Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 18- 6- 87- OPINION -ABC, pág 19 VARGAS LLOSA EN VALENCIA EL CASO DEL SEÑOR ESTEFANI ARIO V a r g a s Llosa acaba de dar en Valencia una nueva lección de libertad. En la línea de su histórica polémica con el escritor alemán Günter Grass, el gran novelista peruano ha vuelto a afirmar la condición no parcelable de la libertad. Los mitos de la revolución se han derrumbado bajo el peso de su ineficacia social y de su incompatibilidad con los derechos humanos. También se ha derrumbado el mito de la libertad del escritor en las sociedades totalitarias de signo soviético. Vargas Llosa ha recordado el estatuto de ambig ü e d a d que define a la creación literaria y ha señalado la distinción entre la verdad artística que es una verdad poética, profunda, y la verdad histórica. La creación artística tiende a definir grandes categorías, arquetipos y por naturaleza no puede nunca confundirse con el discurso de la historia. En las sociedades libres, esa distinción funciona plenamente; en las sociedades cerradas, por el contrario, desaparece: el poder se arroga incluso el derecho a gobernar sobre la fantasía de los hombres. El escritor queda reducido a la condición de escriba que cante las glorias del tirano de turno. Las conclusiones son claras: el escritor, que lo sea auténticamente, no puede en modo alguno subordinarse a los gobiernos que irrumplen en el ámbito creador y lo desnaturalizan. Y como recordaba recientemente Octavio Paz, todas las libertades son solidarias: la libertad de expresión y pensamiento no puede separarse de la libertad política, social, económica, eczétera. Es en este sentido como ha de entenderse la intervención del mismo Mario Vargas Llosa en una de las mesas del Congreso, cuando no tuvo inconveniente en denunciar que en Hispanoamérica el estalinismo aún existe: el fidelismo es su forma actual, y los intelectuales europeos no siempre se dan cuenta o miran en otras direcciones En Europa hay intelectuales que creen bueno para América lo que consideran malo para el Viejo Continente, esto es, la eliminación del régimen de libertades. Pero como ha dicho Vargas Llosa en la misma línea de OetaviCKPaz, tal dualidad de pla teajínientos resulta M ON Javier González Es- por Madrid, contra el critetéfani, miembro del rio de sectores diversos, enPDP, es el candidato que re- tre ellos el de este periódico, glamentariamente debe sus- que consideraban poco favotituir a don Manuel Fraga rable a la estabilidad nacional la división del electorado en el Congreso. Don Manuel Fraga deja su de centroderecha. escaño de la Carrera de San Como candidato del PDP, Jerónimo para ocupar otro el señor Estéfani acaba de en Estrasburgo. Al quedar, obtener en las elecciones vacante, el puesto del señor municipales de la ciudad de Fraga en el Congreso queda Madrid 3.727 votos. Hay automáticamente ocupado una diferencia cegadora enpor el primer candidato de tre una cifra y la otra. Porla lista que no llegó a ser que el candidato elegido en elegido. De acuerdo con lo último lugar en la lista, bloanterior, el señor Fraga, queada de Coalición Popular que, como cabeza de lista, consiguió 70.045 votos de obtuvo 823.988 votos en Ma- asistencia, una vez realizadrid, será sustituido por el das las operaciones divisoseñor González Estéfani, rias de matemáticas impuesEl señor Estéfani es un tas por la regla de Hondt: profesional respetable, que Es decir, que disponiendo de pasó del mundo empresarial un capital actual de papelea la política, al integrarse tas en las urnas inferior en el democristiano PDP. La casi veinte veces al que repasada primavera decidió clamaba la elección general presentarse a las elecciones en 1986, el señor Estéfani municipales como candidato se incorpora a un escaño que sólo el pacto electoral cumplido entre su formación y Alianza Popular (después roto por el PDP) le permite obtener ahora. ON Enrique Tierno no obtuvo la Alcaldía de Madrid Es cierto, y nadie puede por ser el candidato que consiguiera la mayor votación: necesitó una votación del nuevo Ayuntamiento electo hacer la menor objeción legal, que el señor Estéfani en la cual se benefició de los votos de los concejales comullega al Congreso en condinistas. De acuerdo con este precedente, ahora podría perciones de impecable legalider don Juan Barranco la Alcaldía si, por ejemplo, llegasen a un acuerdo AP y el CDS. Pero con independencia de esta dad. La Constitución descarhipótesis, lo que no se puede decir, y menos con acento de ta el mandato imperativo y amenaza, es que si Barranco perdiera la Alcaldía el pueblo el reglamento electoral estade Madrid se echaría a la calle Es conminación muy poco blece que la sustitución de democrática. No porque la democracia excluya la manifes- un diputado elegido en una tación espontánea popular, sino porque incluye, sobre lista se cubra por el primero todo, el acatamiento de los resultados electorales. Y en este de los no elegidos. Pero más allá de los reglaplano el mayor respaldo del pueblo de Madrid. a don Juan mentos, el señor Estéfani ha Barranco se debió producir en las urnas: arrasar estos prinde hacer frente a un dilema cipios, incitar a pronunciamientos masivos, suena más a moral: sólo podrá aceptar manipulación totalitaria que a limpio juego democrático; Si ese escaño cuando su partiel señor Barranco se mantiene en la Alcaldía, lo hará condo haya formulado una preforme a los resultados electorales. Y no deberá ocurrir que via declaración formal, com- r la decisión quede en manos dé masas lanzadas a la calle. prometiéndose a votar en el Congreso con los partidos de Coalición Popular, pues tal es el mandato expreso Presidente- Editor que la lista votada recibió de GUILLERMO LUCA DE TENA las urnas en 1986. Con los Director textos legales nadie tiene deLUIS MARÍA ANSON recho a pedir que el señor Director de ABC de Sevilla Subdirectores Estéfani renuncie a su escaFrancisco Giménez- Alemáfti Darío Valcárcel. Joaquín Vila, José Jaño. Pero sí puede reclamárvaloyes, Manuel Adrio. Joaquín Amado Subdirector: Antonio Burgos sele que lo acepte en las conJefes de Redacción: J. A. -Gundm (Continuidad) J C. Ázcue (Internacional) B. Berasátegui (ABC literario) A. diciones que determinó la Fernández (Economía) J. I. G. Gaizón (Cultura) A. A. González (Continuidad) R. Gutiérrez (Continuidad) L Lz Nicolás (Reportajes) C. Marioona (Continuklad) J L Martin Descalzo (Sociedad) J. Olmo (Edición) L 1. Parada voluntad popular. Un año (Suplementos Económicos) L Prados de ia Plaza (Cominudad) C. Prat (OominicaJ) Santiago Casteto (Colaboracicoes) después de aquella elección, S e c c i o n e s J Rubio (Arte) J M Fdez. -Rua (Ciencta) A. Garrido y J Espejo (Confección) J. C. Diez (Deportes) A. Yáñez lEdicion Aérea) J Badia (Educación) E. H. Marchante (Esel día 10 de este mes de jupectáculos) J Pato (Gráfica) M. A. Flores (Huecograbado) F. Rubio (Ilustración) M. Salvatierra nio, el electorado sé pronun (Internacional) C. Navascués (Madrid) J A. Sentís (Nacional) M A. Martin (Sanidad) D. Martinez- Luján (Sociedad) R Domínguez (Sucesos) V. Zabala (Toros) E. Yebra (Vida Social) ciaba tajantemente contra la división del voto dé centro y Director General de Prensa Española, S. A. de derecha, con un resultaJUAN MANUEL GONZALEZ- UBEDA do exiguo para la candidatuProducción: S. Barreno. Personal: C. Conde. Financiero: I. Laguna. P. Datos: V. Peña. H. Externas: J. Saiz. Comercial y Distribución: Enrique GH- Ca. sares. Publicidad: L Escolar. ra madrileña del PDP, El juego limpio es inseparable Teléfonos: Centralita (todos 109 servicios) 43584 45. 435 80.25 y 435 31 00 Tele 27682 ABCMDE. Publicidad: 435 18 90. Suscripciones: 4350225. Apartado 43 de las urnas y el señor Estéfani no tiene derecho a olviPrensa Españolar S. A. insostenible. Hoy, la apuesta del intelectual rigurosamente progresista lo es por la libertad en todos los lugares y a todos los niveles: político, económico, social, artístico. La libertad es siempre fecunda. Los Gobiernos, por supuesto, habrán de estar al servicio de las mayorías electorales. Más la escisión entre libertad y justicia ha concluido de una vez para siempre. Aceptarla representa una forma inadmisible de ceguera intelectual, que solo beneficiaría en América á las oligarquías reaccionarias o las organizaciones pro soviéticas. Al pronunciarse en estos términos, Mario Vargas Llosa hace frente a la sempiterna acusación de servir intereses re trógados. Pero como él ha afirmado en numerosas ocasiones, este es un modo esp e c i a l m e n t e odiosos de chantaje intelecutal. D LENGUAJE TOTALITARIO D ABC a