Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Bolsa (29- 6- 1987) MADRID BARCELONA 246,87 +4,04) 337,84 +15,48) BILBAO 280,99 +1,84) índice ABC VALENCIA 216,30 +3,10) 124,96 +1,71) 30- 6- 87 ABC Núm. 90 -Paridad de la peseta- (29- 6- 1987) Dólar USA 126,500 Ecu 143,249 Libra esterlina 202,400 100- yenes 86,407 Marco alemán 69,205 Franco francés... 20,738 Franco suizo 83,322+ 0,302- 0,125 -1,126- 0,387+ 0,090+ 0,030+ 0,065 100 esc. port 88,331 -0.202 Boyer rechaza el ajuste fino y recomienda un cambio en la orientación de la economía Pide el mercado flexible y facilidades para la contratación Santander. D. E. y Agencias El ex ministro de Economía y Hacienda y actual presidente del Banco Exterior de España, Miguel Boyer, se mostró ayer partidario de que se favorezca el mercado flexible y se den facilidades para la contratación. Sus declaraciones en Santander fueron críticas con las últimas decisiones del Gobierno y de su partido. Las opiniones expresadas por el ex ministro se producen tras la reciente decisión del Ministerio de Trabajo de no prorrogar los contratos temporales que vencen el próximo otoño, y tras las declaraciones del portavoz del Gobierno, sobre la posibidad de un ajuste fino de la política económica. Para el ex ministro, lo que se entiende por ajuste fino ha fracasado en todos los países. En su intervención Boyer recomendó no ponerse nerviosos y actuar sin apretar excesivamente el freno o el acelerador El coste de la crisis- añadió- lo han pagado los parados y los efectos de la lucha contra el paro no son esperanzadores. Miguel Boyer, presidente del Banco Exterior de España, dijo ayer en Santander que las orientaciones actuales en materia económica son correctas y preferibles al ajuste fino que ha fracasado en los países que lo aplicaron en los últimos diez años. Este ajuste fino dijo, al que se han referido algunos miembros del Gobierno tras las últimas elecciones, trata de intentar corregir día a día las perturbaciones económicas, lo cual ha resultado un fracaso en los países donde se ha aplicado, como Estados Unidos. Boyer se mostró partidario de mantener la actual política económica, a medio plazo, aunque destacó que ahora nuestro país, puede permitirse el experimento de un cambio en la orientación, ya que la situación es más sólida que en 1982 y los posibles errores tendrían un coste menor. Añadió que en el período 1982- 85 el Gobierno socialista vendió esperanzas y confianza en que se iban a mejorar las cosas, como se ha demostrado en la práctica, con una evolución económica espectacular en el contexto de los países de la OCDE. En una rueda de Prensa posterior a su intervención en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Boyer recomendó no ponerse nerviosos y actuar sin apretar excesivamente el freno o el acelerador Boyer destacó la paradoja entre las peticiones de cambio en la política económica y los buenos resultados obtenidos por el Gobierno socialista, aunque resaltó que puede haber una insuficiente explicación a la opinión pública de la situación económica. Sobre el sistema fiscal, Boyer comentó que hay reformas necesarias como la simplificación de los impuestos y supresión de algunas desgravaciones, aunque el peso del déficit público es muy fuerte y reduce sensiblemente el margen de maniobra. Boyer, que desmintió que tuviese intención de abandonar e cargo, comentó que es necesario continuar con el saneamiento de las empresas públicas, como en los casos de Hunosa, algunos flecos de Renfe y los sectores textil y de bienes de equipo. Añadió que las empresas públicas suponen un problema muy serio para el país, ya que absorben importantes subvenciones, como el año pasado, en que fueron asumidos 250.000 millones de pesetas en deuda del INI. En su intervención inaugural, Boyer se refirió a los países de la OCDE, de los que destacó que viven momentos de desilusión y frustración con respecto a las expectativas creadas en 1986, ya que la bajada de los precios del petróleo no ha incidido en sus economías como se esperaba. Dicha reducción, comentó, debería haber provocado el descenso de la inflación (2,8 por 100 en el 86) ajustes en los tipos de cambio, sobre todo entre el dólar yen y marco, y, sin embargo, la situación de crecimiento es menor de la esperada, con síntomas de desaceleración. Respecto al caso español, Boyer destacó el incremento de la inversión privada desde el momento de la mejora de resultados en las empresas, el aumento de la demanda interna y unos tipos de interés normales. Sin embargo, agregó, existen varias ¡ncertidumbres importan. tes como el empleo, impacto de la entrada en la CEE y tipos de cambio, pero, a diferencia del resto de los países comunitarios, la inversión tiene unos niveles de recuperación notables. Boyer destacó el incremento del empleo en 1986 y primeros meses de 1987, con un aumento muy fuerte entre los asalariados del sector privado (354.000 nuevos puestos de trabajo en 1986) aunque señaló que los efectos de la lucha contra el paro aún no son esperanzadores. Enfrentamiento Norte- Sur en la reforma comunitaria, Bruselas. César Lumbreras Ayer, al comienzo de la cumbre europea de jefes de Gobierno comunitarios, se hizo patente una vez más el abismo que separa a los países del norte y del sur de la Comunidad Económica Europea (CEE) La presidencia belga de la cumbre anunció al principio de la reunión que había decidido que se comenzaran a discutir los problemas que tiene planteados la Comunidad a medio plazo. El presidente del Gobierno español, Felipe González, tras poner de manifiesto el vínculo que existe entre la consecución del mercado interior y la cohesión, indicó que España está realizando una transferencia de su actividad económica al resto de los países miembros (señaló en concreto el aumento de las importaciones) y se mostró partidario del incremento de los fondos estructurales, que favorece a los países del Sur. El país más crítico con las propuestas del plan Delors para reformar la Comunidad a medio plazo fue el Reino Unido, que se niega a duplicar el dinero destinado a los fondos estructurales. Tan sólo admitiría un aumento del fondo social. La delegación británica también manifestó que no habrá nuevos recursos mientras no se controle el gasto agrícola. Asimismo, tampoco aceptaron el programa de cooperación y desarrollo propuesto por la Comisión Europea. El precio del pan subirá un 3 por 100 Madrid La Junta Superior de Precios, que se reunió ayer en Madrid, acordó proponer para su aprobación por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos un aumento en el precio del pan del 3 por 100. Esto supondrá el incremento de una peseta en el precio de la pieza sometida a regulación oficial. Fuentes de la Junta señalaron a Europa Press que la CEOE había pedido la liberalización total del precio del pan. ¿REACTIVAR? Ciertamente no son como las de 1982 las condiciones en las que se sitúa la realidad económica española; pero tampoco tan distintas. Importa señalar que el nivel de flotación se ha modificado por causas no intrínsecas de la política económica seguida por los Gobiernos del PSOE, sino por razones y por causas extrínsecas a esa política. El presidente del Banco Exterior evitó entonces, cuando era ministro de Economía, que se cometiera el mismo error que los socialistas habían cometido en Francia y en Grecia. Lo que no se ha evitado ha sido la limitación general que impone todavía el déficit público a un propósito de expansión económica sostenida. Aunque existen muchas reservas ociosas, de divisas y de mano de obra.