Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ABC CULTURA MIÉRCOLES 10- 6- 87 Hoy, más que nunca, el poeta debe comprender el tiempo, y es que, a pesar de los pesares, apenas hemos avanzado El poeta transterrado defiende en Madrid la otra modernidad Tomás Segovia: El chantaje es un tic característico de la cultura francesa Madrid. Tulio H. Demicheli Tomás Segovia es una de las voces más puras de nuestra poesía contemporánea. Poesía distinta de lo que fueron las corrientes ai uso durante los años cincuenta y sesenta. Ni sujeto a las vanguardias que impusieron una forma dogmática de ver el mundo, ni a los realismos de la posguerra española, su obra ha sido, ai mismo tiempo, una crítica a las dictaduras de la ideología estética y una reivindicación de la otra modernidad. Esa otra modernidad, la de la posguerra, vanguardias clásicas- l a abstracción y el su la de la Europa humanista (que impulsaron rrealismo- porque presentí cierta deshumanialgunos poetas italianos como Ungaretti, zación del arte, no al modo orteguiano, y porQuasimodo, el olvidado Piovene y Cesare que al leer a Ungaretti tuve la certeza de que había otra modernidad. Una modernidad que Pavese) y que representaba un soplo de aire fresco en la literatura enrarecida de la se nutría de la vida y del mundo. La verdad es que no tengo miedo a la cursilería: en las tradición de nuestro siglo. Para Tomás Segograndes contradicciones muerte vida, día novia, nacido en Valencia, hijo desterrado cuanche, siempre he elegido los términos solares, do apenas contaba diez años, hay que estar a pesar de reconocerme como un poeta roen la vida y hay que estar en él mundo. Hamántico y de que, según se dice, el romantigamos, a su modo- más el del entrevistador cismo pertenezca a la noche... que el del entrevistado- un recorrido por los ciclos de su obra. Ciclos que, como en un Tiempo 2: Ei chantaje intelectual. DesTerceto, se desarrollan en tres tiempos, si no pués vino una cierta decepción. Un miniciclo los de la dialéctica, sí los de la rebeldía. antihumanista. Aquel renacimiento humanista- -que tuvo una encarnación ideológica, quizá, Tiempo 1: La otra modernidad. Al ver en la polémica sobre el socialismo de rostro las primeras películas del cine neorrealista humano, ya no le importaba a nadie y volvía italiano, a principios de los años cincuenta, a imponerse en el mundo un neocapitalismo me di cuenta de que Europa no había muerto feroz. Sin embargo, antes que caer en el rey de que renacía el humanismo, aunque, al sentimiento, en la postura del silencio, me mismo tiempo, estaba convencido de que el lancé a la batalla. Como he tenido faciiidad arte europeo, o, mejor dicho: las corrientes para el aprendizaje y para la teoría, en una mayoritarias que lo sometían, había seguido época en la que el estructuralismo, el neoforun camino equivocado. Me rebelé contra las malismo, el lacanianismo se imponían doctrinalmente como las nuevas iglesias, no quise ser víctima de lo que todavía hoy sigo considerando como el chantaje intelectual francés, y lo discutí doctrinalmente. Fui un teórico que aspiraba a destruir aquel camino cerrado, el laberinto bizantino de los ismos. Hoy ya se puede decir abiertamente: todo aquel laberinto me parece una mamada aunque, en su momento, más bien parecía una muralla. Pero, hay que decirlo, el chantaje es un tic característico de la cultura francesa... Y 3: Tiempo y valor. Parece que aquella batalla se ha ganado. Lo cual no quiere decir nada, porque hoy día el rescate del liberalismo otra vez vuelve a ser manipulado- e s claro: en Francia- hasta convertirse en el show del humanismo. Esto confirma esa tendencia de los intelectuales franceses al etnocentrismo. Creo que el tema de nuestra época es el tema del tiempo y el valor. He vuelto a escribir poesía exclusivamente, como cuando era un adolescente. Una poesía que es una afirmación del mundo y del tiempo. ¿Cómo combatir las simplificaciones si no es creando, combatiendo abiertamente con la única arma, la poesía? Hoy, más que nunca, el poeta debe comprender el tiempo, y es que, a pesar de los pesares, apenas hemos avanzado. Comprender el tiempo y su relación con los lenguajes y con los valores. La Caja de Madrid premia a sus clientes. Si es Vd. titular de una Cuenta Corriente o Libreta de Ahorro de la Caja de Madrid, participe en el sorteo de 40 magníficos coches Feugeot 205 XL. Solicite las bases en su sucursal más próxima.