Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
OTOB PEUGEOT 405, UN LEÓN DE PESO MEDIO L A recuperación económica de Peugtíii- 4 ue por primera vez ha pr enlado en el ejercido p a i a d o d f r a s de balance positivas, ha wdo posible pnnópalmt nie La disposídón on el mercado luac nal de una m a de modelos muy completa, con tres modelw- 2 0 5 31 y 5 í íque responden a casi lodas las Qcceadadcs del piiblico español La gama tenía, n embarco, un pequeño hueco, situado enirc el 309 y el 505. muy repTirsenlalivo en éi mercafki. Un coche de tipo meditValto ideal para U mavonji de la: familias españolas. Este hueco va a ser oibierlo prÓTomamente con la a p a n d a n en nucsEio país del nuevo 405. que ya circula por Ffanda, y que icpreseniarS, desde el rai 5 mo momento de su aparición, el papel fie enemigo sin fronteras del Rcnaulí 21. que en los úllimos meses e h siendo el coche rriás lendido. La csiniduia del nui vo 405 t s la d a c a en Us berlinas de e Te tipo. Un tie volumcnts de CUJÍiTo puertas de amplias dimensi nes. donde eL tsTtidio aetodinámico ha Ugado un papel de importancia. 64 La estructura del nuevo 103 es aerodinámio) antes señalado hay la clauca en las berlmas de csie que decir que su CX es de (J j l lipo. Un lIe volúmenes de cua- un valor francamente bueno en tro pycitas de amplias dimenMi -un coche de casi cuatro metros y nes, donde el Biudio aerodinámi- medio, co ha jupado un papel de import a n c i a El fiontal p r e s e n t a la DislÍDtos motores típica linea de la marca del león El Peugeot- 105 será comercialicon faros alargados que se prozado en nuestro país aproxAuíadalongan por Im laterales, formando Tm intermiicnTcs de dJiccoón, menie después del verano, por lo Bajo el parachoques se prolonga cual por el momento parece imla carrnceria en forma de faldón posible hablar del predo de codelantero, que irurluve en su seno merdalizaaón. El presidente de la tdedad declaro hace poco, sin dos furos supklonos. embargo, que a u n q u e el coche til cnstal delantero va montado sea importado, ya que se fabrica a ras de b carrocería para me o- en Francia, se nara un esfuerzo rar la aerodinámica, y el techo, e c o n ó m i c o p a r a q u e salga en en la parte posterior. Vd cayendo n u e s t r o m e r c a d o a un p r e c i o de fnnna progresiva con poco án- competa iivo. gulo de inclinaaón hasta llegar al capi posterior, que es rematado Esta carroceifa podrá ser dolapor un pequeño alerón ¿n las ver- da le nes moiores distintos cu cisiones mib pótenles, En los late- l i n d r a d a para c o m p l e t a r una rales se incluye una franja aerodi- oferta de diez versiones. L fabri námica bajo las puertas para tne- ca de Sochaui saca modelos desjorar el efecto de la circulación do 1 360 a 1.905 enTimetros cúdel aire bajo el suelo del coche. bicos, que van equipados bien de El interior es espacioso, con sitio carburadores o con invección en suficiente piíra cinco perdonas el caso del mavor moiür. fLste úlí; iandes y un cuadro de mandos timo incluve además la alternatide moderno diseño y llamas de va d t una culata con 16 válvulas, alcaeii n en Us versiones m s cui- con lo cual h polerwiü llega a los dadas. Como fruto del estudio 160 CV. Entre e s u cifra y los 65 CV que da Ja altcmaliva menos potente, el cliente tiene una amplia gama tU: elecdón. Las prestaciones, lógicamente, también varían con el motor elegido. La velocidad máxima va desde los 160 km hora del 1.4 hasia los 220 del 16 v vulas. La versión de L 9 a carburadores o mvecaóo están en el borde de los do jzienios. Rnalmente. en lo que se reficfe a los consumos. íSstos son en general m o d e r a d o s situándose enire siete y ocho litros cada 100 kilómetros de recorrido mixio en tráfico urbauo, canetera y a o topista. Como decimos, el 405, del que les ampharemos información antes de su prescntad n en España, viene a representar la alternativa de la marca en el campo de los coches de lujo, pero de dimensiones medias que tanto atractivo tiene entre los compradores españ o l e s La necesidad de pagar arancelen harú subir el precio que, sin embarEO, se podrá niantener en torno a los dos millones de pesetas para poder ser competitivo con otros pnhduclos de piarecida utilización, Carlos DE MIGUEL