Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 AJC OPINIÓN JUEVES 48- 6- 87 Panorama LOS CALVOS L A calvicie ha dejado de ser un problema. Los americanos, que lo inventan todo o incorporan descubrimientos y sabios extranjeros a su cuenta particular, han dado con un tratamiento definitivo para curar la alopecia, también llamada pelona, calvez o cafda del cabello. Existen, además, multitud de métodos alternativos, desde el rayo láser, que hoy se aplica a casi todo, hasta el transplante o implantación pelo a pelo, como quien siembra ajos. Y, por si fuera poco, queda el socorrido peluquín, que ya los ponen de maravilla, lavables, indeformables- como si fueran de t e r g a l- y no se notan en absoluto. En fin, que quien sigue siendo calvo es porque quiere. -fAhf va, fulano- decimos, viendo peludo a un antiguo mondo capilar- cómo te luce el peto! ¿Qué te han hecho? -Nada, me puse tal crema y, ¡zas! mogoHón de pelo. Eso si no resulta ser un tupé de quita y pon, con lo que, quitándoselo- y sacándose también la dentadura postiza y las lentillas- envejece de pronto veinte años, y volviéndoselo a poner queda hecho todo un pimpollo. ¿Se acuerdan de cuando ser calvo era un problema? Muchachos apenas se iban a la mili todo el día con el gorro calado hasta las cejas, y volvían pelados, con el cráneo reluciente, delicado, como las nalgas de un bebé. Entre los veinte y los treinta años era la época crítica: Y hacia los cuarenta todos perdíamos el 10 por 100 de nuestro follaje cabelluno. Y si no se nos caía el pelo se nos iba quedando blanco, albo, niveo, como se quiera, y las canas, entre otras decrepitudes, denunciaban el paso del tiempo. Hoy no; hoy parar el tiempo, otra vieja aspiración humana que aún no han alcanzado los americanos, es casi factible. Ahí está nuestra ración de crecepelo, de cirugía estética, liposucción abdominal para obviar la grasa superflua, estiramiento de la papada, de las odiosas patas de gallo y bolsas oculares u ojeras, operación de la barbilla, erección de los pechos más flaccidos, sección del cristalino para evitar la miopía, etcétera. Restauramos la fachada que es el cuerpo, alargamos los límites de la juventud a lo que antes era madurez y casi vejez, y ya tenemos el tiempo en nuestras manos. Y, al paso que vamos, pronto tomaremos unas pildoras de regeneración celular que nos mantendrán siempre lozanos, tiernos como a los quince años o nos detendremos en la edad que queramos; los diecisiete, por ejemplo, cuando éramos niños y queríamos ser hombres; los diecinueve, cuando ya podíamos lucir una espléndida barba a lo Mío Cid Campeador; los treinta, cuando estrenábamos hombría de bien. Tomaremos algunas lecciones de filosofía e intelectualidad, vestiremos un poco a lo progre o a lo yuppie y ya todos seremos inmortales, ya no podrá decirse aquello tan manido de que dentro de cien años todos calvos. Pau FANER Contraventana LA DUDAS METÓDICAS DEL CDS estas alturas del partido, cualquiera que se vea con escaño asegurado está en condiciones de declarar su voluntad de integración. Una corriente de voluntades al servicio de la gobernabilidad barre el mapa municipal y autonómico, allá donde la mayoría absoluta no existe. El antecedente de la mayoría minoritaria anda difuso desde que se instaló la mayoría aplastante bajo el apellido socíalcomunista que tanto alteraba el compás de la serenidad del profesor Tierno. Con el nombre de mayoría aplastante se conoce la arrogancia y el rodillo, la voluntad política que dieron en llamar al desgobierno municipal y espeso de los últimos tiempos. Sucede que las provincias han empezado a negociar con prisas. De unos rincones llegan noticias del entendimiento entre AP y CDS. De otros anuncian la posibilidad de lograr un acuerdo entre PSOE y CDS. Cada lugar tiene su situación especial y su estrategia. Los votos obtenidos pueden servir para situar el arranque de la discusión, aunque de siempre han existido credenciales de cotización más alta. De niños, el cromo repe estaba por los suelos, en tanto existían ejemplares raros, difíciles, de alto valor. La gota que colma el vaso de agua siempre es la más importante, porque desencadena un desenlace. Los escaños del CDS, para que nos entendamos, A tienen el precio más alto porque, según se muevan en un sentido u en otro, cambian el panorama político y- l o que es más importante para todos- -la fórmula de gestionar Ayuntamientos y Comunidades Autónomas. Tener la fuerza de la decisión, por otra parte, aunque pueda parecer un privilegió no termina siéndolo del todo... También la manera en que se use esa credencial de arbitro se refleja en próximas elecciones, no se olvide. El PCE de Santiago Carrillo puso a sus concejales a precio de estraperto y mire usted cómo acabó. Las dudas metódicas del CDS, por lo tanto, están más que justificadas. Se juega mucho presente y bastante más futuro. En medio del barullo con tantos frentes, Madrid- y concretamente el gobierno de la Casa de la Villa- se señala como punto clave. Hasta el PSOE, que arrinconó los escaños más votados de UCD en 1979, está dispuesto a sacrificarse ahora con propuesta más democrática... Resulta conmovedor. Para los dirigentes del CDS no hay ¡por simplificarlo, más que dos caminos a elegir. Porque pactar con Tamames sería absurdo, además de no conseguirse con ello ni rascar bola ni sacar tajada. Todo se reduce, pues, a consentir el gobierno del PSGE o no consentir el gobierno del PSOE. Así de sencillo. En el primer caso, la doble vertiente se matiza en una abstención o en un pacto con Barranco. Y dentro de este último supuesto, cabe considerar si exige con el peso tremendo de sus ocho concejales el sillón principar para Rodríguez Sahagún. El otro camino del CDS tiene también dos modos de negociar: Alvarez del Manzano, que multiplica sus escaños por dos y medio, o la candidatura propia para empezar a hablar... Se comprende que la duda sea tremenda. Aquí el equilibrio y la rentabilidad consiste en no perder la coherencia. No hay que olvidar que a la larga los votos terminan por arrimarse a aquellos que mejor carrera general realizan. Luis PRADOS DE LA PLAZA ¡Móntatelo tú mismo! Muebles actuales y cosas locas. CENTRO DE DISEÑO dePermanent San Bernardo. 118. 28015 Madrid. Tel. 593 29 70 593 30 00 593 30 25.