Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 19- 6- 87 TRIBUNA ABIERTA ABC, pág. 59 L g r a n e s p e c táculo que ha supuesto la representación de la ópe ra Aída en Luxor y también el apasionante libro de Terenci Moix No digas que fue un sueño ha motivado un renovado interés por la Egiptología, concentrado, en las más de las veces, en conocer la edad de las muestras de arte y vestigios que aún perduran. Siempre he sentido verdadera vocación por el viejo Egipto, que he tenido la fortuna de visitar en dos ocasiones, que supo despertar en mí tanto las magníficas lecciones recibidas de mi padre, amén de las que escuché, durante mi paso por la Escuela de Arquitectura, de profesores tan eminentes como Moya y Anasagasti, como la curiosidad latente en todo científico por conocer la verdad. Atendiendo a la sugerencia de algunos lectores, que siguen mis artículos y no dejan de animarme, voy en lo que sigue a glosar algunas nuevas aportaciones de la Física para mejorar el conocimiento de esa extraordinaria cultura, que dominó en el mundo durante siglos, y también para distinguir lo genuino de lo falso, en particular en lo referente a cerámicas. El profesor Wintle, de la Universidad de Cambridge, se expresa así: Los métodos empleados para fijar datos arqueológicos son consecuencia inmediata de investigaciones en otros campos de la Física. Así, por ejemplo, la idea de utilizar el carbono radiactivo para establecer fechas tiene su origen en el estudio iniciado al final de la segunda guerra mundial de los núcleos radiactivos generados por la radiación cósmica en la atmósfera terrestre. Él empleo de la Termoluminiscencia para determinar la edad de los materiales usados por los alfareros vino como consecuencia de la investigación necesaria llevada a cabo después de la explosión de las primeras bombas atómicas. Ambos métodos requieren el conocimiento de fenómenos químicos y biológicos ocurridos a escalas de tiempo muy superior a las que transcurren en los experimentos normales de laboratorio. Está claro que no hay garantía de que un experimento proyectado para simular el conocimiento de una muestra tanto tiempo enterrada pueda conducir al mismo resultado. Tampoco es relevante estudiar de manera exhaustiva un material para aumentar el conocimiento de sus propiedades físicas, ya que cada muestra será diferente a causa de su formación particular en el mundo geológico o biológico. Los métodos utilizados pueden dividirse en dos, dependientes del material cuya edad quiere conocerse, orgánico o inorgánico. Una subdivisión puede también establecerse en base a las propiedades del material que cambian con el tiempo o aquellas que dependen de una alteración química. El empleo del carbono 14, sobre el que no vamos a insistir, por ser bien conocido y que ya he descrito en otros artículos, tiene el inconveniente de que se precisa contar con una cantidad elevada del material que se quiere fechar Hasta de 100 gramos en el caso de los huesos. Es necesario, además, una calibración previa, para la que se han utilizado datos astronómicos D procedentes de historiadores clásicos. Las desviaciones han alcanzado los cien años, lo que es una cifra E FÍSICA, EDAD Y FALSIFICACIONES pertenecientes a los periodos T ang, Song, Yuan y Ming. Como dice con entusiasmo el Por Luis BRU profesor Yap, el campo es más amplio y hasconsiderable si se tiene en cuenta que el rei- ta ahora sólo hemos arañado la superficie. En lo referente a la Medicina, la Microsconado de un faraón e incluso de algunas dinastías no han cubierto ese periodo de tiem- pía Electrónica, de un lado, y el escáner con po. Una revisión detallada referente a Nubia y rayos X, de otro, han permitido revelar imporEgipto conduce a que los resultados del mé- tantes secretos de la civilización egipcia. Totodo no son de gran valor para los historiado- mamos de un artículo de John Lagone el sires, si bien han conducido a fijar secuencias guiente párrafo: Una ambulancia para ante la temporales con cierta precisión. A la Termolu- puerta del Bringham Women s Hospital de miniscencia tampoco vamos a dedicarle gran Boston. Cuando los enfermeros trasladan la camilla a la sala de urgencias, e! jefe de la atención. Una técnica relativamente nueva, la espec- misma pregunta: ¿Se trata de! joven paciente troscopia de masa de alta energía, precisa de que esperamos? Y queda atónito al observar un acelerador Graff para acelerar los iones que lo que realmente están entrando es un de carbono con el que no siempre es fácil sarcófago dorado. Ato- dice la enfermera- contar. Su mayor ventaja reside en que sólo es un paciente más bien anciano, de unos dos mil quinientos años de edad. Son los resutiliza unos pocos gramos de material. El método de la hidratación obsidiana es tos momificados de Anhk- pef- hor, un oscuro menos conocido, en parte porque sólo puede egipcio que vivió en el año 600 antes de Crisaplicarse en lugares que contienen obsidiana, to, que se conservaba en el Museo de Bosuna roca volcánica de color negro lustroso, ton desde 1872. Su cuerpo, sin moverlo de la con reflejos metálicos. Fue un material muy caja, sería sometido a un escáner que permiempleado por el hombre primitivo. Ha sido tirá observar secciones trasversales de cualposible fijar datos de tiempo de al menos diez quier parte del mismo. El estudio, así iniciamil años en la región occidental de Nortea- do, se extendió a las cincuenta momias que mérica, así como ahora mismo en 1983 en atesora tal museo, así como a perros, gatos, regiones orientales de África. Cuando una su- serpientes y corderos. De esta manera, médiperficie fresca obsidiana se expone a la at- cos y egiptólogos fueron capaces de enriquemósfera, se forma debajo de ella una capa cer sus conocimientos sobre la vida y la hidratada a través de la que se difunde el muerte en el país más importante de aquel agua ambiente. La Física, bien conocedora entonces. En poco tiempo fueron observadas del mecanismo de la difusión, ha establecido las momias existentes en ei Museo de El Caiuna ecuación que permite conocer fechas im- ro y la excelente colección que alberga el portantes con cierta seguridad, sobre todo si Museo Británico. La nueva técnica parece afianzar que las primeras momificaciones tuse conoce la velocidad de hidratación. vieron lugar durante la tercera dinastía (2880 Los precios astronómicos que los coleccio- 2613 antes de Cristo) nistas tienen que pagar en el campo, por Se han puesto así de manifiesto una serie ejemplo, de las porcelanas chinas ha motivado que se multipliquen los métodos que per- de hechos y curiosidades cuyo detalle no pomiten distinguir las falsas de las genuinas, demos dar. Pero sí aparece claro que los embalsamadores engañaban a sus clientes que además han de ser no destructivos. En la momia de un adoiescente se han desEl profesor Yap, del Departamento de Física de la Universidad de Singapur, ha puesto cubierto pezones de oro y un falso falo motia punto una instalación de rayos X de fluo- vado quizá por no estar seguros los encargarescencia capaz de analizar con gran fideli- dos de embalsamar ei sexo a que pertenecía dad tales porcelanas y comprobar la autenti- el cuerpo que estaban manipulando. Las mocidad de finas muestras del periodo Ming mias que presentan amputaciones demostraron que éstas tuvieron lugar poco antes de su (1368- 1644) y de la dinastía Qing (16441911) Las porcelanas proceden, casi en su muerte. La pierna derecha de una fue alargatotalidad, de Jingdezhen, lo mismo que las da hasta alcanzar la misma longitud que la izpiezas modernas. El método de Yap, además quierda mediante una pierna artificial. Ambas se calzaron con sandalias que la radiografía de no agresivo, es sencillo y rápido. Es sufinormal no había sido capaz de detectar. La ciente sólo limpiar el área a analizar para elimomia de una adolescente, hija de un guarminar la inevitable contaminación que representa un serio problema, en particular en ob- dián del templo de Tebas, presentaba el hejetos metálicos, tales como el bronce. El cho espeluznante de contener una calavera equipo de Singapur ha estudiado más de entre sus piernas. No se trataba de algo que podría ser utilizado en una novela de Agatha trescientas piezas de Jingdezhen que cubren Christie, sino que fue la consecuencia de un un amplio campo, desde el último periodo robo a gran escala y que los ladrones, en su Ming hasta 1985. La proporción en que se prisa por ocultar su fechoría, dispusieron mal encuentran el manganeso y el cobalto, granlos restos al tratar de recomponer la estructude en las auténticas y pequeña en las fabrira primitiva. cadas después de la última guerra mundial, es un dato de valor inestimable. La causa esEl uso de métodos científicos para desvelar triba en que en las actuales se emplea cobal- el estilo de vida de las viejas civilizaciones es to puro, mientras que en las genuinas se utiliuna tarea fascinante. Hay mucho trabajo por zó cobalto nativo. Lo mismo acontece con el delante y está claro que el antropologisía accontenido en bario, que es más elevado en tual y aún más del futuro, precisará de una las verdaderas. sólida base médica y de una estrecha colaboración con los físicos para poder interpretar El método puede extenderse a otros matemejor las informaciones que suministran las riales, tales como esmaltes y pigmentos y nuevas técnicas por ellos utilizadas. también a porcelanas mucho más antiguas