Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Le pont de Trinquetaille (1888) óleo de Vincent van Gogh, que será puesto a la puja en Christie s (Londres) el próximo día 29; a la derecha, -abajo, esbozadelmismo cuadradibujado por el pintor en carta a su hermano Theo del t 3 de- octubre de 1888 Mercado del arte Próxima subasta de otra obra maestra de VanGogh Christie s- Londres espera obtener más de ocho millones de libras por Le pont de Trinquetaille L próximo día 29 del presente mes de junio Christie s pondrá a la puja, en Londres, otra obra maestra de Vincent van Gogh: Le pont de Trinquetaille pintada en Arles en octubre de 1888, coetánea de la famosa serie de Girasoles integrada por siete lienzos, de la que un ejemplar totalizó en la misma sala de Chrislie s, en marzo último, la fantástica suma de 24,75 millones de libras (5.049 millones de pesetas a la sazón) récord mundial absoluto por una obra de arte vendida en subasta. Christie s no ha dado la estimación de Le pont de Trinquetaille pero abriga la esperanza de que este lienzo quede en el segundo lugar del palmares internacional, por encima de La rué Mosnier aux paveurs de Edouard Manet, vendido, asimismo, en Christie sLondres, en diciembre de 1986, por 7,7 millones de libras (1.469 millones de pesetas de entonces) Le pont de Trinquetaille (73 x 92 cm. es una de las numerosas obras que Van Gogh no firmó ni fechó, pero está superdocumentada. Se conoce la identidad de cuantos la poseyeron, desde que llegó a manos de Tneo van Gogh, hermano menor y mecenas del pintor, en París, en mayo de 1889, enviada, con otras, desde Arles; las que se pagaron por ella en las sucesivas transmisiones; los numerosos museos y exposiciones en los que ha sido exhibida, y la copiosísima bibliografía en la que JUEVES 18- 6- 87 E aparece comentada y reproducida. El primer documento escrito y gráfico es autógrafo de Vincent, quien en carta a Theo del 13 de octubre, en la que describe las pinturas que en aquel momento tiene entre manos, dice: Después otras dos telas de 30, el Puente de Trinquetaille y otro puente; el ferrocarril pasa sobre la calle. Esta tela se asemeja un poco, como colorido, a un Bosboom. En fin, el Puente de Trinquetaille con todos esos escalones es una tela hecha en una mañana gris; las piedras, el asfalto, el empedrado, son grises; el cielo, de un azul pálido; figuras menudas y co- loreadas; un árbol enclenque de follaje amarillo. Así pues, dos telas de tonos grises y quebrados y dos telas muy descoloridas. Perdona estos croquis tan malos; estoy obsesionado con la pintura de esta diligencia de Tarascón y veo que no tengo la cabeza para dibujar... Los mencionados croquis de ambos cuadros, Puente del ferrocarril y Puente de Trinquetaille dibujados a tinta con pluma en la propia carta a Theo, se reproducen sobre estas líneas. El puente que nos interesa ahora, captado por el pintor desde la orilla de Arles, comunica o comunicaba la ciudad, sobre el Ródano, con el suburbio de Trinquetaille. Ciertamente, Le pont de Trinquetaílle realizado a gran pasta, fruto de una sola sesión, es un concierto de grises azulados, amarillentos y verdosos, realzados con resolutivo dibujo a pincel en azul y negro. Destacan en el conjunto vigorosas manchas de amarillo puro en el personaje situado en la cima de la escalera y en la forma cilindrica del segundo término, hacia la derecha, que puede ser columna publicitaria o mingitorio, y sobre esto, sueltas pinceladas de color naranja en lo que parece protección metálica del enclenque árbol en primer término. Árbol que, según la fotografía que reproducimos, ya corpulento, captada hacia 1935, fue cambiado de lugar en el lienzo para hacer más legible la composición, igual que el farol que en el cuadro se ve a la izquierda del rellano y en la foto a la derecha. Evidentemente, Le pont de Trinquetaille es una afortunada obra de la plenitud de Van Gogh, truncada antes de dos años por la trágica muerte del pintor el 29 de julio de 1890. Antes de su exposición en Londres, en vísperas de la subasta, Le pont de Trinquetaille está haciendo una gira por las salas de Christie s en Nueva York, Tokio, Hong Kong y Ginebra. Santiago ARBÓS BALLESTÉ A B C 119 Fotografía del puente de Trinquetaille, captada hacia 1935, desde el mismo punto en que Van Gogh pintó el cuadro