Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 A B C RELIGIÓN DOMINGO 21- 6- 87 El obispo de Málaga pide respeto a los valores religiosos Málaga. Francisco Acedo Bajo el título de Respetad a los musulmanes y a nosotros también publica el obispo de Málaga, Ramón Buxarrais, su carta número XV al pueblo de Málaga. Comenta en ella la mofa que en algunos motiva la presencia de un grupo de marroquíes orando en una parte de la carretera: El teatro, el cine, la televisión, el carnaval, encuentran frecuentemente ocasión para mofarse de valores que para algunos grupos son valores sagrados y esto es grave, y más grave aún cuando son los municipios o los gobiernos autonómicos los que subvencionan esos escarnios con dinero de todos. Hace referencia a algunos espectáculos teatrales, como Els Joglars, con sus obras en Valencia mofándose de los sentimientos religiosos de los católicos valencianos El prelado de Málaga hace también una referencia a los que él denomina enfants terribles del diario El país (Juan Arias, Fernando Savater, Francisco Umbral) Parece ser- dice el obispo- que la dirección del rotativo les ha confiado la cátedra de ética en España, invitándoles a destruir a golpes de artículo el real o supuesto monopolio de ética que durante cuarenta años ostentó la Iglesia católica, amparada por un régimen ya superado. Y nadie le puede negar el derecho. Lo discutible es la manera de hacerlo, porque desempolvar el anticlericalismo en nuestros días es retroceder históricamente. Monsefibr Buxarrais aconseja a estos enfants terribles leer a Nietzche cuando dice que es necesario saber lo que las personas respetan A continuación añade irónicamente que, por favor, no se dé a nadie a leer esta carta porque es probable que los enfants terribles me acribillen por todas partes. Soy vulnerable por los cuatro costados, aunque estoy acostumbrado a que me tachen de inquisidor y de no sé cuántas cosas más... El obispo de Málaga añade que el humor es necesario hoy en día. Personalmente lo entiendo como aquella expresión verbal, gesto, escrito, dibujo o proyección en imagen de una situación humana que, por su contraste con la vida normal, nos produce hilaridad. Mientras que por burla entiendo todo lo contrario, especialmente cuando se ríen de valores morales dignos de ser respetados, ya que por dichos valores aún están dispuestos muchos a dar su vida. Monseñor Buxarrais brinda por una democracia en la que cada uno pueda decir, escribir, proyectar y hacer lo que piensa, siempre que esto no signifique la mutación o invasión de la libertad de otro Tras contestarse que esto es difícil, aboga el obispo por una mayor convivencia y se pregunta: ¿No seremos capaces de hacer nosotros lo mismo, sin o con normas establecidas, no riéndonos de! Papa y con los valores morales y trascendentes para numerosos grupos dentro y fuera de España? El prelado concluye su comentario diciendo: De lo contrario, los ánimos se crispan y lo visceral y primario obnubila el sentido común y estallan conflictos sociales que bien pudieran evitarse. Bastantes tenemos ya. Esta es nuestra fe Carmen Bravo- Villasante: Si no fuera cristiana me gustaría serlo Escritora prolífica. Premio Nacional de Literatura Infantil en 1980, ha recibido numerosos galardones más. De su obra hay que destacar las biografías, especialmente las referidas a mujeres, y sus antologías de literatura infantil. Confiesa que le encanta la liturgia cristiana, especialmente la misa con música de órgano a la que asiste en la iglesia de la Encarnación de Madrid. Es una gran admiradora de San Francisco, de Santa Catalina de Santa Teresa. Es, sobre todo, una mujer que demuestra que la fe y la cultura, cuando se unen, pueden producir hermosos frutos. ¿Es usted creyente? -Me he educado en el cristianismo y, si no fuera cristiana, quisiera serlo. ¿Cuál ha sido su formación en la fe? -H e leido mucho los Evangelios en mi adolescencia y he meditado mucho sobre ellos. Los Evangelios son de una perfección y de una belleza absoluta. También influyó mucho en mi experiencia cristiana el testimonio de mi madre; tengo un recuerdo muy bello de ella rezando de rodillas frente a una imagen, en la penumbra de la alcoba, todas las noches. ¿Cómo ha evolucionado su fe? -Durante muchos años, todas las noches, hacía examen- de conciencia y me proponía ser buena. Ahora añoro aquella vida más espiritual. ¿Quién es Dios para usted? -Es un ser misericordioso, infinitamente bueno. Dios es la suma bondad. ¿Cuándo piensa en Dios? -Siempre he pensado en Dios, sobre todo en los momentos difíciles de la vida, cuando te sorprende una voz interior diciendo: ¡Dios mío, ayúdame! y en los momentos más hermosos, cuando también dices: ¡Gracias, Dios mío! Es como una presencia permanente, callada y hermosa. ¿Quién es Cristo para usted? -L a figura de Cristo es maravillosa. Todo lo que a Él le sucedió es como un símbolo de lo que nos va sucediendo o puede sucedemos. Todo está en Él y en los Evangelios. ¿Qué ha aportado la religión a la Humanidad? -La religión aporta al hombre concreto una dimensión de profundidad; le inquieta. Como decía Unamuno, sirve de despertador de conciencias y no sólo le da serenidad, sino que le remueve, haciéndole más consciente cuando está alienado. ¿Y el cristianismo? -El cristianismo ha traído la idea de la renovación mediante el perdón, y la idea de la resurrección, no sólo la resurrección final, sino la resurrección de cada día. También ha aportado la idea de la conciencia, y la posibilidad de convertirse en un ser nuevo. ¿Qué le ha aportado a usted? -L a esperanza. Me parece el fundamento de todo. Yo estoy siempre esperando. Además, el cristianismo me ha dado la certeza de que hay que ser bueno y que eso es lo más importante en la vida. Desde pequeña yo siempre me decía: Quiero ser buena ¿Qué destacaría del mensaje evangélico? -Me gusta mucho la despedida de Jesús de sus discípulos, cuando les dice: Amaos los unos a los otros como yo os he amado ¿Hábleme de la Iglesia? -L a Iglesia de los primitivos cristianos me atrae mucho. Ya sé que era sólo el principio, un embrión de algo que luego tenía que crecer. ¿Qué opina de los cambios en la Iglesia? -L a Iglesia va cambiando según el signo de los tiempos y debe ser así. Sin embargo, a mi me parece que la Iglesia siempre debe conservar el sello de los primeros tiempos y, en su predicación, el signo moral. Me gustan más los sermones morales que los teológicos. ¿Y la Iglesia española? -Ha cambiado mucho. Creo que tiene la posibilidad de centrarse en su verdadera misión: ayudar al hombre en sus necesidades espirituales y materiales. Yo admiro mucho a los religiosos de los sanatorios y hospitales; son ejemplo de bondad y de generosidad máxima. ¿Oposición entre cultura y fe? -Ño, de ninguna manera. Es algo totalmente compatible. Ha habido épocas en que se ha creído que no era posible unir ambas cosas. En otros momentos, en cambio, ha sido al contrario. Creo que en nuestros días cada vez se ve más claro que es posible la unión y que un hombre puede ser culto y moderno a la vez que profundamente religioso. ¿Hace sumisa a la gente? -Es posible que en algún momento se haya empleado la religión para eso, pero la verdadera experiencia religiosa impulsa al hombre a luchar por el bien, a profundizar en el valor del ser humano y a defenderlo. ¿La religión es sólo para niños? -L a religión aporta al hombre una dimensión espiritual muy profunda y puede ser vivida en cualquier momento de la vida, aunque sea de forma muy distinta. Santiago MARTIN