Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 A B C SANIDAD DOMINGO 21- 6- 87 El San Juan de Dios, de Valencia, un hospital que se muere Las tarifas de los conciertos con el Insalud datan de 1979 Madrid. Felipe Jiménez El Hospital San Juan de Dios, un centro que hace sólo unos meses cumplió el centenario de su fundación y que goza de un merecido prestigio en toda Valencia, tendrá que cerrar sus puertas si el Insalud no hace frente al déficit de casi quinientos millones de pesetas que desde hace varios años ha venido acumulando, debido precisamente a que las tarifas de los conciertos con e! Insalud están muy por debajo de los costes reales. A pesar de ser un hospital con más de cien años de historia- fue fundado en 1887 por el italiano Benito Menni para atender a los enfermos de poliomielitis y tuberculosis ósea y a los niños que no tuvieran acceso a otros centros de salud por motivos económicos- el Hospital San Juan de Dios no es, ni mucho menos, un hospital que se haya quedado descontinuado o al margen de los adelantos de la Medicina. A principios de los años setenta se amplió el servicio y se crearon nuevas especialidades, como Medicina Interna, Respiratorio, Circulatorio, Neurología, Pediatría, Alergia, Neuropsiquíatría, Otorrinolaringología y Ginecología, y se conservaron las ya existentes: Aparato Locomotor, Traumatología, Reumatología y Reanimación. En 1975 pasa a convertirse en un centro concertado con la Seguridad Social y desde entonces ha brindado una esmerada atención sanitaria a una población de aproximadamente ciento veinte mil personas en la zona marítima de Valencia. tiempo. El déficit de esos dos años alcanzólos 84 millones de pesetas. En años posteriores los escasos incrementos en las tarifas han ¡do siempre por debajo del IPC. El déficit acumulado en los últimos años asciende ya a casi quinientos millones de pesetas. La solución, aseguran los responsables del hospital, pasa por recalificar el centro a efectos de incrementar los conciertos: en concreto, elevar el nivel del actual desde el grupo quinto nivel dos al grupo quinto nivel tres. Traducido en pesetas supondría 7.758 pesetas por cama y día. Asimismo piden una subvención a fondo perdido, todo ello motivado porque el Insalud no actualiza la tarifa de coste real y porque el 95 por 100 de nuestros pacientes son beneficiarios de la Seguridad Social afirmó José María Muneta. El centro ha acumulado ya un déficit de casi quinientos millones de pesetas Las gestiones para que dicha petición sea asumida por él iñsálud sé iniciaron el año pasado. Los contactos se han realizado a nivel nacional con el propio presidente del Gobierno, Felipe González; con el jefe del Gabinete del Ministerio de Sanidad, José Luis Fernández Noriega; con el director genera! del Insalud, José Simón, y más recientemente con el subdirector general de Conciertos del Insalud, Francisco Arias Martínez. Sin embargo hasta ahora no se ha obtenido ninguna respuesta. Curiosamente todas las gestiones realizadas en el ámbito provincial y en ei autonómico, y más concretamente con el consejero de Salud de la Comunidad Valenciana. Joaquín Colomer, han considerado como positivos los informes favorables a las necesidades de acceder a las peticiones del Hospital San Juan de Dios para evitar su inminente desaparición. También se ha recurrido a los partidos políticos y se cuenta con el respaldo de las asociaciones de vecinos de ta zona, que consideran al hospital como algo propio, sobre todo porque el ambulatorio del Insalud de la zona acumula más de sesenta y tres mil cartillas de beneficiarios. El Hospital San Juan de Dios es, en la práctica, un hospital comarcal que complementa a distintos niveles las tareas que realiza el Hospital Clínico de Valencia Es más- asegura José María Muneta- desde hace dos meses los informes favorables a la continuación del centro, formulados por la Dirección Provincial del Insalud, se encuentran en alguna mesa de los responsables nacionales del Instituto. Sin embargo la reunión técnica que ha de recalificar el hospital sigue sin producirse. Es, simplemente, un ejemplo de prepotencia de la Administración. Una pérdida irreparable El hospital San Juan de Dios tiene un valor histórico y un valor actual. Es muy querido por todo el pueblo valenciano. Su valor histórico lo tiene poique se fundó hace cien años, en el paseo Marítimo, para atender a todos los niños con malformaciones óseas. Sufrió ya una primera reconversión en 1975, y en la actualidad atiende a una barriada de ciento veinte mil habitantes, barriada que se encuentra un poco separada del resto de la capital por la vía férrea, lo que supondría en un momento de emergencia la dificultad de poder acceder a otros hospitales. Tiene 161 camas, con un índice de ocupación del 95 por ciento, y con 200 trabajadores atiende 52.000 estancias anuales y 50.000 consultas ambulatorias. En estos momentos el concierto con el Insalud supone 5.000 pesetas por estancia y sólo piden 8.000, que es justo un tercio de lo que recibe el resto de los hospitales del Insalud de la misma categoría. Con el cierre, 200 trabajadores van a la calle, con lo que aumenta el ya considerable paro existente. Perdemos 161 camas, que, junto con las que se han perdido en el incendio que sufrió el hospital Clínico, se masificará el resto de nuestros hospitales. No comprendemos cómo es posible que se permita el cierre de un hospital que atiende a una población considerable y que va a producir un mayor deterioro en la asistencia hospitalaria. José FORNES Presidente del Colegio de Médicos de Valencia Una intensa actividad La actividad que desarrolla el centro, con 161 camas y 200 empleados, es realmente asombrosa. Sólo en 1986 se realizaron 38.755 consultas externas, 4.359 intervenciones en quirófano, 920 electrocardiogramas, 458 encefalogramas, 18.055 placas de rayos X, 46.948 análisis clínicos y 78.568 sesiones de rehabilitación. A lo largo de todo el año pasaron un total de 4.266 pacientes por el Servicio de Dermatología, 2.228 por Alergia, 1.456 por Cardiología, 6.504 por Ortodóncia, 2.934 por Oftalmología, 5.925 por Ortopedia, 2.827 por Psiquiatría, 4.995 por Reumatología y 2.850 por Rehabilitación. Posible solución Los directivos del hospital ven con buenos ojos la propuesta de la Consejería de Sanidad consistente en que el centro se integre en la red sanitaria pública como hospital complementario del Hospital Clínico. Las únicas dos condiciones que les ponen son: que lleguen a la Comunidad autónoma las competencias del Insalud y que el propio centro decida integrarse en la red pública. Esto último ya lo hemos decidido. La otra cuestión, las transferencias, no dependen de nosotros comentó el director del centro. José María Muneta señala que en la Comunidad Autónoma de Valencia faltan camas hospitalarias, y añade que no creo que el! nsalud se permita el lujo de condenarnos al cierre irremisiblemente cuando el coste de los servicios en este hospital son sensiblemente más bajos- que en el hospital Clínico o el hospital La Fe, que superan una media de 18.000 pesetas dianas. Además, el déficit de camas hospitalarias en toda la región es notable Y añade: La saturación de hospitales no periféricos hace que sean trasladados al San Juan de Dios enfermos que deberían ser atendidos en primera instancia en este hospital. Tarifas obsoletas No obstante toda esta actividad y el alto grado de organización y efectividad que le caracteriza (el centro tiene una tasa de ocupación del 87 por 100) el Hospital San Juan de Dios atraviesa por muy serios problemas. Según explica ABC el gerente del centro, José María Muneta Martínez, desde 1979 las tarifas de los conciertos con el insaiud no se han actualizado o se han actualizado muy por debajo del incremento del coste de la vida. El propio incremento en las tarifas de los conciertos, cuando se produce, se abona con efecto retroactivo Sus afirmaciones se ven corroboradas por el resumen económico del centro en los últimos años. Así, la tarifa por cama y día del año 1979, de 4.774 pesetas, no se ha incrementado en los últimos años frente al 44 por 100 de incremento del índice de Precios al Consumo (IPC) en este mismo período de