Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
v Kfira s GurnüiK uuuiru ÜL- J; IS raJiugro- úñkii uc fue rciili jL la cul oinn hin st- c os o Aqik liirfc paník -Asf. la mií. ni; i iJoiui L ¿i cadui t- iiíic M ipo ji ob c el del quL- VL Jijo i iio onsjiin rccIiniídLi sohrc el m. ircn ilc d i i m u K i i En el Tts ilrij de tumhión h incUnncuin v el c n- iíi de i Cita. En luiros tEiiíJrí) i ligiiMS c ul pLU ¡l c p r i m i l i v i) A i r í p n n Aymíii l o o -o c inEegtím -D i i c h i a g, irmtJ s- -o- ic Miprimt la primera er ñ iij p j j j piniar o i r í i -E n Do -muieres s un hnmhre -d k t Müna del O r u i f n f n i i r i je cim unu MTiiciro, un niñn y un burrito snhíe un t ndo de nuniliiñiis t. io ii que ahoru híUi ile ipartíciún. En D o L u rt d r! íiiJf h í ü m i t a k Llur. t también des; iparece el pj aje iníeial, tapado piir brcieha ns ncgros e Mit he a pintar eneima, -En. líenenii- c o n e l u s e- UHJÜN las pinturas iiuie lT. m un; i MipertiGÍc m u y d i c o n i i u a llena de a ¡2 Ujeri s giieU ijue e han tiisí- Bajo L a Romería de San Isidro todavía puede apreciarse eT paisaJe inicJal, dond e se d i v i s a un puente de m. rF j e i j ¡i- JO a la dHGcba muhido en Ui re- Uiuriíaon C H 5 el Uníversidiíd A u l o n i i m i iTe M a eiiilÍMas sobre Gova en nuestro país, señaló a A l l í ue euando el p i n u i r cmjipra l ¡i O u i n i a del S o r i l o- -el- 7 J e f e b r e r a d e i S i y- puede e i n s i d e r o r e u n h o m b r e íeli -Es r i e o IJeva la vida Je un bui ues a a i b a de reunirse con la mujer ue ama y l i c en iiquclloN nem h 5 esiaha emKirazada le un i hija u a. Ln iL eoraeu n inteíal de la Onmta se Feali aría v n hiimenniie a esla mujer, düE a Lefi iidi ¡L ¿orrilla. euyu froseneia haría i.1 na al artisla de uendeLiidiis en una reninad ¡h lavenEud. o al menus en una veje unu capa de piniura. Tendríamos (ue Niiber M e tsiia re ¡dnienie (in; i linea syceNTva en fodn IOÍ- paisrijtís qui: GtíVii realice de primera mano. E- las inuíüeiies junto con oi timoiiinijenio de Li disiríhutitSn real tie lo- r ileo i en las ParcEÍL r de n Oumia, nns permiliria eoirui m i sidcuL ia. sH re- Enferniedad de Cuya Kiiyelio BueiiJúi MuÍK 7- i atií diálitci de fístoria líel A r l e de la Goya plasmó inicialmente paisajes alegres en verdes y azules: cielos, caminos y figuras de pequeño formato doradii, Crova euenia enronces sek ffiW iU destino no parece correr pnr los mismos eamintis que la ilusión de ius hombres, y a linales. de ese mismo año. el pintor sienic la arremeiida de nna entermedaií t UO hov permanece lesctin H ida para nosotros. -E l médiLii que le trati -d i c f Rogelio B i i e m i i a- no ha alejado nm ¿un informe al rcspt clo. Durante mi. ieho tiempt se pensó i ue iHidria tratjirse de sífilis, aunque hoy parece imprt bable. Lo cierlo Vs qiAe padeeííi de vénipos y desmavos. Aunque tuviera ilesde Fiiuvíio aiile p r i b k njj is de ordcra esia crisis le hiA perder ddimiivamenic d seniido i ¡i oúlo. En debita pensar que su vida eterna un verdadero jieligro tín s Piniurü? Negras iiav un senlido cspceíral y máülco. No debemos oMdar que