Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 22- 6- 87- MADRID ABC, pág. 37 El PSOE prometió en 1979 que gobernaría el Ayuntamiento conparticipación del Pleno El alcalde tiene más poder con la ley socialista que con la anterior Madrid. César de Navascués Tierno Galván dijo, tras tomar el poder en la Alcaldía de Madrid, que las promesas electorales están para no ser cumplidas. Los dirigentes de Alianza Popular y CDS meditan seriamente sobre esta actitud, al escuchar que Barranco dice que si llega a ser alcalde gobernará buscando el acuerdo con las distintas opciones. Sobre las promesas electorales pueden decirse muchas cosas. A veces hay algunas frases que se escapan en un mitin. En otras ocasiones la falta de dinero, por ejemplo, puede hacer que se incumplan las promesas de construcción de viviendas o carreteras. Pero, teóricamente, hay algo que no puede ser incumplido, salvo que sea verdad la frase de Tierno Galván. Se trata de las intenciones políticas plasmadas en el programa electoral. Los socialistas llegaron al gobierno del Ayuntamiento de Madrid y de gran número de los de España en 1979. Entonces se hicieron una serie de afirmaciones sobre el modo de gobernar un municipio de modo democrático. Más tarde los socialistas aprobaron una nueva Ley de Régimen Local. Esta se redactó en sentido totalmente contrario al que prometía el programa electoral socialista. La Ley Local del PSOE resulta más presidencialista que la criticada Ley Especial de Madrid, aprobada en 1963. El programa electoral de 1979 comenzaba prometiendo mpnos limpias para el Ayuntamiento con la siguiente frase: Los socialistas vamos al Ayuntamiento sin tener nada que ver, ni con la corrupción ni con el fraude. Nuestros intereses no son otros que los intereses de la casi totalidad de los ciudadanos, que son gente como nosotros, trabajadores Después de tan esperanzador comienzo se hablaba de una serie de principios para democratrizar el Ayuntamiento. El alcaide: Se decía entonces que la Ley de 1963 se caracteriza por una excesiva acumulación de poder en manos del alcalde y de los delegados de servicios libremente designados por el presidente de la Corporación Se establecía el principio de que el vigente sistema presidencialista, donde se atribuyen al alcalde funciones representsativas, administrativas, disciplinarias e incluso competencias residuales, debe ser sustituido por un nuevo sistema de gobierno municipal en el qué el alcalde, sin perder su carácter de jefe de la administración y de gerente activo de la vida municipal, pase a estar controlado por el Pleno Se dice también que el alcalde será el jefe de la administración municipal, presidente del Pleno y de la Comisión de Gobierno y que tendrá competencias propias y delegadas del Pleno, que podrá revocarlas La realidad es que, en la nueva Ley de Régimen Local de 1985, el alcalde se convierte en la gran figura del Ayuntamiento. Puede, entre otras muchas cosas, aprobar directamente (a dedo) obras por un valor que alcance hasta el 5 por 100 del presupuesto ordinario. Esto, en Madrid, supone 5.000 millones de pesetas. Comisión de Gobierno: Según el programa del PSOE de 1979 se decía que su composición sería proporcional al Pleno órgano ejecutivo de los acuerdos adoptados en el Pleno y que tendría competencias delegadas del Pleno Según la Ley de R é g i m e n L o c a l del PSOE, la Comisión de Gobierno se integra por el alcalde y un número no superior al tercio del número legal de los mismos, nombrados y separados libremente por aquél, dando cuenta al Pleno Sus competencias son asistencia al alcalde en el ejercicio de sus atribuciones y Las atribuciones que el alcalde u otro órgano municipal les delegue o le atribuyan las leyes Delegaciones: Según el programa socialista para Madrid de 1979 los concejales- presidentes de las Comisiones informativas e s t a r á n al f r e n t e de los servicios municipales, serán nombrados por el Pleno y tendrán facultades ejecutivas o de gestión En la Ley de Régimen Local aprobada por el BSOE en 1985 se dice que el alcalde podrá delegar el ejercicio de determinadas atribuciones en los miembros de la Comisión Municipal de gobierno y, donde ésta no exista, en los tenientes de alcalde, sin perjuicio de las delegaciones especiales que, para cometidos específicos, pueda realizar en favor de cualesquiera concejales, aunque no pertenecieran a aquella Comisión Con estos tres pequeños botones de muestra parece claro que las actuales promesas de Juan Barranco están más en línea con el programa electoral del PSOE de 1979 que con la Ley de Bases de Régimen Local que aprobaron los socialistas en 1985. Los analistas políticos de Alianza Popular y el CDS dudan ahora sobre qué modo de gobernar elegiría Barranco una vez que fuera investido como alcalde. Manifestación por la muerte de peces en la laguna del Campillo Madrid. Jaime Alarcón Casi mil personas acudieron a la manifestación convocada en la laguna del Campillo por las asociaciones de vecinos de las urbanizaciones Pablo Iglesias y Covibar. El acto estaba convocado para llamar la atención de la opinión pública sobre la muerte de los peces de la laguna por causas todavía no dilucidadas. La finca en que se halla la laguna está en trámite de expropiación por parte de la Comunidad autónoma de Madrid para declararla zona de protección ecológica pese a la oposición de su dueño, Dionisio Martín Sanz, antiguo procurador en las Cortes del pasado régimen. Según el propietario, la finca es de uso agrario. Para los vecinos, la finca lleva varios años completamente infrautilizada, con alguna actividad esporádica como coto de caza. Hace pocos días, los peces de la laguna aparecieron muertos, y un análisis demostró que había sido por causas químicas, sin que todavía esté descubierta la causa concreta. Los vecinos de la zona piensan que existe supuesta responsabilidad del propietario del terreno. Durante la manifestación, ABC pudo recoger comentarios entre los asistentes como arar las tierras, por primera vez en muchos años, fue la primera maniobra del dueño para resistirse a la expropiación. Y luego, llega el envenenamiento de los peces, un atentado a la riqueza de la naturaleza de la zona, que se produce cuando se hablaba de convertir la finca en una pequeña reserva ecológica La manifestación partió de las urbanizaciones Pablo Iglesias y Covibar, y se dirigió en coches y autocares al cercano pueblo de Rivas- Vaciamadrid. Desde allí, los manifestantes se dirigieron a pie hasta la finca, donde se leyó un breve comunicado que recogía las sospechas de los vecinos de la zona sobre las causas del. envenenamiento de los peces. Además de habitantes de las urbanizaciones, entre los asistentes había gente del pueblo de Vaciamadrid y miembros de organizaciones de carácter ecologista. La manifestación iba presidida por los tres alcaldables del pueblo de Vaciamadrid, los cabezas de lista de las candidaturas del Partido Socialista, Izquié da Unida y los independientes. Fuenlabrada: Modificarán los encierros para evitar accidentes Madrid. Javier González. Los encierros de reses bravas que se celebrarán el mes de septiembre en Fuenlabrada sufrirán sustanciales modificaciones porque el Ayuntamiento quiere evitar que se repitan los accidentes del pasado año, que ocasionaron dos muertos y varios heridos. Tras la fuerte polémica surgida el pasado año con motivo de los accidentes, dos de ellos mortales, sufridos por los mozos fuenlabreños en el transcurso de los encierros celebrados en esta localidad, el Ayuntamiento está dispuesto a modificar algunos aspectos de los mismos. Como se recordará, el subdito marroquí Tayib Ben Sliman y Francisco López Sierra fallecieron los días 15 y 19 de septiembre del pasado año tras ser corneados por sendos toros. A raíz de estos accidentes y de los veinticinco heridos. Por este motivo, el reelegido José Quintana se reunirá esta semana con representantes de las peñas de mozos para tratar de programar los encierros para evitar posibles accidentes. En este sentido, está previsto tanto la existencia de unos chiqueros como que los encierros no se alarguen durante toda la mañana. Al mismo tiempo, las reses no serán sacrificadas en la vía pública.