Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SÁBADO 13- 6- 87 i SUCESOS A B C 49 Asturias Siete muertos al estrellarse un helicóptero que buscaba al niño perdido Una de las víctimas, jefe de Protección Civil del Principado Oviedo. Faustino F. Alvarez Siete personas perecieron sobre las tres y media de la tarde de ayer entre los lagos Enol y La Ercina, en el Parque Nacional de la montaña de Covadonga, al sufrir un accidente uno de los helicópteros que participaban en la operación de búsqueda del niño Germán Quintana, desaparecido desde el pasado domingo en los Picos de Europa cuando realizaba una excursión con otros compañeros y profesores de un colegio ovetense. En el helicóptero, contratado por la Policía autónorna vasca y que había sido desplazado a Asturias el pasado miércoles para participar en las tareas de búsqueda del muchacho perdido, viajaban siete personas que perdieron la vida. Eran el piloto, Juan Carlos González Tarralera, y el copiloto, José Ramón Renovales (ambos contratados por la Consejería de Interior del Gobierno autónomo vasco, y el último de ellos, hijo del senador del PNV Carmelo Renovales) los miembros del grupo de perros de salvamento del País Vasco Lourdes Verdes, José Zabala, Javier Gallastegui y Luis Ángel Díaz, y el responsable de Protec- ción Civil de la Consejería de Administración Territorial Interior del Principado de Asturias y director del Instituto Heráclito, Corsino Suárez Miranda. Según las informaciones recabadas hasta el momento, parece ser que el aparato rozó en su vuelo, antes de estrellarse, una de las colinas que hay junto al lago de Enol. El piloto ño pudo entonces dominarlo y se produjo el choque contra el suelo en la carretera de acceso a los lagos de Covadonga. En cuanto se conoció el suceso, diversas fuerzas de rescate acudieron al lugar del accidente, a doce kilómetros del Real Sitio de Covadonga, y por el que se accede a través de una carretera muy pendiente. Según pudo saber ABC, el helicóptero transportaba a cuatro perros adiestrados para el rescate en montaña, que eran utilizados en el intento de localización del muchacho perdido. Las distintas pistas y rumores, en muchas ocasiones contradictorias, sobre el paradero de este muchacho, habían desconcertado a los equipos de rescate, al tiempo que aumentaban las esperanzas de los padres del niño. Tres datos habían avivado las esperanzas de localizar al niño en las últimas horas: el testimonio de dos vecinos de Llanos de Con, que manifestaron haber encontrado al muchacho con vida en las cercanías de una cabana; las huellas localizadas y que, según los padres, pertenecían al calzado del niño, y el lecho de arbustos y forrajes existentes en una cabana de! lugar, que se cree que ha sido utilizado por alguien para dormir. Las tres pistas, sin embargo, fueron desechadas, puesto que los vecinos que habían dicho ver al niño no se ratificaron en la afirmación ante sus fotografías. Surgió entonces alguna confusión sobre el relieve de la suela del calzado del pequeño y, por último, el lecho en que se pensaba podía haber pernoctado Germán Quintana no constituyó un objetivo claro para los perros rastreadores. haberlo visto en los alrededores del refugio de la Vega de Enol, cerca del lugar donde se encontraba el autobús del colegio Loyola. Se sabe que ayer, ducirse el accidente, Germán Quintana se donde desapareció el cibir noticias sobre su en el momento de prola familia del pequeño encontraba en el lugar niño, a la espera de reparadero. HELICÓPTERO ACCIDENTADO El helicóptero cayó a tierra, al parecer, a causa de la espesa niebla, las dificultades de visibilidad y las turbulencias que se registraban en esta zona, en la que otros rescates habían sido dificultados por estas mismas condiciones adversas. Momentos antes del despegue, guardias civiles y policías autónomos vascos echaron a suerte quiénes regresarían en el helicóptero y quiénes lo harían por carretera. El presidente en funciones del Gobierno autónomo asturiano, Pedro de Silva, y el delegado del Gobierno en la Comunidad, Obdulio Fernández, acudieron al lugar del suceso. También estuvieron allí presentes numerosos miembros de las fuerzas de rescate y montañeros que colaboraban en las operaciones de búsqueda de Germán Quintana Blanco. El helicóptero, totalmente destrozado, se encontraba al lado de la carretera que une los lagos Enol y La Ercina, y los restos humanos estaban carbonizados en sus puestos dentro del aparato, excepto uno de ellos, que había salido despedido. La carretera fue cortada al tráfico por la Guardia Civil al haberse producido un incendio tras el accidente, ante el temor de que hiciesen explosión los depósitos de carburante, que contenían cuatrocientos litros de queroseno. El fuego fue sofocado por equipos de bomberos de las localidades próximas, tras lo cual se procedió al rescate de los restos mortales de las víctimas. La razón por la que se pidió ayuda de este helicóptero, contratado por el Gobierno Vasco a la empresa Tavasa, estriba en que el aparato alquilado durante un año por el Principado de Asturias, excesivamente pesado para el vuelo sobre montaña, es poco operativo en estas tareas y se consideraba insuficiente el hecho de que un único helicóptero participara en la búsqueda de Germán. El suceso produjo una gran consternación en la sociedad asturiana, puesto que era una tragedia importante en sí misma y que se sumaba al clima de inquietud psicológica suscitado tras la desaparición del escolar ovetense. Corsino Suárez Miranda, la única víctima asturiana, era una persona muy querida en su tierra Un grupo de reclusos amotinados secuestran al director de la cárcel de Burgos Burgos. Inmaculada Pascual Un grupo de cinco reclusos de la cárcel provincial de Burgos secuestraron a las ocho de la tarde de ayer al director, al subdirector y ai telefonista del centro, según informó el Gobierno Civil de esta localidad. Todas las hipótesis apuntan a que el motín comenzó como consecuencia de un intento de evasión, abortado por la Guardia Civil. Los cinco reclusos habían previsto un plan de fuga que consistía en el secuestro del encargado del taller de bolsos instalado en la prisión para utilizar su furgoneta como medio de evasión. Durante la maniobra los presos secuestraron asimismo, a punta de cuchillo, al director de la prisión, Maríiniano Martín y al subdirector del centro, Femado López. Los amotinados, que han sido identificados como Juan Carlos Caamaño Alfageme, de veinticinco años; Juan Antonio Parra Blázquez, de veintisiete, que ya se había fugado anteriormente del penal; Francisco Talavera Merino, de treinta y tres; Sebastián Payas Centella, de treinta y nueve, y Manuel Polvillo Guerrero, de veinticinco, se disponían a subir a la furgoneta cuando el encargado logró escapar y alertó a la Guardia Civil, que cerró las puertas de la cárcel. Los presos, al ver frustrada la fuga, se refugiaron en un pabellón administrativo, donde retuvieron también a! funcionario que trabajaba en ía oficina. Desde allí han exigido que les sean facilitados un land- rover para escapar a cambio de la vida de sus rehenes. Comentarios recogidos en las inmediaciones de la cárcel coincidían en manifestar que el telefonista se encontraba muy nerviosos, por lo que se había pedido a los secuestradores que le pusieron en libertad. Al cierre de esta edición, la situación continuaba igual. Por otra parte, un recluso del penal de El Dueso en Cantabria resultó muerto y otros dos heridos durante una partida de dominó mantenida con otros reclusos, porque al parecer uno hacía trampas Espesa niebla La última pista en que se sustentaba la esperanza de hallar al niño era la aportada por un montañero de Arriondas, que manifestó