Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOMINGO 21- 6- 87 INTERNACIONAL Conflicto racial en la antigua Ceilán A B C 45 Una década de disturbios 1976, 14 de mayo. Los partidos políticos tamiles deciden empezar una campaña para la creación de un Estado tamil independiente. 1978, 7 dé abril. La guerrilla tamil mata a un inspector de Policía en Mannar. -22 de mayo. Los separatistas destruyen un avión en el aeropuerto de Colombo. 1983, 23 de julio. La guerrilla ataca un convoy militar en Jaffna, matando a trece soldados cingaleses. -24 de julio. Estallan en Colombo disturbios antitamiles que se propagan a otras localidades. Resultado: quinientos muertos. -5 de agosto. El Parlamento adopta leyes concretas contra los separatistas. 1984, 10 de enero. Conferencia nacional sobre problemas étnicos. -28 de enero. La guerrilla hace estallar una bomba en el hotel Lanka Oberoi de Colombo en la explosión muere una empleada. -22 de octubre. Explosionan diez bombas en la capital, matando a tres personas. -30 de noviembre. Los guerrilleros atacan dos granjas, matando a setenta campesinos. -1 de diciembre. Cincuenta y siete muertos en un ataque guerrillero a las poblaciones de Kokkilai y Nayaru. 1985, 19 de enero. Los separatistas colocan una bomba en el tren déj) viurikandi. Su explosión mata a veintinueve soldados. -10 de abril. Una explosión cerca del aeropuerto de Katunayake mata a una mujer. -14 de mayo. La guerrilla ataca la ciudad santa budista de Anuradhapura, donde mata a ciento cincuenta cingaleses. -2 y 3 de junio. Encuentro en Nueva Delhi entre eí presidente srilanqués, Junius Jayewardene, y el premier indio, Rajiv Gandhi. -8 al 13 de julio. Conversaciones de paz en Bután entre representantes del Gobierno de Sri Lanka y dirigentes tamiles. -12 al 17 de agosto. Segunda ronda de las conversaciones de paz en Bután. 1986, 3 de mayo. Una bomba estalla en un avión en el aeropuerto de Colombo, resultando muertas dieciséis personas. -7 de mayo. Hace explosión una bomba en la oficina central de Telégrafos en Colombo, matando a catorce personas. -Julio y agosto. El Frente Unificado de Liberación Tamil se entrevista con el Gobierno. -6 al 18 de noviembre. Jayewardene y Gandhi se reúnen en Bangalore (India) -19 de diciembre. Dos ministros indios y Jayewardene aprueban propuestas para resolver el problema étnico. 1987, 17 de abril. La guerrilla ataca tres autobuses en Trincomalee: 26 muertos. -21 de abril. Explosiona un coche- bomba en Colombo: más de cien muertos. -26 de mayo. Las Fuerzas de Seguridad lanzan una ofensiva para recuperar el control en algunas regiones rebeldes de Jaffna. -29 de mayo. La guerrilla mata ocho personas en Kelaniya. -2 de junio. La guerrila detiene un autobús y mata a treinta y tres pasajeros. -3 de junio. Barcos de Sri Lanka detienen a una flotilla india con alimentos para los separatistas tamiles. Mueren tres soidados al estallar un coche- bomba frente a un cuartel. -6 de junio. Las fuerzas de seguridad matan a veinticinco personas que se refugiaban en un templo, en la península de Jaffna. llpr En la ayuda humanitaria que Rajiv Gandhi ha entregado a Sri Lanka (aquí representada por su presidente, Juníus Jayewardene) algunos han visto un auténtico caballo de Troya por el que se cuela ei apoyo que necesitan los guerrilleros separatistas tamiles Frustrada aventura marítima de una flotilla india en ayuda de los hermanos tamiles El pasado día 3, diecinueve barcos de pesca indios zarparon del puerto de Rameshwaram, ondeando en sus mástiles el pabellón de la Cruz Roja. En sus bodegas trasportaban diez mil toneladas de carga entre víveres (arroz, leche, aceite... medicinas y combustible líquido. Su destino era la cercana isla de Sri Lanka, donde los hermanos tamiles les aguardaban. La cruzada humanitaria de Rajiv Gandhi se ponía en marcha por la mar. Desde primeras horas de aquella mañana, en el pequeño puerto pesquero de Rameshwaram se vive una inusitada actividad que congrega en torno a los muelles a estibadores y desocupados. Los unos cargan a través de largas cadenas humanas las barcazas de pesca con la bandera rojiblanca; los otros observan con extrañeza la operación. En un principio, Nueva Delhi pensó que serían veinticinco los barcos fletados, pero las 2.500 rupias ofrecidas sólo convencieron a deicinueve patronos. A la una de la tarde, cuando el sol es prácticamente insoportable para la piel de un europeo, ya está todo listo para zarpar. En una de las barcazas, aparentemente la más estable, se acomoda como puede un centenar de periodistas indios y extranjeros especialmente invitados por el Gobierno. Casi a la una y media en punto salen del puerto una tras otra las barcas de pesca en un mar en calma chicha. En la cubierta se suda la gota gorda mientras en los lejanos muelles de madera algunos jalean la partida de los salvadores de los hermanos tamiles? Alguien comunica a la Prensa que en menos de seis horas se avistará Sri Lanka. Los fotógrafos resguardan como pueden sus cámaras de los rayos del sol. ¿Cuarenta grados a la sombra? Más, más, más... dice un pelirrojo regordete. A las tres de la tarde, los periodistas son trasvasados a un barco mayor recién pintado de blanco. Las manos se pegan a la barandilla, nadie tuvo la precaución de avisar. Bienvenidos al buque oceanógrafico SSVikram Algunos sospechan que se trata de un barco de guerra camuflado, aunque es verdad que a la vista no lleva ningún tipo de armas. A las siete de la tarde, una brisa que ya no quema alivia los rigores del periplo mientras la flotilla alcanza el islote de Karaitivu, sesenta kilómetros al S. E. de Jaffna, punto que tradicionalmente marca la frontera entre la India y Sri Lanka. Es en este momento cuando unas cañoneras srilanquesas interceptan el convoy. Varias horas de negociaciones no dan ningún fruto. El Gobierno de Sri Lanka no está dispuesto a esta intromisión en sus aguas jurisdiccionales. Son las diez de la noche cuando los barcos indios emprenden eí regreso a Rameshwaram. Al día siguiente, cinco aviones de transporte, escoltados por cazas, lanzaron en paracaídas las mercancías sobre Jaffna. En esta ocasión no había periodistas cerca. F. P.