Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Por Carmen FUENTES H A venido ji España por segunda ve; -í a primera fue UI 3 paseo en toohtf por Biircelonj a lado de D e r c k 3 promocionar un gel- imie, pojue dice que su vida cambió 3 los leciocho ¡IIIOSH cuando decidió lemfK el pelo. El rcíulicido ya lo conocen porque Li pequeña pantalla no lo ha oírecido en pequeñas doíi La aenie la reconoce por Ja calle V le lanzan U 5- mejoie- s piro- -jAhí los españoles... jSon maravillosos! Cuaodo hablan parecen poetas de las coias tan DOnilas que dicen, ¿Es que tos americ no no las diven? -N o en la foima en que lo hacen lo i latinos. Son difercnies- O u e r r i decir más sosos. -No son tan poeLai. -P e r o tienen más dinero v al fin y al cabo poesía, dinero eres- E s muy agradable oir eslos piropos, csras frases bonitas. Te sienies hablada. El djncro, -B u e n o p e r o usted esiará acosTumbrada, tuvo un novio iialiano durante cuaíro años- N o es lo mismo. Los españoles, repilo, son diferenies. -P e r o SI sólo lleva aquí tres días. -Los suficientes. ¿Tantas conquistas ha hecho? -N o He venido con mi novio americano, con el que llevo viviendo do años. -P e r o da laual: para estos casos los españoles no MJU cek sos. -j J a ja, ja! Oue j: raciosoi ion ustedes. -Y a ve, d clima y la comida. M ¿I dril gado ra -S I si, porque nunca h. ibia cenado tan tarde. En Estados Unidos J la. s diez de la noche, que es cuando ceniín ustedes, ya llevamos durmiendo un par de horas. P c r o a qué hora se levantan? -Yo me levjnio iodos los dla a las cinc de la mañana. Roportilv gráfico; Gonzalo Cruz B 7