Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 8- 6- 87 ABC A B C 69 A serenísima República veneciana c o n s t i t u y ó por sí misma el gozne de la economía mundial a lo largo de la Edad Media, en la última etapa en que el eje del mundo comercial se situó en el Mediterráneo. A finales del siglo XV, justamente cuando éste se trasladó al Atlántico, se inició su imparable decadencia. Hoy, cuando parece que el centro económico mundial tiende a brincar al Pacífico, Venecia recordará los grandes días del pasado, porque, cuestiones añadidas aparte, nadie duda que la cumbre véneta va a centrarse, sobre todo, en el tema económico. Una característica sociopolítica tendrá esta reunión. El modelo de vida económico político que defienden los asistentes- dejemos a un lado la presencia empecinada. de Mitterrand por las complicaciones de la cohabitación, así como una Italia en plena campaña electorales perfectamente coordinable con el nombre de economía conservadora, reprivatizadora, ortodoxa y enemiga de cualquier veleidad socializadora. El Occidente va por ese camino, con todas sus consecuencias. De Tokio a Bonn, pasando por Londres y París puede matizarse algún punto de vista concreto de la política económica; pero la ideología propia del sustrato de la misma en el mundo occidental no muestra ninguna fisura apreciable. Al confrontar sus puntos de vista, los siete grandes reunidos en Venecia, van a observar, en primer término, que no se observa precisamente un incremento vivo en el ritmo de crecimiento de la economía occidental. Han existido triunfos muy marcados en la lucha contra la inflación. La banda de la austeridad como se ha llamado a los que han gobernado los aparatos financieros de estas naciones, al sumarse a los descensos en los precios de la energía, de las materias primas y de los alimentos, han conseguido triunfos bien claros. Pero no ha ocurrido lo mismo, ni mucho menos, ni en el campo del desempleo ni en el sector exterior. Por lo que se refiere al primero, he ahí las tasas de paro, marzo de 1987 sobre marzo de 1986, o abril de 1987 sobre abril de 1986, de los reunidos en la cumbre L VENECIA, DE NUEVO CUMBRE ECONÓMICA jarlos. Esto- es, conviene r e s i d e n c i a r a la b a n d a de la a u s t e r i dad Una inflación con Por Juan VELARDE FUERTES más desequilibrios exteriores parece que sería su fruto. Las escapatorias son todas maAdemás, como había señalado antes, este las. El dólar ya se ha deprimido muchísimo, mundo se debate en una crisis muy seria de con riesgos inflacionistas evidentes, y la curcomercio exterior. Tres bloques alzan sus va J de los manuales, prueba que el auge exrespectivas políticas económicas como una portador, tras una devaluación no se muestra especie de caparazones rigidísimos, de los en este caso, quizá porque los Estados Unique no pueden prescindir. Japón no sabe acdos aún no ha construido una tuar si abandona su perfecta mámáquina exportadora adecuada quina exportadora bien engrasaa estos tiempos. La alternativa, da, a la que añade un mercado esto es las medidas proteccionisinterior muy bien protegido por tas que enarbola el nuevo Consu capitalismo nacional corporatigreso demócrata, puede generar vo. Ha conseguido así una soun desbarajuste general en toda ciedad opulenta, y las reacomola economía mundial. daciones son posibles, pero distan muchísimo de ser fáciles. El bloque comunitario tampoco Los Estados Unidos, con ese se encuentra precisamente cuasi añadido en forma de una boyante. Su Política Agrícola Cocuasi unión arancelaria o área mún (PAC) lleva directamente a de libre cambio que se dibuja de un choque con los Estados Unimodo cada día más claro con dos. Su abandono, Kohl bien lo Canadá, se encuentra con un disabe y Chirac no digamos, signilema casi aterrador. Por el déficit ficaría un cambio radical en el doble del sector público y del secmapa político europeo. Su ecotor exterior, si no mantiene altos nomía industrial, tomada en su J. Velarde Fuertes los tipos de interés, dejará de reconjunto, no puede ni de lejos cibir capitales frescos. Sin ellos competir con la engendrada en no es posible mantener el penoso equilibrio acel Proyecto Transpacífico de Zbigniew Brtual de la economía norteamericana. Como eszezinski, que abarcaría el área amerjaponetos tipos de interés elevado- y si se duda, sa. La CEE, con su política proteccionista, va veamos el calvario que esto supuso para Volca verse en dificultades crecientes en el k e r- frenan la actividad económica, y son caGATT. Sobre todo, corre el riesgo de escinpaces de generar una crisis, conviene rebadirse en el bloque nórdico- Gran Brataña y Alemania occidental- capaz de aceptar bastantes puntos de vista de los Estados Unidos, y uno latino, que con alternativas falsas- m e refiero a los proyectos Eureka, Esprit y demás- -a los impresionantes mundos de la IDE y otras tecnologías de punta que progresan en el ámbito norteamericano, no les pueden hacer sombra. El citado artículo de Brzezinski y otros análisis de los que ya me he ocupado en otras ocasiones, empujan a un nuevo aislacionismo norteamericano. Gran Bretaña pretende atajarlo. Los consejos de Nigel Lawson, el canciller del Exchequer, siguen, casi al pie de la letra, recomendaciones verificadas por The Economist Trata de que los japoneses alivien sus impuestos, mejoren sus gastos en infraestructura y dejen de actuar del modo tan protector que les caracteriza. Solicitan a Estados Unidos que incrementen sus impuestos- por ejemplo, sobre la barata gasolinay que abandonen proyectos proteccionistas como el del representante Mussuri Gephard. Piden a Alemania federal que no espere a 1990 para poner en marcha sus alivios fiscales. Juntar todo esto es dificilísimo. Claro que cuando se contemplan esas maravillosas copas de cristal veneciano recargadas de azules y oros, sostenidas por peces y cisnes, da la impresión de que el intento de fabricar cada una de ellas, aún sería más arduo. Veremos si el ejemplo de la vecina isla de Murano sirve a los siete grandes como ejemplo de buena artesanía, o si, sencillamente, se trata de un conjunto de chapuceros. Países 1986 1987 Mes que se considera abril marzo abril abril abril marzo marzo Estados Unidos 7,1 Japón 2,7 Canadá 9,6 Alemania federal... 9,0 Gran Bretaña 11,5 Francia 10,3 ttalia... 14,0 6,3 2,9 9,3 8,9 10,9 11.1 14,7 Como se ve, tres empeoran- J a p ó n Francia e Italia- y los que mejoran no consiguen, ni uno solo, alcanzar por lo menos un punto porcentual de ventaja. Sencillamente, el modelo aplicado no sabe resolver el asunto del desempleo. La carta de los keynesianos a The Times entre ellos tres premios Nobel de Economía, Samuelson, Tobin y Franco Modigliani, tiene su raíz en esta impotencia. Un mundo económico bastante estancado es lo primero que se contempla reflejando en las aguas adriáticas.