conr tra los coches oficiales, contra la pólvora del Rey del gasto público. Es igual, pero no es igual. Se difumina en el horizonte patrio, pero se ve claramente aquí en este pueblo llamado Sevilla. La dp los socialistas no ha sido la lista más votada, sino la más rechazada. Rechazada desde la izquierda, que es el rechazo que le dio los concejales a Izquierda Unida. Rechazada desde la derecha, que es el rechazo que ie dio los concejales a Alianza Popular. Rechazada desde el centro, que es el rechazo que le dio los concejales a Adolfo Suárez en toda España y a Rojas Marcos a orillas del Guadalquivir. En él modo y manera en que unos y otros sean buenos administradores de un sentimiento, serán bien gobernados nuestros pueblos y ciudades. La cabeza gacha a los socialistas, ¿cuánto les durará? No sabemos que les hemos dado a los alcaldes de las listas más votadas y más rechazadas el machito de la ley Regional Local. La pluma de firmar decretos puede convertir a los alcaldes de las listas más rechazadas en sátrapas. Sigo hablando de mi pueblo, que es Sevilla. En mi pueblo nos hacemos grandes ilusiones de que Soledad Becerril, Alejandro Rojas Marcos y Adolfo Cuéllar van a jugar al abejorro con Manuel del Valle en los Plenos. ¿En qué Plenos? Quien los tiene que conw vocar es el alcalde. f ¿Los va a seguir convocando cada mes, como hasta ahora ocurría, para que la oposición le meta las cabras en el corral cada día 30 en los ruegos y preguntas? ¿O hará uso de la máxima dilación que permita la ley, y espaciará los Plenos cada tres meses? ¿No harán en toda España esto último, los alcaldes de las listas votadas? No se olvide que el castellano acuñó la palabra alcaldada, mientras que no existe presidentada, ni ministrada ni subsecretariada. Quiero con ello decir que no hay que echar las campanas al vuelo porque gobiernen en minoría los más odiados. Gobernando en minoría se pueden hacer mangas y capirotes, y de su capa, un sayo. Sí, ya sé... La erosión del poder no va a ser igual. Ha empezado la cuesta abajo de los que estaban arriba, hemos engrasado el eje de la rueda de fortuna política. Contra el vicio de pedir de la oposición estará la virtud de no dar del poder. A cada instante nos saldrán con la coartada de este tiempo, que se llama gobernabilidad como tras las urnas de 1982 se llamó consolidación de la democracia Por consolidar la democracia, hemos llegado a ponerla en peligro y a convertirla en dictadura de la mayoría. Ahora que la hemos consolidado tanto que empieza de cuesta abajo del poder omnímodo, por hacer gobernables los Ayuntamientos podernos frustrar a todos cuantos votaron contra las listas que se presumían más votadas. Por lo que respecta a Sevilla, ya me estoy imaginando los nuevos modos de gobernar la ciudad. Ha llegado el tiempo en que el alcalde hará las alcaldadas al viejo guiño de: -T ú apaga la luz y no digas ná en Triana... Antonio BURGOS Movilizar vecinos Apenas si acaba de constituirse el nuevo gobierno municipal en Madrid y ya un concejal amenaza con llevar al Ayuntamiento más de quinientas familias para pedirle viviendas al alcalde. Nadie duda del derecho á una vivienda digna de todos los ciudadanos, e incluso el incumplimiento reiterado de las promesas realizadas en este sentido por los poderes públicos, pero lo que no puede un edil, por muy de Izquierda Unida que sea, es saltarse los órganos democráticos recientemente elegidos. Funesta manía la de algunos de alentar movilizaciones en la calle para presionar a las instituciones antes, incluso, de elevar en éstas las propuestas necesarias. Seguridad en los aeropuertos Llega el verano y la avalancha de turistas. Los aeropuertos, estaciones y demás núcleos de los medios de transporte se encuentran saturados de público y se convierten en apetecibles focos de acción para los terroristas, como de hecho ya ha ocurrido. Conviene extremar al máximo las medidas de seguridad en estos lugares. Un estudio de la Administración Federal de la Aviación norteamericana ha puesto en entredicho la eficacia de la supervisión del equipaje en los aeropuertos. Agentes camuflados escondieron armas descargadas en bolsas de mano c e n tre la ropa, y se pasearon durante los cuatro meses que duró la prueba por aeropuertos de Estados Unidos. El resultado fue que el 20 por 100 del armamento se escapó de las manos de los vigilantes, mientras los viajeros se quejaban cuando el impertinente pitido sonaba al llevar en el bolsillo un simple par de llaves. Esto, evidentemente, debe ser mejorado. Honoris causa Los merecimientos del Premio Nobel sir John Cowdery Kendrew, de Miguel Delibes y de Andrés Segovia, fueron puestos brillantemente de relieve, en sus investiduras de doctores honoris causa por los profesores Martín Munido, un científico de primer rango; Martínez Albertos, y José Luis Várela. Si el fervor brilló en las disertaciones, la de Albertos se distinguió por todo lo que corresponde a un nuevo doctor que, además de narrador cum laude es periodista singular; la de Munido por el vasto contenido multidisciplinar, y la de Várela por la riqueza de la prosa, que era vehículo de un pensamiento en que la cultura atendía con idéntica solicitud los mat i c e s de la m ú s i c a en sus variedades y genios representativos y el emplazamiento riguroso de tal arte entre las que con él se relacionan al trazar el retrato del gigantesco Andrés Segovia. Ha Tarifas de suscripción Madrid i 4 B. Mes Ptas. Trimestre Ptas. Semestre Ptas. Anual Ptas. 23.870,12.460, 2.325,6.480, Hágase suscripto de A 1