Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 19- 6- 87- RELIGION -ABC, pág. 47 La Iglesia hoy no coacciona a nadie. Cristo ahora está solo, a la intemperie El primado presidió en Toledo la procesión del Corpus Toledo. L. Moreno Nieto Ya nadie puede decir que la religión cristiana en España coacciona- dijo ayer el cardenal primado, monseñor González Martín, en la misa del Corpus- Nadie puede afirmar que ia Iglesia se impone en virtud de ciertos pronunciamientos sociológicos amparados por determinadas legislaciones. Ya no. Cristo está a la intemperie. Cristo está ya solo. Con sus palabras. Con su vida. Con su evangelio. Solamente en esta fuerza confiamos de que quieran tener una presencia relevante quienes a la vez aparecen promoviendo y defendiendo públicamente legislaciones no compatibles con la doctrina de la Iglesia Desde los balcones de su casa familiar de la calle de Jardines presenció el paso de la procesión el ministro de Justicia, Fernando Ledesma; en los del gobierno civil, que dan a la plaza de Zocodover, se advirtió la presencia de los embajadores de los Estados Unidos y de Bulgaria en Madrid, Reginal Bartolomew e Ivan Nedev, respectivamente, y otras personalidades nacionales y extranjeras. Embellecían las calles, alfombradas con tomillo y cubiertas con toldos, millares de tapices, reposteros, colgaduras, mantones de Manila, flores y emblemas eucarísticos. La La procesión del Corpus ofrenda floral ante la fachada principal de la catedral fue presidida por el cardenal GonzáLa procesión del Corpus Christi salió por lez Martín; los primeros ramos de claveles primera vez en Toledo el año 1263. Desde fueron ofrecidos por el alcalde socialista en entonces el magno cortejo, con breves parénfunciones, Joaquín Sánchez Garrido, y por el tesis motivados por las guerras, lejos de palifuturo alcalde, José Manuel Molina, de Aliandecer, ganó en brillantez y arraigo popular con el paso de los siglos. La fiesta del Cor- za Popular, ambos acompañados por sus respectivas esposas. El Ayuntamiento actual, pus es en Toledo intensa, breve, limpia de con mayoría del PSOE, que cesará dentro de paganía. El viejo arcón que es la ciudad se unos días, colabora al esplendor de la fiesta abrió ayer una vez más y mostró su secreto costeando el tendido de los toldos y pagando de arte y de fe a los quince mil asombrados también la iluminación del itinerario; el resto, viajeros llegados principalmente de Madrid. hasta once millones y medio de pesetas, lo Es como si la dormida historia de Toledo huinvierte en el banquete oficial, invitaciones a biese despertado súbitamente al alba de la la corrida de toros y múltiples festejos profagran jornada eucarística para rebullir, palpinos, alguno de los cuales está lejos de armotante y casi tangible, al paso del Santísimo nizar, con el espíritu religioso que informa la Sacramento entronizado sobre la custodia del festividad del Corpus. orfebre alemán Enrique de Arfe, la mejor joya Integraban el cortejo más de un millar de de la cristiandad. Unas cincuenta mil personas apretujadas en las estrechas callejas contemplaron el paso del cortejo; muchas advirtieron que tampoco este año figuraba en la procesión ningún ministro representando al Gobierno, costumbre tradicional interrumpida el año 1979, cuando se invocó la Constitución vigente para no enviar desde Madrid ningún representante oficial; razón por la cual, tanto el cardenal primado como el cabildo catedralicio, organizador de la procesión, se han abstenido de cursar las correspondientes invitaciones al ministro de Justicia y al director general de Asuntos Religiosos. El lunes último se afirmó por Televisión Española que la actitud del cardenal arzobispo de Toledo había obligado hace dos años a los ministros socialistas a presenciar la procesión desde los balcones del gobierno civil. Ya en 1985 el Arzobispado, saliendo al paso de informaciones tendenciosas difundidas reiteradamente por TVE, aclaró el asunto y explicó en una nota oficial que en una procesión como la del Corpus, que es, ante todo, un homenaje de fe y devoción a la. Sagrada Eucaristía, no se comprenPero- prosiguió el prelado- ésta es una fuerza que requiere la cooperación de todos nosotros. Lo que significa dar testimonio público de nuestra fe. Defenderla. Hacer lo posible para que ninguna legislación destruya la vida, para que en todo momento sean respetados ios derechos de los hombres que son derechos de Dios, buscando con los medios legítimos a nuestro alcance esa expresión del sentido religioso que responde a una dimensión natural del hombre, no a una historia de España, aunque también esto sea verdad, sino al hombre mismo que no puede quedarse exclusivamente atado con lazos estrechos de sus condicionamientos humanos, tan mezquinos y pobres Monseñor González Martín, arzobispo de Toledo y primado de España personas, entre ellos los caballeros del Santo Sepulcro, los mozárabes, los del Capítulo hispanoamericano, presidido por el duque de Cádiz, preboste desde 1973; los infanzones de Illescas, entre cuyos miembros figura desde anteayer, como infanzón de honor, S. A. R. Don Duarte de Braganza, jefe de la Casa Real de Portugal; y los historiadores de la cofradía internacional de investigadores que habían recibido el hábito de manos, del cardenal primado, entre ellos el ex ministro francés de la Salud Pública, Jean Foyer. Detrás del cardenal González Martín, a quien acompañaba el obispo alemán Leo Hans Drewer, marchaban el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla- La Mancha, José Bono Martínez, y las primeras autoridades civiles y militares, jefes y oficiales del Ejército, de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, el Ayuntamiento y la Diputación Provincial en corporación y bajo mazas. Poco antes de la custodia, encabezando al clero, la cruz guión que el cardenal Mendoza enarboló personalmente durante la conquista de Granada. Una escuadra de gastadores de la Academia de Infantería daba escolta al Santísimo Sacramento, cuya presencia en las calles fue saludada con salvas de artillería, cerraba la marcha una compañía de caballeros alféreces cadetes de la Academia de Infantería que desde hace un siglo viene cubriendo también con sus fuerzas la carrera, las cuales desfilaron después de la procesión. Cara y cruz A CUERPO A cuerpo sale el galán... A Lope de Vega le gustaba jugar con la expresión a cuerpo cuando, en los autos que escribía para la festividad del Corpus, pintaba a Cristo como el joven galán que, en este día, sale a cuerpo por las calles, -gozoso y triunfador, después de haberse escondido tras los velos del dolor el Jueves Santo. Y es que el Corpus era, para los hombres de nuestro Siglo de Oro, la fiesta de las fiestas, el día de la desvergüenza de la fe, la jornada en la que los sentimientos religiosos salían a las calles sin recatos. Hoy ese a cuerpo toma un nuevo sentido en los labios del cardenal Primado, que ayer proclamaba que la fe de Cristo ya no se apoya más que en el Evangelio y vive a la intemperie Sería absurdo ver pesimismo en esa frase. Es, desde luego, la constatación de un hecho: la fe cada vez tiene menos muletas sociológicas externas en qué apoyarse. Pero, ¿pierde por eso fuerza? ¿Es que no creemos que e 1 Evangelio solo la tenga más que suficiente? Claro que donde cambian las cosas es en la resposabilidad de los creyentes. En un clima sociológicamente favorable, hasta podrían echarse una siestecilla los creyentes. Pero hoy ese Cristo a la intemperie necesita que los que creen en El estén bien abrigados en su fe y dispuestos a defenderla. J. L. MARTIN DESCALZO