Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r: Tr v- r. yy- Por Antonio MAURA 1 o s íifmlihmi lf Cuijií. L m esiudici prcpai- iilorMí? paNí la c (ins L ¡dadóii de la Pinturas NcL U úi Lm I l A n iLfí f V I I I V KM I I IVI r 4 l i l i) -S i t u n m tít M r; iiido i su han lucslcí de iii! in ¡fíi- ht VA irKcrtlóvimUri: lo allíhajiis que cnnl lOb. c Tr: it ¡i: riilí: i T iiÍK 2 ríifí; i rc; ilÍ 73i Ji vt inii tfiíhiíji pri- vio piíra u L; X IISOIÍJ: ICÍI II- Lll c- ilorci nk os fuiínm ro: iliri los, cMírc o ISiy 1 22. en IÜS paredes dfl mmuv hk itimiddu ct mü l: i Quinta di l Surdo. E le tas riin de do pbiiUií; c cncoiítrahii a orillas d d Miinzaiiiucs. paludo i: l pufnlí; do Si: j! 0 Í ¿l, sinul diJ ÍCsidoncia a Goya en su añob i k tMancia i; n Miidiid, aníc- d i (riiyladiir c dcfinilivamcnií; a cumliiMs y liu iLHCilui ium- s del IraliAJ lc un c r t a d n r i; i- nijil ut- heJí a prv c ttitvw ante nnevlros njtis rai ias las niiis incfdi- nias leenicas en ti esliidin de las pieliincas. Las Piíilura Negras q u t decnraban la Quinta del Siii dci no Tueron saín Jas pic Jis niuehlrasí que t i a r l e t presión isla, sínn rundunitulalnieiiti: el g n l o la rabia d e un hombre aterroríxadci aiktt la rnuerle. L v ntuüíivos i c iJn; is f 0 U ürafí: is Icsr Matíir tii- l Ciimiiíii TíiFrec ¡ta de k v CÍL tiin; L, itah i- Fcm. indLV, que CSILIL M OI invalidas eiilro 1 ÍNII 4 y IStih i i r ol fran- lario de Cbla- fol f: nifia x- o pusc có J. i. aurtni- anic de que 1 a aus ooncluviones en un a r r k u l o Radiograría de los cuadras pinturas fueran lo aniada de l ¡i puhlicado en el iJlolctin del Musin enih; rrpts. Guva nn plasmi pareii re iauradas, í t etin reri íin co tlcl Pfiídt eiirrt pnntlitate ¡il inieialmeniv estus murales. Ll aren el Archi í Foltijirálit Rui inii s tle ma ii- ii ¿E lo de IWí. Si- tista d t Fuciidetiidifs píntd líneas Veriínicei, dependiente del Mini -guicudo esie ínínmie, podemus de harizoiUe. cielov. ianiitms v ftt ün la pinturas. tr zo de pared. seL üii se entriib. i M r lii puertíL. si; ziícaliís, maTeos de ventanas y de encontraba el reíralo d e doñy nuerlajh. se tiuttle rircoiTiIruir ani- Li ii, HM. Iia ZorrilLa v a müCio ílere I r J 1 ¡mihos l ¡JiliiN de la j IJo i ieiiis ei rn ¡eniU V III pcrn V freiilc a elU s la t Hvniís Je- La leviura- de v tDüs mujerOü v un liimihre En hn pureiles l: it ¿ralcs. ene íníraríaows Ainipiís- H Duelu a ¡rarniíazos a liL izquierda, i A nK deo- y- El Sanuí (IFleiií a la derecha- bajo las rfun enes i a hoy veiUns había otras reprerfiUationei con un prirdiiminiii m TiinalíJadcii azules. de LeíXMdii ZorrjUa y el de un personaje que dan ii bajo el iF aiurno de orani 1 u a r- u hijo- i, m 111 I H I I I I I P I I U U I rt i w i i %i i ii p i iniii W- á- r- MJC. Hl LVi HatTtHUU rtaí m 11 L del lLi ar qLie iKUpaban los mura- oLlos. en el nuiní opuesto, esia- Lugar que ocupaban AI parecer ¡as piniuísis se encontraban en la Jos alas nobles- -íalñn j comedor- de ki finea. Las radiografías realizadas antes de la restauración demuestran que el artista pintó sobre una versión anterior cnfreniadas la una a la otra, Pero no fue si. Mo el Saturno el que se sU rpLt: io a un büilaríji siou ipie é s t e fue el d e s t i n o d e la -ran ma oííii de las pinturas míe ho conoeemt s, Maria del tTarmeñ