Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
GENTE V v Cuentos Chinos a la sombra Le un pino l estos chicos de al lado, la I diosa de la música les hizo hace un año un mohín cómplice. Ellos estaban a lo suyo, jugueteaban de cuando en cuando con ella, como un mata- tiempo, sin tomársela demasiado en serio. Allí, en su pueblo de Castellón, al calor de los amigos y las litronas montaban sus ensayos cuando el cuerpo se lo pedía. Una vez que los acordes np chirriaban demasiado, se dejaban caer en cualquier festejo y a cambio de copas y pitanza, Cuentos Chinos entretenía la velada. Con! este saludable trueque y los ratos dedicados a los estudios se deslizaba su vida sin más complicaciones. Un bendito o maldito día, según i se contemple, la Diputación de Castellón convoca un concurso para los delirantes del pop- rock Algún fan traidor les incluye en la lista y a Cuentos Chinos no le queda otro remedio que pulir las tres canciones exigidas. Después de la refriega se encuentran aupados en el podium. Se desatan las locas ilusiones, y para no quedarse quietos graban unas cuantas maquetas, con destino a las casas discográficas. Pasa el tiempo y no asoma respuesta. Las ilusiones se desinflan, los ánimos aterrizan y, aún hpy, después del primer elepé, de flotar por las ondas radiofónicas y de recibir esa palmadíta en el hombro acompañada de un chicos, esto no está nada mal aún después de esto, ese reventón del primer sueño ha alcanzado el presente y un cierto escepticismo recubre sus comentarios. ¿Será Cuentos Chinos una nube de verano? ¿Uno de esos grupos que nacen, viven y mueren en aras de la locura estival? ¿O su pop gracioso y simpaticen -como ellos kp describen- en la línea fresca de Radio Futura u Hombres G sobrevivirá al calor? De la buena marcha de su álbum Debajo de un pino depende que Cuentos Chinos comience a tomarse la música en serio. A mrí m S. G. MIÉRCOLES 10- 6- 87 1 J ABC 125 ¡i i