Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 78- TRIBUNA ABIERTA LUNES 29- 6- 87 N famoso sociólogo, en un primer análisis de las pasadas elecciones, calificó los resultados de una de las provincias vascas como de situación preindependiente No es- dentro de la actual ceremonia de la confusión- una barbaridad el comentario desde la frialdad de los números o desde el estudio de la evolución de los votantes de tendencia separatista entre los últimos comicios y las elecciones del año 1977. El fenómeno ETA, el miedo, la demagogia electoralista. la falta de valor de la masa, la ineficacia antiterrorista, la caída económica, el paro, la desesperación juvenil, el pasotismo, la desespiritualización social... tienen mucho que ver en el ascenso de los partidos proclives a la indefinición calculada, a la abierta segregación o a la violencia. Sin necesidad de centrarse en el panorama vasco, un observador sereno de la realidad tiene motivos suficientes para sentirse alarmado ante la contestación creciente que las autonomías presentan a la gobernación del Estado. Los deseos del legislador de acercar los problemas, y su resolución, a las partes del todo- que es España- como mecanismo de participación y eficacia, está derivando en un centrifuguismo absurdo y peligroso. No, no es una parodia exagerada, ni argumento interesado afirmar que cada vez se pronuncia menos la palabra España; que su profundo concepto- que es síntesis de amor en la historia- se discute en tribunas y cátedras, desde calle y barricada o en escaño y pulpito. Que el taifismo utiliza embajada comisión, decreto y lengua con pretensiones excluyentes. Y que estas locuras desequilibran y tienden a destrozar el sentido universal y total que precisa la supervivencia de nuestra patria española. U Por centrarnos en el capítulo de seguridad y defensa nacional, que es indiscutible en las competencias del Estado, se está perdiendo el norte de la universalidad aludida. Grupos, pedanías, asociaciones o ayuntamientos discuten y levantan acta o grito sobre alianzas o convenios, acuartelamientos o despliegues defensivos; sobre duración y cumplimiento del servicio militar, campos de maniobras, gastos defensivos... todo ello con una ligereza y publicidad desorbitadas e irreales. Insisto, irreales, pues contrastan- son vivencias propias y ajenas actuales- con la facilidad, el sentido de la convivencia, no exenta de emoción, de los contactos que unidades militares mantienen con las gentes de nuestros pueblos, donde son recibidos con la tradicional sencillez e hidalguía. Este paréntesis sobre la defensa se nos antoja imprescindible en el tema que nos ocupa. Aún antes de nacer el estado moderno, el pueblo- ciudad- nación dictaba sus leyes para Ja gobernación interna y organizaba su seguridad y defensa como elementos ímpres- LIQUIDAMOS EXISTENCIAS DE ALMACÉN Vajillas, cristalerías, artículos de regalo A PRECIOS INCREÍBLES C Manuel Ferrero, 5 (junto a plaza Castilla) formable, enmendable y hasta abolible. España no, España es ei principio, el resultado y lo inmutable como bien Por José BERLANGA REYES sentencian los siglos. cindibles de su existir. Los quilates de fortaleUna herencia que no se puede dilapidar sin za, de respeto, de convivencia y de esperanviolencia, justa violencia; que no está sujeta a za de un pueblo han estado siempre al nivel soberanías temporales pues constituye la- y, en razón directa- a los de su cohesión Soberanía- con mayúscula- usufructuable defensiva. Se trata más de sentimientos que por los que ahora la habitamos y cuya nula de armas, de voluntad que de medios, de espropiedad hemos de traspasar a generaciopíritu que de materia, aunque se precisen ésnes venideras. Si es posible mejorada, nunca tos a la hora de la verdad. La modernidad troceada ni dividida. asumió la fuerza- ahora pueblo en armas, En las páginas de este diario, con su maque son los Ejércitos- -con el mismo fin de gistral precisión y claridad, se preguntaba don edades pretéritas, aunque articulando los poJulián Marías: ¿Se puede enajenar un país, deres y abriendo en abanico las responsabilise lo puede dividir, se puede atentar a su dades mediante el concepto de soberanía napersonalidad colectiva? He aquí su propia cional. respuesta: Lo decretase quien fuese, sería radicalmente ¡legítimo y sin valor, mera impoLos números, a los que aludía el sociólogo sición violenta y por la fuerza- o por la debicitado, no son todo para calificar a una prolidad, es decir, por la fuerza ajena- y cuanvincia de preindependiente entre otras codo esto ocurre, lo que pasa es que se pierde sas, porque la cita electoral no ha sido un rela legitimidad. feréndum de españolidad, porque existe miedo justificable en hechos trágicos, porque Patrimonialmente hablando no existe un la abstención ha sido importante, porque los valor- físico, material, moral, espiritual- -tan partidos son instrumento para la participación intemporal y tan superior a España. Ni un política, pero nada más; sobre todo si se saGobierno ni una generación tienen soberalen de la libertad que les concede la Constitunía sobre ella. Basta pues de aplaudir manición... festaciones sobre independencia ni de magnificarlas o de simplificarlas con otros deberes Si seria es la utilización de la palabra prein- muy elementales por otra parte- de. la instidepehdencia, más grave aún es el término independencia, muy utilizado últimamente con 1 tución militar. La obediencia debida nada tiene que ver con lo que ninguno de los podeuna ligereza que nos hace recordar esta frares constitucionales, ni todos juntos, pueden se de Salvador de Madariaga: Hay dos rashacer legítimamente. Por otra parte, nadie, y gos constantes en nuestra vida política que mucho menos los militares, que lo tenemos pueden simbolizarse en estas palabras: dictaexplícitamente prohibido, está obligado a obedura y separatismo, que son, no obstante, tan decer órdenes que entrañen la ejecución de sólo pasiones del español, no son su sentíactos contrarios a la Constitución, en cuyo do. Esperemos que se imponga el sentido a frontispicio figura la indisoluble unidad de Esla pasión. paña. Las Fuerzas Armadas, además, no tenY debe imponerse. No podemos perder drían razón de ser sin la sagrada misión de otra oportunidad de vivir en un equilibrio civiligarantizar la soberanía, la integridad territorial zado, sosegante y esperanzador. El separay el ordenamiento constitucional. tismo es y ha sido antihistórico, beligerante y Pero todo lo anteriormente escrito, desilvaanegador de expectativas de futuro. También nado y apasionado si se quiere, tiene un fonirrealizable, pues la gran constante de todos los pueblos españoles desde la Hispania ro- do amargo de falta de fe en algunos hombres que tienen la responsabilidad de que los esmana- -con el paréntesis de la Reconquista, que fue una sucesión de esfuerzos para la pañoles, todos los españoles, miremos con esperanza el porvenir; de que el buen sentido unidad- -ha sido una gran ilusión llamada Esse imponga sobre la pasión baja, egoísta y paña. provocadora que significan la insolidaridad y Y basta de mezclar los conceptos, como se ¡a inmoderación. Gritos destemplados, tales ha hecho recientemente a tenor de unas excomo ¡somos una Nación! ¡seremos un Estaplosivas e inoportunas declaraciones. Nada do! ¡una estrella más en la bandera de Eurotiene que ver independencia con la subordipa! recuerdan mucho una historia pasada nación de las Fuerzas Armadas al poder civil llena de zozobras y de sangre. El equilibrio, o con las prerrogativas del Gobierno de la la honradez moral, el futuro abierto y la iluNación. Cada concepto tiene su sitio y su sigsión de vivir en paz, sólo son posibles asunificado. La mezcla es ignorancia o confusión miendo y practicando estas palabras de Su interesada. Majestad el Rey: Yo quiero uniros a todos La realidad, la emoción, es sustrato, la en un abrazo, unánime, como el sol abraza el base de nuestra patria, España, se hunde en trigo, juntando la paz, el diálogo, el amor para los tiempos y permanece de la misma forma decir una y otra vez la palabra que significa que un árbol con raíces. Al afirmar la Constiel sueño de muchos siglos: España, Espatución del 78 la indisoluble unidad de la Naña ción española no se hace más que recoger el aliento secular- las raíces- de interminables generaciones. Recordemos, ya en tienv pos modernos, la Constitución del 1812 de parecida contundencia: El reino de las EspaÚLTIMOS PISOS 214 m 2 ñas es indivisible... Igual la del 1931: La República constituye un Estado integral... ENTREGA INMEDIATA Las Constituciones- y la que nos rige en la CLIMATIZADOS TENIS- PISCINA- ETC. actualidad es una más- constituyen un pacGabriela Mistral, 4 (Juntoalos Robles) to, un supremo y civilizado pacto, aunque re- ESPAÑA, ESPAÑA LAS BRISAS de Puerta de Hierro 3