Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC póg. 52- TRIBUNA ABIERTA JUEVES 18- 6- 87 plaza de las Islas. Quien tradujo la cartela poco sabía del arte de poner nombres y mucho menos del de respetar la Historia. Porque Main Plaza poco significa. El relato comienza lejos, cuando en 1691 vinieron los primeros españoles y, después, se sintió el amago de la penetración francesa: se cernía el peligro sobre la Nueva España y Felipe V ordenó la colonización del territorio. El siglo XVIII es un hermoso testimonio de la expansión espartóla: aún tenía espíritu para proyectarse en el Nuevo Mundo, por más que las desdichas de Carlos II nos hubieran dejado sin fuerzas. Pero había hombres con fe y con fe siguieron latiendo los lejanos corazones. Don Martín de Alarcón trajo cincuenta soldados que en 1718 construyeron- siempre la historia repetida- la misión y e presidio. Los indios papayas vieron atónitos la llegada de aquellos hombres extraños y colaboraron con ellos. La ciudad que iba a nacer se llamaría Béjar. Y ya estamos de nuevo en la plaza de las Islas. Era el año de gracia de 1722: se mejoró la construcción, se completaron los muros, se levantaron acuartelamientos y, con adobes, se alzó una edificación decorosa para que sirviera de comandancia (pomposamente llamada luego Palacio del Gobernador Español) La vida civil se regula en 1731, cuando llegan a la ciudad 16 familias de Canarias: los nombres aún duran y nos evocan la larga travesía. Son gentes llamadas Armas, Arocha, Denis, Cabrera, Curbelo, Padrón, Travieso. El primer alcalde canario fue don Juan Leal (como este descendiente suyo que me ayuda en mis trabajos) Todo fue relativamente bien y la vida fluyó apasionadamente. Hasta un par de años después. El 19 de julio de 1793 fue un buen día- o malo, según se mire- en la plaza de armas del presidio, el capitán don Juan Antonio de L A plaza mayor de San Antonio, en Tejas, se llama Í CIRCO 01 O -Información y Venta: c ALCALÁ, 160.1o. 28028 MADRID. t. Teíf. 25619 32- 255 1719 NECESITO 2 6.000 a 20.000 m Calificación dotacional- DISTRITOS ZONA NORTE Apartado 14.286. Madrid SOLAR la cantonada de Teguise? Siento bajo mis pies todo el jable de las Islas, y (os malpaíses todos y el picón rePor Manuel ALVAR negrido. ¿Darían para Almazán leyó la ejecutoria de hidalguía que mucho en el siglo XVIII? Si esos canarios se el Rey nuestro señor les otorgaba a los colo- hubieran detenido en Puerto Rico, donde nizadores. Como siempre- y una lacra más también iban otras gentes de su tierra, hubie- para nuestros males- aquellos denodados ran sabido que todas las leguas que anidacanarios se ampararon en la ejecutoria y de- mos las llevamos encerradas en el mismo cocidieron no dar pique. Aquí las cosas se re- razón, porque las sinsolas se quedaron perdidas en el recuerdo. En Puerto viscolearon: los frailes amparaRico, las sinsolas son las a los indios que en la misión bambas o el quinto pino, algo así aprendían oficios, practicaban la como las ínsulas remotas que se lengua y ayudaban al culto. quedaron en la otra banda de la Cuentan los documentos que enmar océana. tonaban motetes a cuatro voces Y estos canarios de Tejas, que cuando la solemnidad lo requeria tan puntillosos se hicieron, se y que aprendieron pronto y bien dedicaron al noble arte de la hea domar potros y a cuidar reses, ráldica. Vieron el escudo del gopero los canarios ternes que terbernador e interpretaron así: las nes: querían indios para que traconchas es la patria remota; los bajaran, pues ellos no tenían por dragones, los peligros pasados; qué, los frailes no cedían sus el niño, América; las flores, la criaturas y se entablaban pleitos, abundancia de estas tierras; los hasta que el Rey decidió que indios, la máscara... Se había cada uno comiera de sus manos. cerrado una historia. Los canaManuel Alvar Pasó por aquí un fraile franciscade la Real Academia rios habían dejado- como en no, el padre Morfi, y dejó a estos tantos sitios, en tantas latitudesEspañola isleños un tanto malparados: que su generosidad colonizadora, el si reñidores y poco finos, que si flojos y abúlicos, mientras que los frailes valor de su esfuerzo, la dación de plantas y animales. También la fecundidad de su sancumplían con el prodigio de crear cultura y de gre. Menos de cien años después, Méjico ae salvar las almas. Apaches y comanches no hizo con la ciudad y los canarios empezaron fueron amigos, pero las gentes de mis Islas a contar poco; en 1846 se libró la bien cantapensarían que un año de viaje y un papel del da (o bien filmada) batalla del Álamo. La porRey bien les libraba de labores mecánicas, y tada de la misión es bellísima; los recuerdos la historia fue la de siempre: buscar el menor de la guerra, de un gusto detestable e indigesfuerzo. Trajeron vacas, las soltaban y lasnamente mercantiles; San Antonio en nada recogían cuando habían criado. Al fin y al recuerda a una ciudad de las Islas; tampoco cabo éso es lo que hacían por su Fuerteven- su modalidad lingüística, que dejó paso a lo tura o su Lanzarote: marcar los chivos, soltar que son usos de Coahuila. Tan poco tiempo a las cabras y un año después recogerlas y todo se encamina hacia las oscuras moracon cabritos y todo, si es que los guirres no das de la noche. Queda sólo el recuerdo poeJes sacaban antes los ojos y daban al traste tizado de las ínsulas ensoñadas. con la ganancia. Que aquí, en vez de cabras, se dedicaran al vaquerío no es cosa de cuenta; al fin y al cabo, por estos andurriales hay más llanadas, más pasto y más agua. No es mucho pedir que Irocaran baifas por terneras. (Cuentan los sabios locales que tanto crecieron y se multiplicaron las vacas españolas que se hicieron cimarronas; tan sueltas andaban por los matorrales que los cuernos les crecieron para abrirse trochas, y tal es el origen del ganado longhorn que hace tan CONSERVE SUS ABRIGOS DE PIEL EN propio el paisaje de esta tierra. Pero yo, como lo compro, lo vendo. Estábamos con tos canarios. Si hubieran sido dialectólogos se hubieran ocupado de darnos el testimonio de lo que hablaban. Pero ni modo. Fueron CÁMARAS FRIGORÍFICAS perdiendo poco a poco sus peculiaridades y í TODO WES 60 í EN TOM SO hoy hablan como los mejicanos, punto más o punto menos, y conservaron, eso sí, y a mu- Exija ver PERSONALMENTE dónde y cómo los cha honra, la altivez de su linaje. Trabajo en demás guardan sus píeles Le conviene hacerlo un archivo: papeles españoles por todas parAVDA. DE AMERICA, 4 tes y el ejemplar cuidado para conservar lo Tels. 256 46 58- 256 22 64 que une a las islas. Quiero creer para bien de ALCALÁ, 280- Tels. 408 1713 los primeros pobladores que fueron las gen 408 16 53 tes- grandes gentes- que hicieron historia SEHVICIO GRATUITO A DOMICILIO pequeña para que un día exista la Historia con H grande. Vinieron aquí en busca de las REH BILITE promesas del Rey y no encontraron gran SU LOCAL O VIVIENDA POR 1 3 9 9 6 PTAS. M s POR MILLÓN e cosa. Pero tampoco hay que hacerse HusioB. D. P. TELEF. 2 3 3 4 O O 2 nes: ¿cómo eran las aldeas de la villa, allá en CANARIOS EN TEJAS