Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 8- 6- 87 ABC WBDQ H A B C 73 Consultori mi criterio) no hay deducciones. ¿Está Hacienda en lo cierto? Respuesta: 1. La ley de Reforma Parcial del IRPF, de 27 de diciembre de 1985, ha modificado el tratamiento de los inmuebles para el año 1986, como puede leer en un artículo incluido en estas páginas. Se entiende que todos los inmuebles urbanos que no estén arrendados, con excepción de los solares, producen una renta del 3 por 100 sobre el valor en que deberían computarse en el Impuesto sobre el Patrimonio. Es indiferente que se utilicen o no. Basta con que no estén arrendados. 2. Sigue subsistente la deducción por adquisición de vivienda, cuyas modalidades se describen en la página 37 de las Instrucciones. Más compras y ventas de pisos que son vivienda habitual Pregunta: Abusando de su probada bondad y eficiencia en este consultorio fiscal, nos atrevemos a presentarles el problema que a continuación se expone, que creemos ha de interesar a bastantes personas sujetos pasivos del IRFPF, nos dice: Amparo Caballero, casada. Madrid. Primero. En 5 de octubre (fecha escritura pública que, sin embargo, nos fue entregada debidamente registrada en enero de 1986) por cuestión de oportunidad en el precio, se compra un piso para vivienda habitual en pesetas 4.500.000, para cuya finalidad, en principio, se obtiene un préstamo con garantía personal de 5.000.000 de pesetas también en octubre de 1985. Segundo. En enero de 1986 (fecha escritura pública) se vende el piso que era vivienda habitual en pesetas 900.000 (piso adquirido en 1978 en pesetas 200.000) Nota. En octubre de 1985 se recibió señal de compra en contrato privado de pesetas 190.000 del piso de referencia. Pregunta: En el presente caso se compra primero- por cuestión de oportunidad- (1510- 85) el piso con destino a vivienda habitual y en enero de 1986 se vende el piso, que hasta ese momento era vivienda habitual, con el objeto preciso de aplicarle a la nueva vivienda, pero por condiciones subjetivas del comprador no se eleva a escritura pública hasta 1986. En estas condiciones, son de aplicación en 1986 los beneficios fiscales que para la adquisición de vivienda establece el IRPF, quedando igualmente exento de tributación el incremento patrimonial obtenido en la venta (después de actualización) de pesetas 500.000. ¿O bien por el contrario, habiéndose hecho la compra primero (octubre 1985) y la venta que se eleva a escritura pública en 1986 se pierden en 1986 los beneficios fiscales e inclusive tener que tributar por el incremento patrimonial obtenido en la venta de pesetas 500.000? Respuesta: El incremento obtenido en la enajenación de la vivienda habitual se exonera si se reinvierte el total importe de lo enajenado en la adquisición de otra vivienda habitual. No es obstáculo a ello el que primero se compre la segunda vivienda y luego se venda la inicial, siempre que la adquisición se produzca como máximo dentro de los dos años anteriores a la fecha de la enajenación. Este requisito se cumple de sobra en su caso. Es incompatible la exoneración del incremento con la deducción por vivienda, pero sólo por esa parte. Por el exceso podrá aplicar la deducción, siempre que cumpla el resto de los requisitos. Todos los pisos no arrendados producen una renta del 3 por 100 Pregunta: Poseo dos viviendas en mi ciudad de residencia. Una de ellas es la habitual; la otra está en el campo, aunque dentro del municipio- nos dice J. J. G. desde Tarragona. 1. ¿Debo hacer figurar como ingreso el 3 por 100 del importe del valor catastral de las dos viviendas, como si las habitara durante doce meses cada una, imaginando que para mí el año tiene veinticuatro meses? Por ejemplo: Primera vivienda: 3 por 100 de 2.000.000, igual a 60.000 pesetas. Segunda vivienda: 3 por 100 de 8.000.000, igual a 240.000 pesetas. Total ingresos: 300.000 pesetas. ¿O bien solamente debo hacer figurar como ingreso el 3 por 100 del valor catastral durante los meses que ocupe cada una de dichas viviendas, hasta completar entre las dos los doce meses del año? Por ejemplo: Primera vivienda: 2.000.000 3 de x 8 40.000 ptas. 12 Segunda vivienda: 8.000.000 3 de x 4 80.000 ptas. 12 Total ingresos 120.000 ptas. Aclaro a ustedes que el año pasado oí por la radio a un alto funcionario de Hacienda que la tributación de ese 3 por 100 era por meses de ocupación de cada vivienda, criterio que no veo reflejado en las normas para liquidar el año 1986. 2. Escriben ustedes a veces sobre deducción por vivienda habitual. El impreso de Renta 86 dice que por vivienda habitual (totalmente pagada en Problemas de un recién casado con el regalo de boda de la novia Miguel A. Fonseca, desde Santander nos dice: Ruego me informe, bien directamente o a través del espacio dedicado al Consultorio fiscal de los siguientes puntos: -En 1986 me casé con mujer que durante ese año tuvo unos ingresos de unas 900.000 pesias de valores mobiliarios. -Esta renta la alcanzó ese año por la transferencia a su nombre de valores como regalo de boda. Anteriormente sus acciones le producían una renta que no llegaba a las 500.000 pesetas y, por tanto, no hacía la declaración del SRTP. Mis preguntas son: 1. ¿Qué tratamiento tiene esa donación de valores en la declaración del IRTP, teniendo en cuenta que mi mujer no la había hecho nunca, que yo la hacía todos los años por mis ingresos de soltero y que nuestro matrimonio es en régimen de comunidad de bienes? 2. ¿En la declaración del Impuesto sobre el Patrimonio debo incorporar sus bienes a los míos? 3. ¿Qué tratamiento puede tener lo anterior en un régimen conyugal de separación de bienes Respuesta: 1. La adquisición de acciones por donación está sujeta al Impuesto sobre Sucesiones no al de Renta. Claro que si la transferencia se hizo a título de compra- venta no intervendrá el Impuesto sobre Sucesiones, pudiendo aparecer un problema de incremento de patrimonio no justificado. 2. En la declaración por el IE Patrimonio deben incluir los bienes y derechos de los que ambos eran titulares al 31 de diciembre, independientemente de que sean de uno u otro. 3. La existencia del régimen económico matrimonial de separación de bienes es intranscendente a efectos del IRPF y del IEP.