Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 22- 6- 87 ABC A B C 45 f del campo exclusivo RAS las últimas de ¡a política monetamedidas dé poria. Las nuevas orienlítica monetaria taciones parecen sude restricción crediticia gerir el deseo de un y subida de tipos de incierto relajamiento moterés se han hecho ver netario, junio con el sus múltiples contraPor José Emilio CANSECO empleo de la política dicciones, no sólo resde open market pecto al crecimiento, El sector público sigue indiferente a los objetivos de la política económica fijada exclusivasubraya en este artículo el presidente de la Asociación Española controladora de la lisino incluso en rela- mente en el sector privado, al analizar las primeras repercusiones de la política monetaria del de Ejecutivos de Finanzas quidez. ción con el objetivo an- Gobierno. En su opinión, existe ya un clamor pidiendo el abandono de una política de stop tiinflacionista. A la luz and go que debilita el proceso de recuperación y paraliza numerosos proyectos de inversión. Esta política, que del tiempo transcurrihubiera podido ser do, parece ser el momento de valorar en lo más eficaz anteriormente, parece de más difí (a pesar de los posibles primeros resultados posible sus primeras repercusiones y las futucil aplicación en las presentes circunstancias, favorables) en cambio se está produciendo ras expectativas. ya que hoy día el riesgo de interés supone un un claro debilitamiento del proceso de recupecondicionante de los repos de deuda a larPues bien, como era previsible, se ha proración económica. Y en caso de mantenerse go, en cesiones a corto plazo. La ducido una desaceleración de la liquidez mopor más tiempo esta situación, el solución que parece intentarse netaria e incluso parecen favorables las últicrecimiento podría llegar a una por medio de las letras del Tesomas noticias sobre la inflación. ¿Será ésta suparalización más radical, cuya ro a corto puede resultar más efificiente? Veamos. superación exigiría mayores escaz, pero se verá dificultada si se fuerzos y riesgos. pretende la baja de tipos de inteNo es, pues, de extrañar que Contradicciones rés, ya que, a un bajo nivel de los desde diversos campos se haya En primer lugar, dos importantes factores de mismos, sólo será capaz de dreclamado por el fin de tal situación liquidez han continuado ejerciendo sus efecnar la liquidez que las entidades y el abandono de una política tos. El sector público incluso parece que ha crediticias no puedan colocar en monetaria de stop and go geacelerado su déficit y su gasto. A su vez, el créditos u otras colocaciones neradora de importantes perjuisector exterior ha continuado ejerciendo un más remuneradas. cios no sólo al sector privado, efecto expansivo que ha aconsejado reforzar sino incluso al propio sector púlas medidas restrictivas a la entrada de diviblico, para el que el encareciInflación latente sas. Parece resultar, pues, no sólo que el secmiento de una financiación más tor público sigue indiferente a los objetivos de Pero, en todo caso, esta nueva ortodoxa tenderá a incrementar la política económica fijada exclusivamente orientación, a la larga, se revelasu déficit y su efecto expansivo. para el sector privado, sino también que ha rá insuficiente. Todo proceso de José Emilio Canseco Presidente dé la Asociación actuado la contradicción entre la subida de los expansión que se reiniciara en la Española de Ejecutivos de Indicios de cambio tipos de interés y la disminución del efecto actividad privada volvería a hacer Finanzas monetario expansivo del exterior, por las difiaparecer las tensiones inflacioAnte esta problemática y los cultades de control del aflujo de divisas connistas latentes antes citadas, si. primeros resultados, más o mevertibles. continúan las tendencias grandemente expannos efectivos, no es de extrañar que se cosivas del gasto y del déficit públicos. ¿Cómo miencen a vislumbrar síntomas de modificasalir, pues, de este círculo vicioso? ción de la política económica adoptada, aunParalización de proyectos que desgraciadamente dentro Por supuesto, nadie discute que el dominio Pero a la vez, en el sector privado, las medide la inflación constituye una condición necedas restrictivas de la creación de liquidez han saria para un crecimiento sano. Pero no nos ejercido especialmente sus- efectos en el crédebemos engañar: mientras se continúe atadito para inversiones, mientras que el consujando únicamente unas fuentes de tensiones mo resulta menos aceptado por su menor inflacionistas y no todas, no podremos lograr elasticidad respecto a los tipos de interés. En efectos claros, sino ondulantes y transitorios. nuestra propia Asociación de Ejecutivos de FiA la larga, en esas circunstancias resultará sunanzas hemos podido constatar con preocumamente difícil- lograr un crecimiento económipación las quejas y desilusiones derivadas de co equilibradoro, en el mejor de los casos, sela paralización de numerosos proyectos de inría obtenible únicamente a un ritmo desespeversión. radamente lento. Además, en las propias actividades que se mantienen surge el peligro de una nueva contradicción, al favorecerse tensiones de inflaPolítica global ción de costes no sólo por la elevación de los Y es que una política de crecimiento equilipropios costes financieros (que no son tan babrado no puede ser parcial. Para salir del jos como se pretende, dependiendo además círculo vicioso es inexorable que sean reconde sectores y empresas) sino por el creciducidos tanto el sector público como el privamiento de costes derivados de la repercusión do. Si queremos romper ese círculo vicioso es de los costes fijos y demás perjuicios origina 1- 1 Ti imprescindible no sólo una financiación más dos por la desaceleración del proceso produccorrecta del déficit, sino también una constantivo. A ello había que añadir el encarecimiento MONETARIA te y decidida disminución del mismo y una podel crédito de funcionamiento, ya perceptible, lítica de austeridad del gasto público corriente, cuyo peligro de futura repercusión sobre los semejante a la desarrollada por los países ocprecios ya ha sido puesto de manifiesto por dicidentales que han superado sus crisis. Todo ferentes sectores productivos. lo demás serán contradicciones y desconcierto. Mientras no se decida aplicar más que una Doble preocupación política monetaria sobre el sector privado y no Surge, pues, un doble y preocupante hecho. se utilicen otras políticas económicas que tienMientras que aún los ALP S no han sido totaldan a controlar las tensiones ¡nflacionistas en mente reconducidos y siguen subsistiendo todos los sectores, será extremadamente difítensiones de liquidez y riesgos inflacionistas cil lograr un crecimiento equilibrado. T EL SECTOR PUBLICO SIGUE INDIFERENTE A LOS OBJETIVOS DE LA POLÍTICA ECONÓMICA