Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 19- 6- 87- LA FIESTA NACIONAL Corpus en la Maestranza -ABC, pág. 73 J. A. Campuzano estuvo a punto de abrir la del Príncipe Cortó una oreja en cada uno de sus toros Francisco Ruiz Miguel y Curro Vázquez saludaron en sus primeros toros éste: Pudiéndole a los toros difíciles, corriendo la mano hasta la eternidad del muletazo y sintiéndose torero a fuerza de hacerlo sentir a Sevilla. Manuel Ramírez los aficionados. Y lo suyo, que es esto, es lo Llegaba tras triunfo gordo en Madrid. Y a dar la cara en Maestranza. Otro triunfo rotundo, aunque no redondeara con salida por la Puerta del Príncipfe- y a supo qué era eso que lo hizo un día figura en Maestranza con toros del Toruno y ayer lo ratificó con dos aquella inolvidable tarde de los guardiolas de hace un puñado de años- y sólo cortara orejas. Dos orejas de verdad valen más que una oreja en cada toro. José Antonio Campuzano, al que llaman, y con razón, el grande, muchas de por ahí. Y la del Príncipe para gustó y se gustó. Pudo cuanto quiso y quiso siempre. Consiguió oreja por toro. abrirse otra vez, cuando se redondee como No eran peras en dulce, sino mansones, El sexto se protestó, y no siempre con ra- puede ser capaz porque es, otra vez, el de peligrosos y hasta un sexto que hizo cosas antes. zón, desde que rompió en plaza. Primero, la de reparaode la vista hasta que le llegó el Ruiz Miguel saludó. En su primero estuvo moda esa del cojo, cojo, cojo ¡qué pronto temple zurdo del torero de Gerena. Ruiz Mien poderle con todo. Y este de la Isla es case pega lo malo! que menos mal que el guel saludó en uno espaz de pegarle un muletazo a una farola. Enpresidente no escuchó, porque arreglados estando en torero y se sitendió al toro, estuvo muy por encima de él y tamos si empieza Maestranza como otras lenció su trabajadora la gente lo comprendió. En el cuarto se puso plazas. Después, porque arrolló a Chacón al faena al cuarto. Curro en trabajador. Un respeto, pero no es. Lo pisalir de najas al hilo del caballo, de reparao Vázquez- susto con el taron para avisarle que hacía tiempo que el de la vista. El caso era protestar, hasta que capote en su primero toro pedía la muerte porque la faena no daba llegó la muleta de Campuzano. Se acabaron saludó gustando y se más de sí. las protestas, brotaron los oles y arrancó la llevó silencio por no liCurro Vázquez tiene estampa para gustar. música. Ya nadie se acordaba de la cojera gar en el quinto. Y toreo de por aquí abajo. Lástima que a un- porque no existió- ni de la vista. La vista Una corrida de toros cartel de toros sucede una duda, una vacilapuesta en el torero, que se lució con su mano seria, bronca, dura y ción. Como si el aire se le acabara en los fuerte- l a izquierda- manejó la derecha difícil. De mucho palo pulmones. Hubo ole seco y como un látigo para doblarse torerísimo y le pegó pases de con fiereza, aunque sacuando lo hizo de verdad y decepción cuando pecho de pitón a rabo, doblándole al toro liendo sueltos casi to- J. A. Campuzano se aliviaba al siguiente muletazo. En su pritodo el viaje. Oreja a ley tras estoconazo. Pidos y arrollando- Chamero, los saludos de lo bien hecho; en el sedió la gente la segunda. No lo quiso el presicón y Juan Sánchez gundo, los silencios del camino equivocado. dente. Insistió el respetable. Las mulillas se sufrieron las consecuencias- desparramanAl final, cuando a José Antonio Campuzano hacían las remolonas para que siguiera la indo la vista y buscando los tobillos de los tore- sistencia. No había nada que hacer. Doy la se lo llevaban a hombros por la puerta de ros. De peligroso sordo. El primero de José cuadrillas, puede que el torero llevara el razón al palco. Me acordé- -mayor piropo no Antonio Campuzano miraba a todo el mundo, sé echarle- de otro León que se llamaba To- amargo sabor de haber tenido en la mano la como buscando por los tendidos. Sin fijar en más. Pero eso no quita ni una mota del legíti- llave de la del Príncipe. Pero no debe preocuel capote, aunque Campuzano le ganara te- mo triunfo de un torero que ha vuelto a su si- parle. Llevaba la satisfacción, y dejó aroma rreno en cada lance para un muletear que tio. Su sitio no era aquel de las manoletide que ha vuelto a ser, aquí en Maestranza, supo arrancar música a los cuatro pases. Dos nas y los diálogos con el tendido. Su sitio es el que era. naturales eternos, el toro quedándose, con la cabeza entre las pezuñas y un torero tranquilo, sabiendo qué hacer y haciéndolo. Todo con buen gusto, menos un intento de manoletihá- n o hacía falta y bien pronto que se dio cuenta el torero- que arrancara palmas fáciles. Estocada y oreja. Aranda de Duero Toledo En otras plazas -Ficha de la corrida- Plaza de toros de la Real Maestranza. 18 de junio de 1987. Día del Corpus. Cinco toros de Peñajara y uno- lidiado en quinto lugar- de Los sayones. Los de Penajara, mansos y peligrosos, llegando con sentido a la muleta y difíciles. El de Los Bayones, soso y sin clase. Ruiz Miguel (celeste y oro) Estocada y. descabello en su primero (saludos) y pinchaco, otro hondo y estocada en el cuarto (silencio) Curro Vázquez (de negro y plata) En el segundo, estocada corta, que mata (saludos) y en el quinto, pinchazo, media delantera y dos descabellos (silencio) José Antonio Campuzano (de burdeos y oro) En el tercero, estocada (oreja) en el sexto, estocada (oreja y petición de otra) En las cuadrillas descató El Pali, al bregar con el segundo. Presidió José Luis León. Acertado. No dejándose influenciar por parte del sol, que le reclamaba cojera del sexto. Y acertado también al no conceder la segunda oreja a José Antonio Campuzano en el sexto. Tuvo que amonestar a los mulilleros por retrasar el arrastre de este toro para que siguiera la presión por la oreja. La plaza registró buena entrada en sombra y poco más de cuarto y mitad en sol. El viento molestó a veces a los toreros. Toros de Buendía, muy justos de fuerza (el sexto, protestado por cojo) José Mari Manzanares, ovación y oreja. Ortega cano, oreja y oreja. Víctor Mendes, ovación y palmas. Siete novillos de Sotillo Gutiérrez. Luis Miguel Calvo, que se despedía de novillero, cortó cinco orejas en los siete toros que estoqueó. Salió a hombros por la puerta grande. Baeza Algete José Fuentes fue herido de gravedad por Tres erales de Mariano y Julio Buendía, su primer toro. Paco Ojeda, ovación, una oreja y dos ore- que dieron un juego excelente. Carlos Neila, dos orejas. jas. Antonio Posada, una oreja. Espartaco, ovación, dos orejas y oreja. Juan Carlos Moreno, dos orejas. Espartaco y Ojeda salieron por la puerta grande. Granada Corrida de rejones, Toros de Antonio Gallego. Rafael Peralta, división de opiniones. Curro Bedoya, oreja. Joao Ventura (portugués) oreja. Javier Buendía, división de opiniones. Antonio Correa, dos vueltas. Cehegín Seis novillos de Alfonso Sánchez Fabres, que dieron un juego desigual. Antonio Mondéjar, oreja y dos orejas y rabo. Ricardo Sevilla, oreja y ovación tras un aviso. Jerónimo Santamaría, vuelta al ruedo y ovación.