Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIERNES 19- 6- 87- OPINÍON -ABC, pág. 15 ¿POR QUE A BRASIL? L viaje del presidente del Gobierno a Brasil es de los que los españoles bien informados no aciertan a entender. Tras el resultado, no brillante, de las elecciones del pasado día 10, don Felipe González, con un séquito muy importante, ha iniciado una larga visita al gran país iberoamericano. El pretexto es realmente notable, pues se aduce la necesidad de ampliar nuestro mercado en él. Si se b u s c a r a u n mal ejemplo sobre las dificultades de ampliar un mercado, n i n g u n o mejor que este acercamiento a Brasil de aquí y ahora. La víspera de la llegada del señor González, el presidente Sarney había acudido a la televisión, y tras declarar algo tan descalificante para su Administración como que hasta ahora ésta no conocía todos los meandros de la economía proclamó un bloqueo de precios y salarios por un período máximo de noventa días, que continuará tras el verano con otras coerciones. El panorama brasileño, en lo económico, es muy negativo. Desde 1984 su deuda externa superó los 100.000 millones de dólares. Al mismo tiempo, la nación vivía en un clima de inflación que en 1985 llegaba al 228 por 100. Se decidió bajarla con una acción espectacular, el Plan Cruzado. Efectivamente, la media inflacionista de 1986 se redujo al 70,7 por 100, pero al equipo dirigente se le ocurrió que esa lucha contra la subida de los precios debía ser compatible con el mantenimiento de un alto crecimiento del Producto Interior Bruto por habitante. Efectivamente éste había aumentado en un 5,9 por 100 en 1985. Y en 1986 su subida resultó ser del 5,7. Como en economía tampoco existen cuadraturas de círculo, lo que había ocurrido era, lisa y llanamente, que se había decidido mantener, tras una fugaz estabilización, el mismo y tradicional modelo de desarrollo inflacionista. Se supo en vísperas del viaje de don Felipe González que la subida de los precios se había situado en la sobrecogedora marca del 800 por 100 del crecimiento anual. Al mismo tiempo, el caos económico se generalizaba. No había inversión empresarial, porque los Bancos fijaban fantásticos tipos de inte- PROBLEMAS DEL PSOE OS resultados del PSOE en la última consulta, que aritméticamente nadie puede discutir, levantan sospechas de que su teórica unidad esté empezando a sufrir una primera advertencia de fracturas internas. Todavía está muy lejos de alcanzar las padecidas por otras formaciones políticas: sin embargo, lo que trasciende al exterior indica que la pérdida de votos del PSOE no puede obedecer simplemente al desgaste natural de toda formación gobernante. Entre 1982 y 1987, el capital electoral del PSOE ha descendido en dos millones y medio de votos (que si tenemos en cuenta el crecimiento del censo, se acercaría a los cuatro) y aunque todo el mundo esté de acuerdo en reconocer que los resultados de 1982 ofrecieron con diez millones largos de papeletas favorables una franja superior, que prudentemente calificó el propio Felipe González de tres millones de votos prestados, está claro que después de haber disfrutado durante cinco a ñ o s de lo que De Gaulle llamaba las delicias y venenos del sistema la pérdida de millones de votos es un fenómeno de incuestionable importancia. E rés para no ser atrapados con estas subidas de precios. El sector público pasaba a tener gigantescos problemas de tesorería, lo que originaba huelgas y otras protestas de los funcionarios públicos. El anterior ministro de Hacienda, Funaro, rebajó espuriamente el déficit transfir i e n d o p a g o s de 1986 a 1987, y llegó a falsificar las cifras del comercio exterior como medida patriótica señala ahora, para que los acreedores no presionasen al observar unos buenos rendimientos comerciales. El nuevo ministro Pereira se debate con un déficit presupuestario del 7 por 100 del Producto Nacional Bruto, que ha concluido por desorganizar los mecanismos de producción y distribución, aparte de liquidar las reservas de oro y divisas convertibles y de originar múltiples mercados negros. Cuando a h o r a mismo se adopta el neoplan Cruzado esto significa, con el bloqueo de precios y salarios, una reducción muy fuerte en las inversiones públicas y una rebaja sustancial de las importaciones. ¿Qué mercado, en esas condiciones, vamos a procurar abrir? Incluso, con una deuda exterior tan fabulosa como la brasileña, ¿tiene interés económico para nosotros Brasil? Su expansión productiva tan insana, ¿tiene algo que mostrarnos? Su indisciplina social, ¿es realmente ejemplar? Y si a todo esto añadimos las viejas y tradicionales rivalidades regionales brasileñas, ¿por qué esa preferencia? ¿Por qué se fue a Brasil? les, también resulta claro que una hemorragia de varios millones de votos en cinco años no puede nunca considerarse desdeñable. Que las sacudidas le hayan afectado menos que a otros, no quiere decir que no haya sufrido los efectos de lo que llamaríamos sísmica inestabilidad del cuerpo electoral. Que Leguina, que Redondo, que Rodríguez de la Borbolla, que Damborenea, que Justo Fernández o Pablo Castellano proclamen sus disconformidades con la dirección férrea de Ferraz es sólo la punta del iceberg de la discordia. Ni la política de Solchaga puede ser admitida por Nicolás Redondo, ni el pacto de gobierno de Benegas digerido sin protestas por Damborenea, ni la política de Barrionuevo por Leguina. La disciplina de buenos militantes, la atracción del poder y sus suculentas recompensas constituyen buenos argumentos para soldar los estados de ánimo de los socialistas. La unidad existe, pero habría que preguntarse cuándo puede empezar a ser provechosa complicidad. Dentro del panorama político español y de la crisis interior de todos los partidos, resultaría justo repetir que el PSOE es quien mejor ha Pero este análisis padecesuperado las tendencias cenría una grave incorrección trífugas que en otros han de base si ocultáramos el heconducido a su debilitamiencho cierto de que en la histo o desaparición. Pero tamtoria de los partidos polítibién parece claro que sólo cos españoles, ha sido el una acción personal del sePSOE quien ha sabido resiscretario general, Felipe Gontir mejor los movimientos zález, podría remediar el migratorios de sus votantes. quebrantamiento actual, que Aún dentro del relativo en fin de cuentas, y si se equilibrio con que el PSOE ha sabido guardar a sus fie- realiza un ajuste fino como proponen los propios socialistas, es la. consecuencia de un crecimiento desmesurado y momentáneo del PSOE por encima de sus Presidente- Editor propias implantaciones naGUILLERMO LUCA DE TENA turales en los momentos Director LUIS MARÍA ANSON afortunados de 1982. Este año de 1987 está empezando Director de ABC de Sevilla Subdirectores a ofrecer una imagen más Darío Valcárcel, Joaquín Vila, José JaFrancisco Giménez- Alemán vaíoyes, Manuel Adrio, Joaquín Amado correcta aritméticamente del Subdirector: Antonio Burgos Jefes de Redacción: J. A. Gunoín (Continutíad) J. C. Azcue (Internacional) B Berasátegui (A 8 C Irterario) A. PSOE, que con toda probabiFernández (Economía) J. I. G. Garzón (Cultura) A A. González (Continuidad) fl. Gutiérrez (Cqntinuklad) L Lz. lidad seguirá disminuyendo Nicolás (Reportajes) C. Maribona (ContinuKlad) J. L. Martin Descalzo (Sociedad) J. Orno (Edición) L. I. Parada (Suptemertos Económcos) L Prados de la Plaza (Continuidad) C Prat (Domincal) Santiago Casteio (Coteborationes) en las próximas consultas. Secciones: J. Rubio (Arte) J M. Fdez. -Rua (Ciencia) A. Garrido y J Espejo (Confección) Las dimensiones actuales J. C. Diez (Deportes) A Yáñez (Edición Aérea) J Badía (Educación; E. R. Marchame (Espectáculos) J. Pato (Gráfica) M. A. Flores (Huecograbado) F. Rubio (Ilustración) M. Salvatierra del PSOE no se compadecen (Internacional) C. Navascués (Madrid) J A. Sentís (Nacional) M. A. Martin (Sanidad) D. Marticon las realidades sociales nez- Luján (Sociedad) R. Domínguez (Sucesos) V. Zabala (Toros) E. Yebra (Vida Social) españolas: lo cual no quiere Director General de Prensa Española, S. A. decir que su actual mayoría JUAN MANUEL GONZALEZ- UBEDA deba considerarse artificial, Producción: S. Barreno. Personal: C. Conde. Financiero: I. Laguna. P. Datos: V. Peña. R. Extersino que seguramente reprenas: J. Saiz. Comercial y Distribución: Enrique Gil- Casares. Publicidad: L. Escolar. senta un fenómeno pasajero, Teléfonos: Centralita (todos los servicios) 435 84 45. 435 60 25 y 435 31 00 a condición de que sus adTélex: 27682 ABCMDE. Publicidad: 435 18 90. Suscripciones: 435 02 25. Apartado 43 versarios tengan un comPrensa Española, S. A. portamiento inteligente. L ABC a