Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 21- 6- 87- MADRID ABC, pág. 51 La semana Policía Municipal: Desde el viernes y hasta el próximo sábado la Policía Municipal celebra las fiesta en honor de su patrón, San Juan Bautista. Expulsados: La familia de Pascual Huguet, discriminada y expulsada del Pozo del Tío Raimundo, asegura que está sometida a la vigilancia de detectives del IVIMA. Barranco: Representantes de AP y CDS califican de antidemocráticas las declaraciones de algunos dirigentes socialistas en el sentido de que si le quitan la Alcaldía a Barranco el pueblo de Madrid se echaría a la calle Gestiones: Los representantes de los distintos partidos mantienen conversaciones para alcanzar los posibles pactos o acuerdos que aseguren la gobernabilidad en la Comunidad y en la Alcaldía. En este sentido destacaron las declaraciones dé Barranco anunciando la posibilidad de un trueque de mayorías en ambas instituciones. Comunidad: Según un estudio de la Cámara de Comercio, la evolución económica de la Comunidad durante el pasado año mejoró respecto a los anteriores y el paro se redujo en 82.000 personas. Plaza Mayor: El presidente de la Asociación de Vecinos y Comerciantes de la Plaza Mayor aseguró que los vecinos de este lugar no pusieron ninguna dificultad para la representación de Carmen por Plácido Domingo, como en un principio afirmó el Ayuntamiento. Inseguridad: El 97 por 100 de los empresarios madrileños califican el grado de inseguridad existente de alta o muy alta según una encuesta publicada por la CEIM. Círculo Mercantil: El martes se desalojó la sede del Círculo Mercantil, tras una previa discusión entre la nueva junta directiva y los actuales dueños debido a la propiedad de los muebles. Ley Local: Aún en minoría, la Ley concede amplias facultades al alcalde, que podría aprobar obras de 5.000 millones sin contar con el Pleno. Contribución: El próximo día 29 de junio se abre el plazo para reclamar la devolución de lo pagado de más en concepto de contribución territorial rústica y urbana. Torner: El ex diputado del PSOE, José Luis Torner, fue condenado a ocho años de prisión por tráfico de cocaína. Leguina puede gobernar la Comunidad más cómodamente que Barranco el Ayuntamiento La Asamblea autonómica aprueba leyes, pero controla menos la gestión Madrid. César de Navascués Leguina, Leguina, esto se termina le gritaban a coro la casi totalidad de los espectadores de la plaza de toros de las Ventas al presidente autonómico hace pocos días. Está claro que Joaquín Leguina tiene un serio coeficiente de impopularidad entre los madrileños. A pesar de ello puede volver a gobernar la Autonomía. Esta tasa de impopularidad, en parte, no es achacable a su gestión. No hay que olvidar que, para los madrileños, la Comunidad autónoma es un ente poco conocido, que se considera artificial y que se sabe que cuesta mucho dinero. Pocos ven sus servicios. Se perciben más las absorciones de competencias municipales que las que se han traspasado desde el Estado. Por otra parte, si la bandera y el escudo autonómicos fueron relativamente bien elegidos, no sucedió lo mismo que con el himno. En vez de imitar lo bueno, el hallazgo de Asturias que adoptó una canción popular, se inventó algo que nadie sabe y que tampoco tiene interés en conocer. Luego se produjo el intento de cobrar a los madrileños un recargo del 3 por 100 en su declaración de la renta como impuesto autonómico que además consistía, lisa y llanamente, en sacar dinero de todos los madrileños para repartirlo luego de modo desigual: mayor participación para los Ayuntamientos regidos por el PSOE que para el resto. Esto provocó una campana que alcanzó graves proporciones. El presidente del Gobierno, que le había apoyado desde un principio, tuvo que llamarle para reflexionar. Los dos acordaron dar marcha atrás en tan original proyecto. Si la popularidad se refleja en votos, la propia Federación Socialista Madrileña ha reconocido que Leguina tuvo 80.000 votantes menos en Madrid que el discutido Barranco. La mayoría minoritaria socialista en la Comunidad procede más de los pueblos de alrededor, el famoso cinturón rojo donde dominan los socialistas, que de la capital. A pesar de ello, parece difícil que se produzca el acuerdo que permita a las fuerzas de centro y de derecha gobernar en la Comunidad autónoma. Y el gobierno en minoría, en el campo autonómico, es mucho menos controlable que en el municipal. El Ayuntamiento dé Madrid es un gobierno en pequeño, nene su poder y su oposición. Pero, en el pleno, no se discuten sólo las ordenanzas, las leyes municipales, sino gran parte de los asuntos de gestión diaria. Es decir, la aprobación de una serie de cuestiones ha de pasar necesariamente por el pleno donde Barranco está en minoría. No sucede así en la Comunidad. La Asamblea autonómica aprueba leyes y realiza interpelaciones y preguntas. Pero la gestión del gobierno autonómico se realiza sin tener que discutir cada asunto en la Asamblea. Se aprueba por el Consejo de Gobierno y basta. Si la Comunidad es poco conocida, eso no significa que no tenga un poder importante. Si el presupuesto del Ayuntamiento está en los 110.000 millones de pesetas, en la Comunidad se cifra en 145.000 millones. Si el dinero es poder está claro que la Comunidad tiene más poder que el Ayuntamiento. Tiene también una hinchada plantilla de funcionarios. Según el libro editado por la propia Comunidad, dependen de la misma 22.800 personas. Pero quizá lo más importante de todo, de cara a los madrileños, es el hecho de que la Comunidad, además de recibir toda clase de competencias desde el Estado, ha absorbido gran parte de las municipales. Se ha producido un importante vaciamiento del Ayuntamiento en favor de la Comunidad. El caso más espectacular es el Consorcio de Transportes. Forman parte del mismo la Empresa Municipal de Transportes y el Metro. Constituyen, por tanto, el 80 por 100 del mismo. Pese a que la propiedad de la EMT es cien por cien municipal y la del Metro es también del Ayuntamiento en un 75 por 100, es el Consorcio, dominado por la Comunidad, quien decide en materia de transportes. El resultado es que desde la Comunidad se puede obligar a que Metro y autobuses de la EMT creen nuevas líneas con frecuencias y tarifas fijadas por la Comunidad. Se puede obligar también a que el déficit que produzcan estas decisiones sea sufragado por el Ayuntamiento. Y eso sólo es el principio de una historia con muchos Capítulos en la que forma parte importante el férreo dominio del urbanismo que se practica desde la Consejería. Los votantes del CDS pactarían con Alianza Popular en la capital Encuesta publicada por El Independiente Madrid. S. L. Más de la mitad de los que votaron al CDS en las pasadas elecciones estarían dispuestos a pactar con Alianza Popular para conseguir la Alcaldía, según una encuesta que aparece en el semanario El Independiente cuyo primer número salió ayer a la calle. La encuesta, realizada por Metra- Seis para el nuevo semanario, indica también que esos mismos simpatizantes de la lista encabezada por Rodríguez Sahagún negociarían con AP la presidencia de la Comunidad. Curiosamente, y según los mismos datos, los votantes del PSOE también verían con buenos ojos pactar con el CDS, incluso, antes que con Izquierda Unida. Continuando con los votantes socialistas, y refiriéndonos a la Comunidad, el cincuenta y tres por ciento de los mismos prefieren negociar con Fernando Castedo, mientras que sólo un treinta y cinco por ciento lo harían con Isabel Vilallonga. Sin embargo, la casi totalidad de simpatizantes comunistas pactarían con los socialistas, al mismo tiempo que estarían a favor de la reelección de Joaquín Leguina como presidente del Gobierno regional. La encuesta demuestra la opinión generalizada de que la mayoría de los votantes aliancistas negociarían con el CDS. Los datos vuelven a demostrar los obstáculos que Adolfo Suárez encuentra en el camino de una posible negociación con AP.