Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ABC OPINIÓN LUNES 29- 6- 87 Queridísimos yuppies ZIGZAG La suerte en Móstoles Justificar con la mala suerte un descenso electoral es una de las más origínales excusas que se recuerdan en la vida política. Los inventores de esta nueva fórmula son los dirigentes socialistas de Móstoles, que perdieron el 10 de junio la mayoría absoluta en el Ayuntamiento. Y alegan que todo se debe a la política del Gobierno y al revés inferido por la diosa Fortuna a la que achacan el asesinato de un joven por un atracador. Pero esto no es mala suerte, sino pésima política de seguridad ciudadana. No es bueno confundir los términos. Rodríguez de Julián, dentro de su modestia, era loable. Por eso ahora tratan de resucitar este movimiento, buscando las maneras correctas y sencillamente educadas, tan en crisis actualmente en el trato social. El comportamiento condescendiente y amable, la suavización de la aspereza, la tolerancia ante cualquier descuido y hasta la comprensión de algo que puede molestarnos, pero sin que haya sido movido por mala intención, es sano y en extremo conveniente. Máxime cuando la rudeza, la tosquedad, la zafiedad, prevalecen no como momentáneos olvidos de la indispensable cortesía, sino como repudio de formas que se consideran arcaicas, a pesar de que la civilización las tiene por imprescindibles. AGENCIA DE T ODAS las noches te suicidabas un poco. Más o menos a eso de las doce menos cuarto. Colocabas un poco de nieve en un pliegue de tu mano izquierda y aspirabas. Allí, entre el pulgar y el índice, al dorso de donde buscan las quiromantes el confuso final de las rayas del amor y de la vida, tenías un refugio. Y un trampolín. Te gustaba hacerlo así, sin grandes ceremonias. Sin sofis ticados estuches con dosificador incorporado ni transparentes tubitos de cristal distanciadores. eran los modelos que lucían sus dientes en los folletos para la prevención de las caries dentales. Y los extras de las películas con movimiento de masas. Tenías olfato para la fotogenia y tacto para tentar ambiciones. Sabías siempre qué picaras caderas d a r í a n bren para vender refrescos sin burbujas, y cuál era la cara irrepetible para que la gente se apunta a un plan de pensiones. Tu negocio iba viento en popa. Tenías un álbum de cada aspirante a starlette y un archivo ínformatizado de ejemplares para todos los caprichos. Te llamaba un ejecutivo de cuentas para pedirte una joven con melena para un display de champú y el ordenador te combinaba ojos azules, treinta años, trigueña y con pecas como el que ofrece en el mercado: De fresa, naranja, limón y menta, los caramelos. Tus modelos, a veces, parecían lo que eran. Pero, sobre todo, resultaban distintos y daban la imagen. Sabías quién daría bren para anunciar léntillas o bronceadores. Y adivinabas quién podía ser creíble para promócionar desodorantes o vacaciones al sol en invierno. Archivabas en tu memoria las caras y las. figuras con una etiqueta al lado que decía: Para vender perfumes, para detergentes, para fondo de vídeoclips, para un spaguettiwestern. No fallabas nunca. Si alguien tenía cara de parecer virgen, tú le harías vender trajes de novia. Te asombraste anoche cuando una script girl con pinta de travestí te contactó para ofrecerte un papel en una coproducción. Te sobraban unos kilos alrededor del ombligo y llevabas puestas las ojeras del sueño. Se te había pasado el efecto de la coca y quizá vestías esa noche de un modo inadecuado. Pero hubieras jurado que un tipo como tú jamás podría hacer el papel de un viejo pederasta en esa maldita película de gays que estaban. rodando en interiores Tendrías que hacerte un book En esta profesión todo es posible. Luis Ignacio PARADA La Copa en TVE Parecía olvidado ese descuido de TVE, que no es otro que el de ofrecernos, en retrasmisíones taurinas, los tendidos cuando se desarrolla una buena faena en el albero, o enfocar al respetable, en las deportivas, en momentos de peligro en el área. Similar, salvo que al revés, era lo que acontecía el pasado sábado durante la entrega de la Copa del Rey por don Juan Carlos: mientras Arconada recibía el trofeo de manos de Su Majestad, las cámaras del Ente nos obsequiaban con unas originales imágenes de la alegría desbordante de los campeones, a la par que un periodista de la casa, en veloz carrera, entrevistaba a los jugadores de la Real- Sociedad. En fin, que a poco que el descuido se hubiera demorado, los espectadores no hubieran ni contemplado la Copa. Ver su entrega era pedir demasiado. No habías acabado de echar un vistazo al espejo, antes de salir a la calle, y ya encontrabas frente a ti a otro hombre. Era como si una inhalación consiguiera, a la vez, reducir tus incipientes michelines y llenar de dinamita tus pulmones. A veces un brandy después de la cena aumentaba lo menos un palmo tu estatura. Y cuando llegabas al portal parecía que Supermán acabara de salir de la cabina del ascensor. Caminabas siempre por la acera de los impares en esa calle que se llenaba de provocación y misterio al llegar la medianoche. Todas las modelos de tu agencia habían salido de ese golpe de vista genial. A la luz de las farolas o en los rincones más oscuros de los cafetines encontrabas siempre el perfil ideal de una muchacha para un anuncio de cosméticos o I- a rotunda virilidad de un camionero para un spot de piensos compuestos. Te acercabas a cualquier jovencita asexuada y decías siempre lo mismo: Tu rostro es muy interesante. Si quieres trabajar en publicidad, concierta una cita con mi secretaria. Y escapabas rápidamente para no parecer un ligón de manual. Tu tarjeta decía: Agencia de modelos Casting Y debajo un teléfono de esos que terminan en dos ceros, y que huelen a serio desde lejos. Así habías conseguido aquella sonrisa irrepetible de una nínfula para un anuncio de compresas y todo un reparto de estudiantes en huelga para la campaña de conservación de la Naturaleza. Tuyos Cruzarse de brazos Alguna medida se tendrá que tomar en la Universidad de Zaragoza si se quiere evitar el colapso por los seiscientos millones de pesetas a los que asciende su déficit. Pero el problema no queda ahí. Se extiende ahora a las propias Facultades que la integran: la de Derecho, por lo pronto, amenaza con no abrir sus puertas durante el curso próximo. De agravio comparativo han calificado sus autoridades académicas la escasa asignación de fondos y de personal docente. No hablamos ya de Universidades que deban establecer limitación de plazas para evitar una insostenible masificación: lo que hace la de Zaragoza- y nos tememos, a la vista de las circunstancias, que no será la única- es advertir de una posible paralización total de actividades que afectaría a miles de alumnos. Menos de tres meses restan al Ministerio de Educación para abandonar la inhibición. O seguir cruzándose de brazos. Vida civilizada Ya el mismo nombre era ingenuo: Asociación de la palabra culta y buenas costumbres. Pero el propósito de su fundador José está a tiempo de matricular a su hijo para el próximo curso en nuestro colegio le ofrecemos unas instalaciones a nivel europeo, tanto escolares como deportivas JARDÍN DE INFANCIA PREESCOLAR EGB BUP COU INTERNADO MIXTO MEDIA PENSIÓN EXTERNADO í Í; c F riai. 35 Telefffáii) 42 17.00 GUADALAjARÁ?