Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
HL. 94 i A B C ESPECTÁCULOS LUNES 29- 6- 87 -Música- El reggae deJinuny Cliff puso frescor antillano a una noche de bochorno Miles de cuerpos mecidos al suave vaivén de una tumbona Madrid. José Manuel Costa ¡Qué pena! ¡Qué gozo! Se habla de la actuación prodigiosa que el pasado sábado vistió de un lujo insospechado la muy familiar fiesta del PCE. Era Jimmy Cliff, uno de los grandes creadores, junto a Bob Marley, de ése ritmo antillano llamado reggae un nivel musical estratosférico, algo sólo comparable a un James Brown o a un Camarón. Algo verdaderamente alto y profundo, de aquello que no se olvida, aunque no todo fue tan bello. Las noticias no eran contradictorias: es que apenas existían. Por mor de alguna confabulación extraña, tal vez inconsciente, tanto la organización de la fiesta como la casa de discos de Jimmy Cliff (CBS) decidieron no valorar la presencia del artista en Madrid. Allá cada cual con su sensibilidad. farras, de quienes jamás se sabrá cuál era el solista, cuál punteaba o cuál hacía ritmos. La batería y la percusión, con un aire tremendo, un swing no frenético, una cadencia humana. Todos ellos, junto a los teclados, formaban una de las mejores bandas que se hayan visto en Madrid, España, en cualquier parte. Al frente, saltando como un pájaro y canPero es que se inducía a la confusión, tando como los ángeles, el mismísimo Jimmy puesto que en unos carteles aparecía Jimmy Cliff diciendo frases tan bellas como teneCliff y en otros no, al parecer por descuido. mos el resplandor del sol en la música, teneComo la casa de discos seguía sin abrir la mos e l resplandor d e l s o l en el alma boca, los cronistas sufríamos la misma per Sunshine in the music Quedan en los replejidad que el público, de forma que no fue cuerdos del soul que aprendió a amar y no extraño el circular de todo tipo de esas notise avergonzó de contarlos en Many rivers to cias contradictorias o ausencia de ellas que cross Toma partido por los suyosy hace de se mencionaba al principio. Resultado final: la reivindicación un baile como the h arder no más de cinco o seis mil personas para esthey come Era otra estrella en la noche y cuchar a uno de los grandes del pop a un duró casi una hora y tres cuartos. Supo a peso pesado de la música. poco, pero deslumhró. Ernesto Halffter, en torno al anuncio de Átlántida en Santander He tenido el honor de ser visitado por el maestro Ernesto Halffter, amigo querido y admirado, con voluntad de aclarar extremos sobre ía información que publicamos en torno al programa del ya próximo Festival Internacional de Santander y en la que se recogían noticias textuales según las que la edición se pensaba cerrar, en actuación conjunta del Orfeón Donostiarra y la London Symphony, dirigidos por el maestro Frühbeck de Burgos, con la versión definitiva de Átlántida Le, ha molestado extraordinariamente a Ernesto Halffter que, de una parte, reciba las primeras noticias por conducto periodístico, ya que es, ni más ni menos, coautor de la obra, al poner a punto y completar las enormes lagunas que en el material recibido de su siempre insigne y venerado maestro Manuel de Falla existían. Su trabajo, subraya- como lo ha hecho ya tantas veces- ñ o es el de simple colaborador y supuso un esfuerzo largo y grande, en busca de redondear el legado y mantener la unidad espiritual deseable. Pero hay más: Halffter se niega por completo a admitir la expresión: definitiva Afirma que todo músico- -y los ejemplos son múltiples en la historia- puede permitirse revisar, rectificar, decidir sobre la validez dé una versión o la conveniencia de hacer en ella cambios, todos los que desee. Ai margen de que la pasión, la vehemencia, la hipersensibilidad que siempre demuestra el gran compositor cuando se trata de esta obra, cuya viabilidad a él se debe, sin duda, le llevan a expresiones innecesarias, a considerar intolerable o incomprensible ignorancia falta de escrupulosidad que se produzcan hechos así, cuando habría si Jp suficiente una simple, escueta nota acjáratoria suya sobre la posibilidad de la condición no definitiva de aquello que se escuche y su legítimo deseo de ser tenido en cuenta para manifestación semejante, el crítico- ajeno por completo incluso a la voluntad dé intervención en temas de este carácter- tiene sumo gusto en recoger los fervientes deseos de Ernesto Halffter, como cualquier puntualización ajena que sobre ellos pueda surgir. Entre otras cosas porque piensa que lo importante es que se dé una obra oída bastante menos desde eí estreno barcelonés por el inolvidable Toldrá en 1961, y en la Scala escénicamente el 62, de loque la calidad de los pentagramas merecen. Y porque no deja de ser un gesto laudable en José Luis Ocejo, director del Festival, Rafael Frühbeck, del concierto y los magníficos conjuntos partícipes, seleccionarla cuando tantos oratorios millonarios en audiencias- d e La Pasión, según San Mateo y la Misa Solemnis de Beethoven, al Réquie de Verdi, pasando por el Brahms, los Carmina Burana de Orff, etcétera, pudieron haberse elegido con garantía de lleno en la Porticada. Lleno que, sin duda, también se logrará con esta Átlántida definitiva o no, incluso por la voluntad de homenaje en memoria de Antxón Ayéstarán, al que todos recordaremos al frente de sus cantores vascos. Un artista perdido Jimmy Cliff, nacido en Jamaica hace treinta y nueve años, fue de los primeros artistas de reggae en lograr cierto éxito internacional. Eran los primeros setenta y Jimmy todavía no disponía del bagaje rastafariano (doctrina del reverendo Marcus Garvey: el Negus sería Dios y los negros americanos deberían volver a África) cuando se encontró corpantiendo lugar en las listas con sus más idolatrados cantantes soul americanos. Así, durante unos años estuvo dando palos de ciego, tratando casi de triunfar por el soul otro chico- de la provincia despistado en territorio de un imperio. Sólo con la llegada de Bob Marley y Peter Tosh, Jimmy retomó la veta necesaria para el reggae al fin y a la postre una música religiosa para el rito de la comunicación. En cualquier caso, a lo largo del tiempo ha ido dejando una serie de canciones cuyo menor calificativo sería el de maravillosas. Sólo faltaba comprobar su estado de forma, la banda, el repertorio... Aunque hace apenas tres años editó el espléndido The power and the gtory con la increíble, preciosa, sonriente Reggae Night... MADEIRA Y AZORES Descúbralas estas vacaciones en los programas PORTUGAL, a su aire con VIAJES obreu n 5 Información y reservas en su Agencia de Viajes o en: C Génova. 16- 28004 Madrid T d 419 20 92 Él! baile reencontrado Y al fin salió. Vestido con un mono: blanco fantástico, bordado con un par de estrellas esotéricas en negro. Tocado de una boina casi militar. Delgado, simpático, ágil, con buen- rollo. Y éñ esa noche tórrida, los cuerpos aprendieron a moverse. Así, con cadencia, sin cansarse, al medio tiempo que iba marcando urt bajo de pelos imposibles que parecía ajeno, pero que ño fallaba nunca; y, de cuando en cuando, para nó aburrir, se marcaba una figura- malvatíá, que rompía er INGLES IN TEN S I VO 8 niveles 12.500 pesetas curso dos horas diarias 6- 30 julio; 3- 27 agosto. v: 1 r 24. septiembre. Fechas: English Study Group Vélázqute, 4 ff: Madrid, teléfono 275 91 59