Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 10- 6- 87 sión. Y de antemano conocía que tendría que soportar el peso de la cruz que él mismo se había echado sobre el hombro. SAN ISIDRO 1987 A B C 87 Contraste Los chavales llevaban el tirón ganado por contraste. Cinturas de junco, piernas de acero, cabelleras pobladas, la ilusión en la mirada, la sonrisa a punto. El público, lógicamente, estaba con ellos. No me gustó la novillada de Torrestrella. Sosos, flojos y carentes de temperamento tres de los bien presentados astados de Alvaro Domecq. Claro que el segunod de Litri se dejó torear y hasta fue ovacionado en el arrastre. Pero estos crios habrían lucido una barbaridad con toros muy prontos en las arrancadas, repetidores de embestidas, con reses con más poder y más brío que las de Domecq. Rafi Camino tuvo un lote imposible, pero salvó el escollo con profesionalidad de veterano, como si llevara años de alternativa. En su primero todavía se le pudo ver algún natural de los del día anterior- ¡q u é bien maneja la zurda, la de los billetes pero el sexto no se dejaba ni por uno ni por otro pitón. Era manso y no fue posible sacarle partido, pero dejó constancia de que puede ser torero, que llegue o no a la cumbre es cosa suya, mas me ratifico en lo que escribí ayer: ha mejorado una barbaridad desde la última actuación que le presencié. Litri salió hecho un león. Se peleó con el primero, que era flojo y deslucido, echando toda la carne en el asador. Le aplaudieron la buena voluntad; pero sería en el quinto en el que prodigaría una faena en la que administró perfectamente las dosis de clasicismo y las del más puro litrismo, que es lo que más espera la gente de este torero, por la huella que dejó su progenitor en las masas. Gustó una barbaridad con este novillo, aunque a ratos, con la izquierda anduviera forzadillo y hasta embarullado, ayudándose de la espada y amontonando los pases. Menos mal que ligó con más limpieza con la mano derecha. Luego las manoletinas mirando al tendido, el desplante de la casa, la locura. Si la espada llega a entrar a la primera habría salido por la puerta grande, pero el premio de una oreja le impidió traspasar el umbral de la puerta de Madrid, pero todo llegará, chaval. Antoñete en un brindis al Rey, que llegó acompañado de fa Infanta Pilar, del general Sabino Fernández Campo y Manuel del Prado y Colón de Carvajal na, echó el capote adelante y se lo trajo hasta el hombro, para cambiar levemente el viaje del animal en apretada chicuelina, a la que siguieron dos más y el remate de media verónica, liándose el toro a la cintura, media belmontina, que puso a la plaza en pie. Rafi tuvo que saludar montera en mano. Litri le dio la réplica con el capote a la espalda en tres gaoneras de escalofrío. No se puede torear con más apreturas de frente por detrás. Tras la revolera, el desplante rodilla en tierra, que parecía arrancado de una vieja tauromaquia. La plaza se caía de ovaciones. Los dos chavales se abrazaron. La suerte estaba echada: la tauromaquia de 1987 está marcada bajo el signo de la juventud, de la ilusión, de la ambición y de la esperanza. Una docena de novilleros vienen con la escoba de barrer. Es el año de la novillería, que es tanto como decir que el futuro es de la fiesta, porque serán estos chicos de hoy, y los que vienen empujando con parecido gas, quienes ocupen los puestos cimeros del escalafón dentro de no mucho. Vicente ZABALA Pelea El momento culminante de la novillada estuvo en el tercio de quites del quinto: Rafi Camino citó de frente, dejó las zapatillas clavadas en la are- 2 El Iftrazo en su impresionante versión 1987