Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Sobre estas líneas, a la izquierda, José Mario Armero, Ramón Trías Fargas y Felipe Armesto (Augusto Assía) A la derecha, Reginald Bartholomew, Antonio Fontán, José Luis Yuste, Juan Herrera, Rafael Pérez Escolar, Carmen Luca de Tena y del Toro, Eduardo Rojas, Juan Manuel Fanjul y la señora de Vega de Seoane. Debajo, a la izquierda, Juan Manuel Fanjul y Soledad Becerril. En el centro, José María Cuevas conversa con José Joaquín Ysasi- Ysasmendi, y a la derecha, Blanca Berasátegui y Luis del Olmo nacionales. Y filmes tan significativos y populares como La niña de Juto Juguetes rotos Adiós, cigüeña, adiós To er mundo e güeno... hasta esta última, titulada Sufre, mamón que ha hecho con su hijo David. Sus dibujos han aparecido en casi todas las revistas españolas y aquí le tenemos hoy, más contento que un San Luis con su flamante premio Mingóte Si le preguntáis os dirá que tiene sus amigos y sus enemigos. No es verdad. Sabe bien- y por eso lo dice- que su público lo quiere tanto como a Lola Flores Y es que Manolo Summers no sólo nació en Sevilla y dibuja magistralmente, sino que es un hombre extraordinariamente bueno. Enhorabuena a todos y mi gratitud a los miembros del Jurado. Sólo me resta subrayar, como colofón, algo que aparece en el prólogo del libro Los premios de ABC Dice así: Los premios de ABC, periodismo de escritores, vienen contando, de un modo u otro, lo que pasa en la calle. Pero la calle suele ser España. O es España, al menos, donde cuentan lo que pasa en la calle ajena. Es natural, entonces, que en ellos- e n cada uno y en su secuencia- estén latentes y hasta expresos, los plazos de España. Que si por una parte han contribuido a cuajar determinadas circunstancias españolas, han paJUEVES 18- 6- 87 gado, por otra, su tributo a las menos propicias. Al cabo, no deja de ser esto lo propio del periodismo. Lo que rigurosamente fue escrito para un día tiene que acabar, con toda lógica, haciendo la historia. Muchas gracias. Discurso de Horacio Sáenz Guerrero A continuación, Horacio Sáenz Guerrero, premio Mariano de Cavia pronunció las siguientes palabras: Señoras y señores, queridos amigos, como dijo no sé quién, más amigos que señores: He pensado mucho cómo debía comportarme a la hora de manifestar mi gratitud por el premio que me ha sido concedido y he llegado a la conclusión de que estoy entre amigos y que lo mejor es manifestarme de una manera natural, como pienso. Y así lo hago. A mí me pasa un poco aquello de que, a estas alturas de mi vida, pesan más las velas que el pastel. Recuerdo ahora la primera vez que, hace muchos años, entré en la Casa de ABC. Fue de la mano de Miguel Pérez Ferrero, que me presentó a Luis Calvo. Estoy hablando, claro, del Pleistoceno superior. Pasó el tiempo y entré a trabajar en una casa muy parecida a la de ABC, la de La Vanguardia también creada por una familia procer, la familia Godo. Allí me hice profesionalmente, aunque manteniendo siempre vínculos entrañables con la familia Luca de Tena. Les ruego que se pongan en mi lugar. Entré en el periodismo en una época dura, y llegado un momento, me fue encomendada una misión a la que me consagré por entero, lo que me exigió dejar de escribir, porque creo que dirigir un periódico es como dirigir una gran empresa. He empezado a escribir con firma cuando dejé de dirigir La Vanguardia porque ahora lo que sucede es que me siento en alguna medida libre como no se puede sentir un director, que debe pensar en la empresa que tiene detrás. Y así, me encuentro con este premio Cavia Cuando nací, el Cavia lo obtuvo Wenceslao Fernández Flórez, uno de mis autores más admirados. Gran parte de mi vida la he dedicado a la lectura y la gran alimentación de mi espíritu ha sido la literatura española de los últimos cincuenta o sesenta años, cuando se produce un fenómeno de honda significación: los escritores comienzan 3 publicar en los periódicos, lo que nunca antes había sucedido si exceptuamos el caso de Larra. Sucede así que los lectores entran en contacto con los literatos por medio de la Prensa. Hay una historia de la literatura es- pañola que se tiene que escribir a través de los periódicos, y de una manera muy importante a través de ABC y también de La Vanguardia que encarnan una tradición literaria seria, consecuente y de gran firmeza. La mayor justificación de mi vida ha sido trabajar en un periódico que amo profundamente. Otra la tengo hoy, al recibir un galardón que nunca soñé que iba a obtener, el Mariano de Cavia Señoras y señores, les ruego que hagan un esfuerzo por comprenderme. Estoy muy emocionado. Muchas gracias. Discurso de Francisco Pérez Caramés Tras las palabras de Horacio Sáenz Guerrero, Francisco Pérez Caramés, premio Luca de Tena pronunció el siguiente discurso: Excelentísimos señores, señoras y señores: Villafranca del Bierzo, de donde vengo, es villa importante en la que nunca sucede nada, nada que altere la paz. Al forastero, sin embargo, le parecerá que sus habitantes son los intérpretes de una ópera que no tiene fin, aun cuando el villafranquino no mueva ni las pestañas por lo que ve a su alrededor. Vayamos a la colegiata a oír la misa dominical. El coro de San VaABC 11