Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El Ballet Nacional rinde homenaje a Falla con El sombrero de tres picos Un carnaval de danza española en Venecia ENECIA, recién estrenado el verano, disfraza estos días en sus canales de danza española. Durante cuatro veladas, el Campo de Sant Angelo, una de las más bellas plazas de la ciudad italiana, oirá resonar el taconeo sobre su empedrado, y acostumbrará a los palacios que la cercan al sonido y a los colores de un mágico y brillante carnaval bailarín. La mascarada tendrá como fondo la música de Falla, que navega por la ciudad eterna sobre la góndola de un homenaje que dicha ciudad rinde desde el mes de abril al músico gaditano, cuyas melodías sustituyen durante estos días a las viejas canciones napolitanas en las gargantas de los gondoleros, que en vez del socorrido O solé mío entonan aquello de Dicen que no nos queremos mientras ponen proa hacia la plaza de San Marcos. Y cubren sus cabezas del sol, en vez de con su clásico sombrero de paja, con un Sombrero de tres picos. Es el Ballet Nacional de España quien ha llevado a Venecia la his- Flamenco es un estallido de color y belleza que hace vibrar a totoria del viejo corregidor enamorados los públicos V do de la molinera, esa historia que Pedro Antonio de Alarcón hiciera novela y Falla después pieza eterna de ballet. Dos figuras se unen a esta fiesta de la danza española que acaba de desembarcar en la ciudad de los canales. Una, el pintor malagueño Pablo Picasso, que tomó un día la paleta de su imaginación y vistió con el encanto de sus colores la coreografía, y José Antonio, director de la compañía española, que un día decidió borrar de su imaginación aquel sombrero que el mítico Antonio ideara, para crear él también su versión. Versión que es la que ahora presenta en Venecia, al lado de otras tres piezas del repertorio del Ballet Nacional de España (Ritmos, La alborada del gracioso y Flamenco) Un repertorio que quiere José Antonio que se convierta en la seña de identidad del conjunto, sobre todo para llevar por el mundo- l a Unión Soviética, Noruega, Italia, Estados Unidos han vibrado, o lo harán pronto, con su baile- el color y el fuego de la danza española. Julio BRAVO ABC 115. MIÉRCOLES 24- 6- 87