Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
9 de junio de 1987 ABC ENSEÑANZA Y DEMOCRACIA Por Santiago MARTIN JIMÉNEZ El Gobierno, al aprobar la gratuidad de hecho en los centros públicos de Bachillerato, está prejuzgando injustamente que todos los alumnos del sector privado son ricos, y todos los alumnos del sector público, pobres señala en este artículo el secretario general de la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza (FERE) Santiago Martín. Ayer, el pleno del Consejo Escolar del Estado fue informado de la ley para la gratuidad de las Enseñanzas Medias en los centros públicos. La promoción de la libertad de enseñanza, del mismo modo que las otras libertades de conciencia, de expresión, de religión, de Prensa, etcétera. La promoción de la igualdad de los ciudadanos en el respeto dé su libertad y de la igualdad del derecho de todos los alumnos a la educación y de los profesores a una remuneración justa independientemente del centro, público o privado, en el que estudien o enseñen. La promoción de la fraternidad; es decir, del respeto a las particularidades propias de cada persona y de cada centro de enseñanza y de la cooperación de todas las fuerzas vivas de la educación sin querer asfixiar a quienes usan de su libertad para aportar una contribución específica a la enseñanza, por ejemplo, católica. Nótese que se habla de promover los ideales democráticos, no simplemente de respetarlos, o, lo que sería absurdo en un Estado de Derecho, de tolerarlos o de obstaculizarlos. Corresponde a los poderes públicos- dice nuestra Constitución en el artículo 9.2- promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en los que se integra sean reales y efectivas y remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social. El Gobierno, al aprobar la gratuidad de hecho de los centros públicos de Bachillerato, está prejuzgando injustamente que todos los alumnos del sector privado son ricos y todos los alumnos del sector público pobres; está penalizando a los padres que usan de su derecho a elegir el tipo de educación que prefieren para sus hijos, obligándoles a pagar dos veces la educación de sus hijos: una a través de los impuestos y otra a través de las cuotas a los colegios. Está forzando a los ciudadanos a elegir el modeto de escuela laica. ¡Qué tejos queda este dirigismo cultural de los ideales democráticos de la Comunidad Económica Europea! En la resolución Luster sobre libertad de enseñanza, aprobada por el Parlamento Europeo el 14 de marzo de 1984 por 118 votos afirmati- Núm. 143 L jueves 28 de mayo se despachó rápidamente en la Comisión de Educación del Congreso un proyecto de ley sobre gratuidad de los estudios de Bachillerato, Formación Profesional y Artes Aplicadas y Oficios Artísticos en los centros públicos No se admitió, como es. habitual, ni una sola de las enmiendas de la oposición. El Gobierno presentó el proyecto de ley para dar cumplimiento a los acuerdos a los que llegó el ministro de Educación con algunas organizaciones de estudiantes el pasado 17 de febrero, después de las huelgas y violentas manifestaciones que paralizaron durante casi tres meses la mayoría de los centros públicos de Enseñanzas Medias. E Una vez más, contra todo derecho y contra el principio de igualdad ante la ley de todos los españoles, que señala el artículo 14 de la Constitución, los alumnos de la enseñanza de iniciativa social quedan discriminados. Cuando todavía no es efectiva la gratuidad de Ja- enseñanza básica para los alumnos de los centros privados de EGB y FP 1, e) Gobierno, ignorando las prioridades de la Constitución y de los pactos internacionales que España ha firmado y ratificado, hace totalmente gratuitos de hecho, pero sólo para los alumnos de la enseñanza pública, los estudios de un nivel que, por otra parte, no se declara en sí mismo gratuito para no extender la gratuidad a los alumnos- de los centros privados. La prepotencia del PSOE, que imposibilita defender a los distintos grupos sociales sus ideas en los medios públicos de comunicación, puede presentar demagógicamente como una conquista o como una victoria de la escuela pública lo que no es sino el incumplimiento de un mandato constitucional y una discriminación de centenas y millares de españoles. Vence, imponiendo en la enseñanza sus ideas y su sectarismo por la mayoría de sus votos, pero no convence. La realidad es que está construyendo peligrosamente el Estado democrático sobre bases injustas que no tienen futuro. Nada violento durará, dice el viejo adagio latino. Este modo de gobernar no nos acerca a la Europa comunitaria, sino que nos aleja de ella. Los objetivos fundamentales de toda sociedad democrática, entendida como se entiende en los países de la Comunidad Económica Europea, se traducen en la enseñanza por: SUMARIO Profesores y alumnos denuncian la tensión en la Facultad de Políticas, acogotada por la extrerha izquierda La educación, único medio eficaz para enfrentarse al SIDA, con una acción a escala mundial Veinte mil estudiantes pueden quedar sin notas finales en el Conservatorio de Música de Madrid Ex becarios de la Fundación Humboldt afirman que la Universidad española se aleja de los países desarrollados vos, 53 negativos y 17 abstenciones, se dice: El Estado no deberá recomendar o privilegiar a las escuelas confesionales en general o a los centros de una confesión religiosa determinada, ni hacer prevalecer parecidas recomendaciones o privilegios en favor de la enseñanza no confesional (pública) El derecho a la libertad de enseñanza implica la obligación de los Estados miembros de hacer posible el ejercicio práctico de este derecho, incluso en el aspecto económico, y de conceder a los centros las subvenciones públicas necesarias para el ejercicio de su misión y el cumplimiento de sus obligaciones en condiciones iguales a las que disfrutan los correspondientes centros públicos, sin discriminación respecto a las entidades titulares, los padres, los alumnos o el personal (docente y no docente) La generalización de la gratuidad de la enseñanza secundaria para todos los ciudadanos, no sólo para una parte de ellos, está recomendada por la Declaración Universal de Derechos Humanos en el artículo 26.1 y por el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, en el artículo 13.2 b, que España ha firmado y ratificado. Asimismo, la igualdad de trato está afirmada en la Convención de la UNESCO relativa a la lucha contra la discriminación en la esfera de la enseñanza. Pero si, a nuestro juicio, es mala la acción de gobierno del PSOE en la enseñanza, resulta también desconcertante la actuación de la oposición y la poca importancia que concede a los temas educativos. Si se examinan las enmiendas presentadas al proyecto de ley que estamos comentando, se constatará que sólo dos partidos han presentado algunas que tratan de extender a los alumnos de la enseñanza privada la gratuidad en los niveles secundarios: el PDP y Convergencia i Unió. Sorprendentemente, ni AP, en su enmienda a la totalidad, ni el CDS, ni, por supuesto, Izquierda Unida se han acordado dé los alumnos de la enseñanza privada. Sin libertad de enseñanza para todos no hay democracia. Con imposiciones que violentan la conciencia de los ciudadanos y los discriminan injustamente no puede haber paz escolar. El Estado democrático que pretende construir el PSOE hace agua, al menos, por este costado. i