Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 A B C ESPECTÁCULOS VIERNES 19- 6- 87 El Centro Dramático Gallego, El Ayuntamiento de Gyón, invitado al Festival de Rennes condenado a pagar a la SGAE Madrid. C. G. Los responsables del Festival Internacional de Rennes (Francia) organizado por Carrefour des Regions d Europe, que cuenta con el patrocinio de! Consejo General de Europa, ha invitado oficialmente al Centro Dramático Gallego, dependiente de la Consejeria de Cultura y Bienestar Social de la Junta de Galicia, a representar a Galicia con la obra Almas perdidas original de Xosé Cermeño, en la próxima edición de esta muestra cultural que se celebrará durante el próximo mes de noviembre en dicha ciudad francesa. La obra, Almas perdidas es la tercera de las producciones del Centro Dramático Gallego en la presente temporada, e interesó particularmente a la organización del festival por ser, en opinión de los responsables de la programación, un proyecto gallego artísticamente arriesgado y de nueva inspiración. Almas perdidas será estrenada en La Coruña en el mes de septiembre, estará dirigida por Santiago Montenegro (director de la compañía Artello) e interpretada por Alfonso Agrá, Andrés Alvarez, Antonio Duran Morris Xose Lois González, Rosa Hurtado, Manuel Manquiña y Manuel Pombal, mientras la escenografía es de Antonio Simón, y el vestuario original de Suso Montero. Para Xosé Cermeño y Santiago Montenegro, autor y director, respectivamente, de la obra, Almas perdidas es una nueva comedia bárbara, desaforada, en la que se agitan como si estuviesen en una coctelera un gángster travestido, un político amnésico, el puerto de Vigo, el fantasma del almirante Méndez Núñez, vídeos, espejismos y otros demonios de la reconversión industrial Esta invitación es motivo de una gran satisfacción- h a comentado el director del Centro Dramático Gallego- ya que hemos conseguido en las últimas temporadas sintonizar con el público gallego y también sorprender fuera de Galicia por la calidad de los profesionales que en él trabajan. Me parece muy positivo que la organización del Festival Internacional de Teatro de Rennes escogiera Almas perdidas obra de un dramaturgo inédito y de un director muy original, porque demuestra confianza y curiosidad en las propuestas de los creadores teatrales de Galicia. Xosé Cermeño, el joven autor de Almas perdidas es escritor y sociólogo. Trabajó en sociología y en publicidad antes de ocuparse del Departamento de Promoción e Imagen del Centro Dramático Gallego. Recibió los premios María Espinosa de Relatos en 1983, concedido por ei Instituto de la Mujer, y el Iruña de Novela, el mismo año, y escribió un ensayo sobre la cultura festiva en Galicia para el Ministerio de Cultura el pasado año. Como dramaturgo es autor de varias comedias: Arpa (finalista del premio nacional Barahona de Soto; A meiga e a toupeira (becado por el Ministerio de Cultura) y Ela chegou e dixo (becada por la Consejeria de Cultura de la autonomía gallega. Publicó la novela Las diosas vírgenes y son frecuentes sus trabajos como guionista de televisión, así como sus- colaboraciones en varios periódicos gallegos. Oviedo. Faustino F. Alvarez El Ayuntamiento de Gijón tendrá que pagar a la Sociedad General de Autores de España trece millones de pesetas en concepto de derechos reclamados por esta entidad en los actos públicos celebrados entre 1981 y 1986. La Comisión de gobierno municipal aceptó el próximo pago de estas deudas, de las cuales nueve millones habían sido reclamados por vía judicial, correspondiendo los otros cuatro millones a las actuaciones musicales de la pasada temporada estival. Los intentos del delegado en Asturias de la Sociedad General de Autores, Javier Vidal, de llegar a un acuerdo con la comisión de festejos del Ayuntamiento de Gijón para hacer efectivos éstos fracasaron siempre ante la imposibilidad de diálogo de los responsables municipales, que nunca quisieron hacer frente a algo a lo que ahora han sido obligados por la autoridad judicial. En vista de la situación planteada entre ambas partes, la Sociedad General de Autores interpuso una demanda en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Gijón en la que se incluía una amplia relación de actuaciones musicales organizadas desde 1981 hasta 1985, que después fue confirmada por la propia Secretaría municipal munical basándose en las cantidades que el Ayuntamiento declaró ante la Junta Provincial de Menores. El día 14 del pasado mes de enero, el juez José Luis Seoane Spiegelberg dictó una sentencia desfavorable para el Ayuntamiento y que fue recurrida ante la Audiencia Territorial de Oviedo, que desestimó la apelación interpuesta y confirmó la sentencia del juez gijonés. En esta sentencia, que ahora se hace firme, obliga al Ayuntamiento de Gijón al pago de nueve millones de pesetas a la Sociedad General de Autores, y esta entidad considera que la Corporación municipal gijonesa también está obligada a pagar los derechos correspondientes a las actuaciones del pasado verano, que han sido demandados judicialmente. Sesto Bruscantini, un veterano en Madrid Madrid. Julio Bravo El próximo 19 de diciembre, Sesto Bruscantini cumplirá sesenta y nueve años. El pasado hizo treinta desde que debutara como cantante en su ciudad n a t a l C i v i t a nova, como el Colline de La bohéme. Y si el Teatro de la Zarzuela le contratara para dentro de dos temporadas, cumpliría sus bodas de plata con el coliseo madrileño, donde debutó en 1964 con una ópera de Mozari- precisamente el compositor con el que se ha producido su reencuentro después de dieciséis años sin can- Sesto Bruscantini tar en Madrid. Sesto Bruscantini ha vuelto a la Zarzuela, de la que es el decano y donde no cantaba desde 1971, para interpretar el Don Alfonso de Cosí fan tutte, una ópera con la que ya estuvo aquí- aunque cantando el otro papel para barítono que ofrece la ópera- en 1966. Puestos a elegir entre los dos- l e resulta imposible decir cuál de los 150 papeles que tiene en repertorio le gusta más- Bruscantini prefiere el que ahora encarna. En primer lugar porque musicalmente es más independiente- no depende de su pareja femenina, como los otros dos- y también porque el personaje es mucho más real, no hay nada forzado en él Destila entusiasmo Bruscantini (uno de los hombres más entrañables del panorama musical actual) cuando se refiere a esta experiencia mozartiana con Ros- Marbá, un hombre muy musical, magníficamente preparado, que trabaja maravillosamente y que se preocupa, como pocos directores actuales hacen, de toda la compañía. Me sentía como en los viejos tiempos Para hablar de los viejos tiempos no hay mejor fuente que Bruscantini; un hombre que vivió los años dorados de la lírica italiana de la posguerra, y es también testigo de este renacimiento de la ópera en todo el mundo, con las nuevas generaciones de cantantes llenando teatros. Soy un hombre afortunado- reconoce- porque he podido compartir escenario con los mejores cantantes del mundo, y he vivido una época que ha sido la mejor para el teatro Y algo de añoranza hay en sus palabras: Sí, echo algo de menos aquellos días. Sobre todo porque la política no se había metido en el teatro como ahora, en que lo domina todo. No estoy en contra de los políticos, pero sí lo estoy de que invadan un mundo que no es suyo. Los dirigentes teatrales deben ser profesionales, personas que conozcan nuestro mundo Bruscantini se exalta al hablar de los teatros italianos, donde hay mucho peor ambiente que antes, y por nada se organiza una huelga. No se puede trabajar como si fuera una fábrica; somos artistas concluye tajante. Cuando se le pregunta por España, Sesto Bruscantini suaviza su expresión. Mira a su mujer, que le acompaña, y dice que mi mujer es española. Con esto pruebo lo mucho que me gusta su país Pedro Almodóvar, aclamado por el público y la crítica argentina Buenos Aires. Efe El director de cine Pedro Almodóvar fue aclamado por el público bonaerense al concluir la pasada madrugada una muestra de sus filmes, hasta ahora desconocidos en Argentina. Almodóvar intercambió opiniones sobre su obra con el público presente en la Cinemateca Argentina, con sede en Buenos Aires, donde durante toda una semana se exhibieron cinco de sus filmes. Los críticos argentinos coinciden er señalar el éxito en Buenos Aires de las obras de un director transgresor como Almodóvar en un país poco acostumbrado a exhibir filmes con temas de un raro humor que toca temas conflictivos Calificado como el Fassbinder español Almodóvar logró convocar a una cantidad imprevista de público, que colmó la sala de la Cinemateca Argentina y le despidió con cerrados aplausos y ovaciones.