Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 A B C Guía Inversiones. ABC LUNES 22- 6- 87 La decisión de invertir exige estudiar antes las circunstancias personales Rentabilidad, liquidez y seguridad, factores complementarios Los móviles del ahorro no tienen por qué ser coincidentes en las decisiones de los particulares y las instituciones. Pero existen motivaciones comunes en las decisiones de inversión que responden a exigencias compartidas por quienes adoptan conductas a título particular y quienes han de decidir en nombre de quienes les han confiado la colocación de una parte de sus recursos. Se llaman rentabilidad, liquidez y seguridad. Lo que hay pe tener en atenta Previsiones económicas generales- Tasas de crecimiento previstas del PIB y sus componentes. -Evolución prevista de la economía nacional e internacional. -Política fiscal y monetaria que se aplicará en el horizonte temporal de la inversión. -Evolución prevista de ia inflación. -Estructura temporal de los tipos de interés, con determinación de las variaciones y las expectativas de tipos de interés reales positivos. -Comportamiento de otros indicadores de la situación económica del país: venta grandes almacenes, venta viviendas, consumo de energía eléctrica, etcétera. -Variables en relación con la situación económica mundial: tipo de cambio, diferenciales de inflación, crecimiento económico en otros países, etcétera. Situación de la empresa: -Origen y evolución de la sociedad. -Relaciones financieras, sector de actividad, etcétera. -Variables económicas internas: Volumen de producción, cuota de mercado, exportaciones- importaciones, etcétera. -Estructura productiva: personal, medios de producción, tecnología aplicada... -Estructura comercial. -Perspectivas futuras de la sociedad. -Análisis financiero de la situación patrimonial de la empresa. -Expectativas futuras de beneficios. Situación bursátil: -índice particular de la cotización de las acciones. -índice del sector bursátil: relación con el particular. -Política de dividendos y de ampliaciones; relaciones con los accionistas. -Situación general de la Bolsa. -Calificación que el papel de renta fija de la empresa obtiene en el mercado. La rentabilidad se mide bajo la forma de intereses, dividendos, participaciones, etcétera, en el marco de las coordenadas en las que se mueva el inversor. La liquidez es el indicador de la posibilidad de recuperar la cantidad invertida mediante la venta o enajenación del activo, a ser posible sin menoscabo del montante total invertido y en un lapso de tiempo lo más reducido posible. La seguridad, finalmente, es la certeza en ia recuperación y en la obtención de las cantidades comprometidas por intereses, dividendos y otras compensaciones. El objetivo de todo ahorrador es conseguir la mayor rentabilidad con el mínimo riesgo y dentro de un nivel lo más elevado posible de liquidez para e! título. Una formulación tan elemental no es, sin embargo, fácil de conseguir en la práctica. La simple experiencia de fracasos inversores lo demuestra. Rentabilidad y seguridad, explica un reciente folleto del Banco Atlántico titulado Lo que necesita saber para invertir en el mercado de capitales siguen caminos no paralelos- a mayor rentabilidad, mayor seguridad- desligándose, además, en tales casos del grado de liquidez que debe considerarse satisfactorio. El inversor- sobre todo el institucional y en menor grado el privado- precisa estructurar adecuadamente los vencimientos de los activos adquiridos como forma secundaria de dar liquidez a la cartera, por un lado, y como forma de atender a las exigencias de su pasivo, por otro. Cuando se habla del inversor en activos financieros, no se debe olvidar esta faceta de indudable influencia, por ejemplo, en el caso de los fondos de pensiones, de los fondos de inversión y de las propias carteras privadas, incluso. -Su problemática fiscal; uno de los factores de mayor incidencia. -Su propensión o aversión al riesgo en general. El caso de una empresa es distinto por cuanto, aparte de disponer posiblemente en plantilla de un equipo de profesionales del mercado financiero, siempre cuenta con un cuadro de asesores que dirigen sus opciones de compra. De todas formas, conviene separar entre: -Las inversiones que tienen como objetivo la colocación de excedentes de tesorería, más o menos transitorios. -La inversión de excedentes empresariales, como forma de materialización dé reservas, por ejemplo. -La inversión en activos, como toma de participaciones en alguna sociedad o entidad en la que la dirección de la empresa esté interesada por motivos distintos de la mera rentabilización de los fondos. Con la evaluación de cada uno de los factores- renta, seguridad, tiempo, impuestos, patrimonio y renta esperada- se puede estimar la posición del inversor diseñando la inversión adecuada á sus necesidades. Tras plantear las circunstancias particulares se establecen, a continuación, algunos criterios objetivos y genéricos a tener en cuenta en el proceso de la inversión en activos financieros. El inversor potencial debería tener información o conocimiento de: -Las previsiones económicas generales. -L a situación de las empresas- d e primordial importancia- -La situación genera! del mercado bursátil y en particular la del sector de actividad al que se decida dirigir la inversión. -19 preguntas antes de invertir Factor renta: ¿Se necesita la renta periódica que produzca la inversión? ¿Se prefiere obtener parte del rendimiento en plusvalías? ¿Preocupan las variaciones provocadas por las fluctuaciones de los tipos de interés? Factor seguridad: ¿Se está dispuesto a soportar pérdidas en la cartera? ¿Cuánto tiempo se puede dedicar al mes a revisar las inversiones efectuadas? ¿Hasta qué punto se está dispuesto a perder calificación de riesgo en las inversiones a cambio de rentabilidad? ¿Estaría dispuesto a invertir a largo plazo, aun a costa de exponerse a variaciones en los precios? -Con el fin de alcanzar mayores beneficios ¿se estaría dispuesto a endeudarse, aun a costa de quedar expuesto a mayores pérdidas? Factor tiempo: ¿Cuándo se necesita recuperar el dinero? ¿Se necesita recuperar el dinero de una vez en un futuro próximo? ¿Se invierte para atender pagos futuros esperados o para cubrir necesidades imprevistas? ¿Cómo se espera que evolucionen los tipos de interés en los próximos seis a dieciocho meses? Factor impuestos: -Cuál es el tipo marginal de imposición del inversor en el IRPF? ¿Se van a manifestar variaciones patrimoniales en el presente ejercicio o en los siguientes? ¿Cuál es el esquema de deducciones de la cuota? Factor patrimonio y renta esperada: ¿De cuánto dinero se dispone para invertir en el momento presente? ¿De cuánto dinero sé dispondrá en el futuro? ¿Cuál es la regularidad con la que se puede disponer de este flujo? ¿Se puede subdividir la cartera de acuerdo con objetivos de inversión específicos? ¿Qué debe hacer? No hay una respuesta uniforme para esa pregunta y, por los comentarios expuestos anteriormente, se ha de pensar que cada inversor tiene unos móviles particulares para acudir al mercado, que son losque debe calibrar a la hora de tomar una decisión. Un inversor particular tendrá en cuenta: -Su situación profesional y patrimonial; la decisión de invertir se adopta cuando, en términos generales, hay estabilidad profesional. Por otra parte, se permite más alegrías quien tiene una situación patrimonial equilibrada y saneada por el hecho de que se da menor importancia a la fracción marginal de renta que se destine a la inversión en activos. -Su edad y su estado civil; con menor aversión al riesgo el soltero de rio demasiada edad. -Su estado de salud y sus hábitos de consumo.