Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 29- 6- 87 ABC Las Cajas, hoy A B C 49 Interés por la nueva regulación de los Planes y Fondos de Pensiones Las Cajas de Ahorros consideran de suma urgencia que las normas de transparencia de costes y rendimientos establecidos por la orden de 3 de marzo de 1987 y por la circular 15 1987 del Banco de España extiendan su ámbito de aplicación a las operaciones desarrolladas por las compañías de seguros, entidades de financiación de ventas a plazos y demás instituciones que de cualquier forma actúen como intermediarios en los mercados financieros. Los términos en los que hace escasas fechas fue aprobada la ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones preocupa profundamente a estas entidades, según se puso de relieve en la Asamblea, en cuanto a la cobertura de los compromisos de complementos de pensiones contraídos con su personal, ya que al exigir la presencia de un gestor externo de los fondos, deriva hacia un tercero la administración, pero no la responsabilidad por los compromisos contraídos, que seguiría siendo de las Cajas de Ahorros. Por ello solicitan de la Administración que al margen de dicha ley habilite fórmujas para que dicha diferenciación de funciones no se traduzca finalmente en una ampliación de los compromisos citados. Igualmente, solicitan del Banco de España la flexibilidad suficiente para contemplar los planes individuales que le formulen algunas instituciones para adaptarse a la cobertura requerida de tales compromisos. Otro tema objeto de la atención de las Cajas de Ahorros es el importante volumen de medios líquidos que está acumulando su Fondo de Garantía de Depósitos, sin que se vislumbre su concreta aplicación a los fines encomendados, dada la probada sanidad financiera de las Cajas. Por ello se solicita, de una parte, que se congelen las aportaciones a dicho Fondo y, de otra, que se reintegre a las mismas en alguna de las formas posibles el exceso de tales activos que supere el mínimo necesario para su funcionamiento y garantía. En relación con las operaciones de no residentes, sugiere que el nuevo tratamiento dado a los depósitos de los no residentes perjudica seriamente la captación por parte de las Cajas de remesas de emigantes en franca competencia con la Banca extranjera en el lugar de origen, y que la cesión de divisas a la Confederación Española de Cajas de Ahorros por parte de las Cajas, normalmente las de menor dimensión, no tenga una consideración discriminatoria respecto a si las mismas fueran cedidas directamente a corresponsales extranjeros. La transformación de las Cajas en Sociedades Anónimas resolvería el problema de la captación de capital Las Cajas se enfrentan a un desafío nuevo a partir de la normativa comunitaria a la que han de adaptarse necesariamente y, paralelamente, a las exigencias de seguir acrecentando sus recursos propios para acomodarse a las exigencias de los coeficientes de garantía. Por eso se quiere que las Cajas cuenten con una cobertura jurídica definida y estable para capitalizarse Teniendo en cuenta la preocupación que sienten las Cajas por la limitación de sus posibilidades de crecimiento como consecuencia de una rigurosa aplicación de las normas reguladoras del coeficiente de garantía, en la recientemente celebrada asamblea se pidió que se apliquen criterios de flexibilidad en la etapa de adaptación de las Cajas a los índices del coeficiente de garantía y que se contemplen, en este sentido, las normas paraletas que puedan ir surgiendo, tendentes a su solvencia y a las necesidades que las sucesivas exigencias de garantía de las propias Cajas y del sistema requieran. También se consideró que se arbitre con carácter extraordinario y para aquellas Cajas que no han hecho uso total de ese derecho con anterioridad, la posibilidad de acogerse a una actualización correcta del valor contable de sus activos que pueda ayudar a una más rápida adaptación a la normativa en cuestión y al tiempo, que la Administración agilice el plazo y trámites de los expedientes, de tal modo que sea más fluida la concesión de autorizaciones de emisión de deuda subordinada. En relación con la emisión de este tipo de deuda se acordó que se eleve el límite que pueda alcanzar la emisión de tal modo que sea equivalente este sistema de captación de recursos propios al de fondos captados vía suscripciones de capital, y que se aplique a las emisiones de deuda subordinada una desgravación fiscal igual a la existente para las ampliaciones de capital, de manera que no queden discriminadas con respecto a otros activos financieros. Un punto interesante es el que sugiere que exista una colaboración activa del Fondo de Garantía de Cajas de Ahorros en la suscripción de obligaciones subordinadas emitidas por las Cajas; asimismo, que se mantenga la computabilidad como recursos propios de las obligaciones subordinadas durante toda la vida de la emisión. También que se suprima la prohibición legalmente establecida de financiación subordinada por entidades o personas con financiación de la entidad emisora o del grupo consolidado, en atención a que las entidades financieras mantienen frecuentemente entre sí relaciones de financiación que no está dirigida a la adquisición, por la entidad financiada, de deuda subordinada emitida por la entidad financiadora. Finalmente para no impedir, en determinados casos, el natural crecimiento de las Cajas de Ahorros, no debería constituir obstáculo para emisión de deuda subordinada la regla interna del Banco de España, de no conceder autorización administrativa para la emisión de deuda subordinada a aquellas Cajas con coeficientes de garantía suficientemente holgados, puesto que con ello se impide la formación de una amplia base de solvencia cuando la Caja esté desahogada, que es lo que permitirá su mayor desarrollo sin llegar a situaciones de insuficiencia de coeficiente. Todo ello, como se ha indicado, porque las Cajas, dada su naturaleza, no cuentan con más recursos propios que los provenientes de la acumulación de reservas. Su transforamción en sociedades anónimas siguiendo el ejemplo de algunos países, como es el caso del Reino Unido, supondría poner al alcance de los ciudadanos la posibilidad de participar en la capitalización de las Cajas. Más de veinticuatro mil millones para la Obra Social en 1986 A 24.144,1 millones de pesetas ascendieron los gastos de las Cajas de Ahorros Confederadas en 1986 (un 6,55 por 100 más que en 1985) en mantenimiento y desarrollo de su Obra Social y Benéfica. En el área cultural, las aulas de cultura, exposiciones, medio ambiente, centros de documentación, etcétera, se invertieron 9.663 millones, equivalentes al 40 por 100 de los recursos totales. PRINCESA- URQUIJO Ideal, piso 300 metros, dos plazas de garaje Teléfono 419 43 50 PISO O DONNELL Señorial, 155 metros. 25.000.000 Teléfono 4194771